///Eliminación del impuesto al sol

Eliminación del impuesto al sol

5 minutos | La nueva normativa europea en materia energética incluye la supresión del llamado impuesto al sol, una medida centrada en el autoconsumo que ha sido muy controvertida desde su aprobación.

El impuesto al sol es el nombre habitual que se usa para referirse a la normativa que aplica unos costes especiales al autoconsumo energético. Desde su puesta en marcha, se ha convertido en una medida muy criticada debido a que algunas organizaciones consideran que no es lícito que haya que pagar un peaje de respaldo por permanecer conectado a la corriente cuando no se usa la red. La llegada de un nuevo gobierno a España y las nuevas decisiones tomadas desde la Unión Europea son claves para que pueda abolirse totalmente la normativa.

Qué es el impuesto al sol en España

El conocido como impuesto al sol es el nombre popular que recibe el Real Decreto 900/2015 de 9 de octubre de 2015. Esta normativa establece que aquellas personas que disponen de placas solares y realizan un autoconsumo energético deben de pagar por estar conectados a la red aunque no se haga uso de ella.

Múltiples ciudadanos y empresas ecologistas como Greenpeace han criticado el impuesto al sol debido a que lo consideran una penalización a las energías renovables. Los opositores a esta normativa consideran normal que las personas que disponen de paneles solares tengan que pagar por utilizar electricidad cuando no pueden disponer de suficiente energía por sí mismos en momentos puntuales (no siempre brilla el sol y es posible conseguir el autoabastecimiento). Sin embargo, estos colectivos reprochan que se cobre un peaje incluso cuando no se utiliza la conexión con la red. También ha levantado recriminaciones que no se pague la energía sobrante que vierten al suministro general aquellas personas que disponen de fuentes de energía alternativa y que no las guardan en una batería.

Opiniones sobre el impuesto al sol

El impuesto al sol es una medida aprobada por el anterior gobierno el cuál basó su argumentación en que era necesario la implantación de una norma que permitiera garantizar la estabilidad económica del sistema energético y evitar que la gran mayoría de las personas subvencionen el autoconsumo. Sin embargo, diversas organizaciones ecológicas o que velan por los derechos de los consumidores (como Facua) consideran que los únicos beneficiados son los balances de las grandes compañías eléctricas.

El impuesto del sol también se ha encontrado con la oposición de diversas Comunidades Autónomas. Aragón y Cataluña han recurrido el decreto ante el Tribunal Supremo mientras que Murcia ha ido más allá y ha aprobado una ley de autoconsumo propia.

En este contexto tan dispar, la llegada de un nuevo gobierno a España y los acuerdos en materia energética recientemente aprobados desde la Unión Europea han resultado cruciales para que el impuesto al sol pueda tener los días contados.

El impuesto al sol es ilegal según la Unión Europea

La nueva directiva de energías renovables para 2030 aprobada por la Unión Europea choca frontalmente con el impuesto al sol que hay en España. Además de fomentar la producción de energía limpia, este acuerdo reconoce el derecho de la ciudadanía a participar activamente produciendo, almacenando, compartiendo e incluso vendiendo energía. La legislación se muestra contraria a que se apliquen impuestos, cargas económicas o barreras administrativas al autoconsumo.

Otros objetivos planeados son que en el año 2030 el 32 por ciento de la energía producida provenga de recursos renovables. Esta cifra puede ser revisada al alza en 2023 si se considera que se producen avances tecnológicos significativos en este ámbito que permitan ser más ambiciosos. De esta manera, los países miembros disponen de un periodo para fomentar la creación de electricidad de manera ecológica. También se busca fomentar la interconexión eléctrica entre los estados de la Unión Europea hasta lograr un 15 por ciento en 2030 y alcanzar ese mismo año una tasa del 14 por ciento de energía renovable en el sector del transporte.

Casa con paneles fotovoltaicos en el tejado

Cómo afecta los nuevos planes de la Unión Europea al impuesto al sol

El acuerdo alcanzado entre los principales organismos europeos supone la derogación del impuesto al sol. Según la normativa, la ciudadanía, las empresas, cooperativas y las autoridades locales tienen derecho a poder producir y consumir su propia energía. También se establece que se pueda almacenar e incluso vender sin ninguna traba. Estas nuevas reglas entrarán en vigor en 2031 en todas las naciones que conforman la Unión Europea.

Los peajes financieros y las sanciones que aplica el impuesto al sol dejarán de ser legalmente aceptables, debido a que supondrían una oposición a una medida tomada a nivel global. Por lo tanto, el nuevo gobierno deberá de suprimir las barreras al autoconsumo aprobadas en 2015 por el anterior ejecutivo.

Sin embargo, es necesario precisar que la prohibición al impuesto al sol no es total, pues no se permitirá que sea aplicado hasta 2026 pero no se ha mencionado que no pueda aparecer ninguna tarifa especial a partir de esa fecha.

Valoraciones de la supresión del impuesto al sol

Por lo general, la derogación del impuesto al sol ha sido recogida de manera positiva. El nuevo gobierno ha sido clave para que la nueva normativa pudiera ser aprobada de manera consensuada en la Unión Europea. No se trata de la única medida que aplicará el ejecutivo entrante en materia energética, pues también busca minimizar el número de vehículos que tengan un motor diesel.

Las organizaciones de consumidores, las cooperativas y las instituciones ecológicas han mostrado su entusiasmo con la eliminación del impuesto al sol y el fomento al autoconsumo. Sin embargo, consideran que aún hay mucho camino por hacer. Las demandas de estos colectivos se centran en que se acelere la tramitación del apoyo al autoconsumo y que se plasmen metas más ambiciosas a la hora de disminuir la dependencia energética de los combustibles fósiles.

El impuesto al sol en España será abolido en un plazo cercano. Esta medida será tomada por el nuevo gobierno, conforme con la nueva normativa energética promovida por la Unión Europea. De esta manera se suprime un tratado muy controvertido y criticado por asociaciones de autoconsumo y por organizaciones ecológicas. Disponer de paneles solares dejará de tener un sobrecoste a mayores, por lo que es posible que más cases apuesten por esta medida para conseguir electricidad. Este tipo de instalaciones merecen ser protegidas con una póliza como el Seguro de Hogar MAPFRE, el cual se adapta a todo tipo de vivienda.

2020-06-05T12:25:58+02:008 agosto, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.