La tasa de paro cae en la eurozona y en la UE y se sitúa en el 8,7 y el 7,3 por ciento respectivamente, pero España se mantiene como el segundo país de la UE con el paro más alto, solo por detrás de Grecia. 

 

 

Según los últimos datos de la Oficina Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT), en la eurozona la tasa de paro en diciembre fue del 8,7 por ciento. Se mantuvo igual respecto a la del mes de noviembre y un punto por debajo respecto a la de diciembre del año anterior. Desde enero de 2009, no se había conseguido registrar un porcentaje tan bajo.

 

En lo que respeta a la Unión Europea, la tasa de paro de diciembre también se mantiene estable respecto a la del mes anterior, es decir, está en el 7,3 por ciento, nueve décimas por debajo de la registrada en el mismo mes del año anterior. Este índice ha conseguido alcanzar también las cuotas más bajas desde el año 2008.

 

EUROSTAT estima que en diciembre de 2017 había en la Unión Europea 17,96 millones de personas en paro, de las cuales 14,13 millones pertenecen a la eurozona. Estas cifras representan una disminución, respecto al mes anterior, de 165.000 y 134.000 personas en la UE y en la eurozona, respectivamente. En comparación con diciembre de 2016, la cifra de desempleados en la UE se redujo en algo más de dos millones de personas y algo más de un millón y medio en la eurozona.

 

Entre los Estados miembros, la tasa de paro más baja en diciembre de 2017 fue registrada en la República Checa (el 2,3 por ciento), Malta y Alemania (ambos con el 3,6 por ciento). Por el contrario, el nivel del desempleo más alto fue observado en Grecia (con el 20,7 por ciento en octubre de 2017) y España (el 16,4 por ciento).

 

Respecto al año anterior, las cifras de paro bajaron en todos los Estados miembros, excepto en Finlandia, donde permaneció estable. Las disminuciones más grandes se registraron en Grecia, Croacia, Portugal y España. En nuestro país se pasó del 18,5 al 16,4 por ciento, a pesar de lo cual nos mantenemos como el segundo país de la UE con el paro más alto, solo por detrás de Grecia.

 

La tasa de paro juvenil disminuye

 

En lo que respecta al paro juvenil –en el que se contabilizan las personas menores de 25 años–  en diciembre de 2017 estaba en paro 3,654 millones de jóvenes en la UE, de los cuales 2,574 millones pertenecían a la eurozona. Estas cifras representan una disminución del paro juvenil, respecto al mismo mes del año anterior, de 411.000 y 301.000 jóvenes  en la UE y en la eurozona, respectivamente.

 

En diciembre de 2017, el índice de paro juvenil en la UE era del 16,1 por ciento, lo que representa una disminución del 1,9 por ciento respecto al índice del mismo mes del año anterior. En la eurozona, la disminución ha sido aún mayor. El índice de diciembre de 2017 fue del 17,9 por ciento, lo que representa una disminución el 2,9 por ciento menos que el del mismo mes de 2016.

 

Por países, el desempleo juvenil en diciembre de 2017 presenta índices más bajos en la República Checa (el 4,9 por ciento), Alemania (el 6,6 por ciento) y Estonia (el 6,8 por ciento, referido a noviembre de 2017), mientras que los registros más altos se produjeron en  Grecia (el 40,8 por ciento en octubre de 2017), España (el 36,8 por ciento) e Italia (el 32,2 por ciento). En este aspecto, España es también el segundo país de la UE con más paro juvenil, precedido solo por Grecia.

 

A pesar de esta caída del paro, siempre es recomendable contratar un Plan de Pensiones MAPFRE, con las más amplias garantías y la mejor rentabilidad para disponer de un respaldo económico en el momento de la jubilación.