2 minutos | Con el objetivo de proteger a las personas que tenían relación con una persona fallecida, la Seguridad Social pone a su disposición la pensión en favor de familiares. Te contamos cómo acceder a ella

La prestación económica en favor de familiares se suele conceder a aquellas personas que hayan convivido y dependido económicamente de una persona que fallece. Pero para ello es necesario reunir una serie de requisitos, tanto por parte de los beneficiarios, como del difunto.

Requisitos pensión en favor de familiares

Los beneficiarios que pueden acceder a la pensión en favor de familiares son:

  • Nietos y hermanos, huérfanos de padre y madre que en la fecha del fallecimiento sean menores de 18 años o mayores con incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, así como menores de 22 años que no tengan ingresos, o éstos no superen el 75% del salario mínimo interprofesional anual.
  • Madre y abuelas del fallecido en cualquiera de estos casos: viudas, solteras, casadas, cuyo marido sea mayor de 60 años o esté incapacitado para el trabajo, separadas judicialmente o divorciadas.
  • Padre y abuelos con 60 años o que esté incapacitado para trabajar.
  • Hijos y hermanos de algún pensionista por jubilación o incapacidad permanente, de trabajadores que en el momento del fallecimiento reunían los requisitos para poder acceder a la jubilación, de personas que tuvieran derecho a la pensión por incapacidad permanente porque su expediente estuviera pendiente de resolver o mayores de 45 años que acrediten dedicación prolongada al cuidado del fallecido.

Obligaciones

Los familiares que deseen acceder a este tipo de prestación deberán cumplir con los siguientes puntos:

  • Haber convivido y dependido económicamente de la persona fallecida durante al menos los dos años anteriores a la fecha de la muerte.
  • No tener derecho a ninguna pensión pública.
  • Carecer de cualquier medio de subsistencia.

Por su parte, el fallecido también debe reunir algunos requisitos para poder hacer viable dicha pensión:

  • Que estuviera dado de alta o en situación asimilada durante 500 días, dentro de un periodo ininterrumpido de 5 años inmediatamente anteriores a la muerte o 15 años durante toda su vida laboral.
  • En el caso de los pensionistas, no es necesario acreditar ningún tiempo cotizado. Tampoco si la muerte fue consecuencia de un accidente o enfermedad laboral.

Si se reúnen todos los requisitos para poder acceder a la pensión en favor de familiares, esta prestación se recibe de forma mensual con dos pagas extraordinarias al año, excepto en los casos de accidente y enfermedad profesional que están prorrateadas en las 12 mensualidades. En cualquier caso, siempre es recomendable contar con un Plan de Pensiones MAPFRE para, además de asegurar tu futuro, hacer frente a cualquier contingencia que se presente en la vida.