3 Min de lectura | Tradicionalmente, las empresas familiares en España siempre han ocupado una importante posición dentro del entramado económico. En la actualidad son las encargadas de generar un alto porcentaje de empleo privado y de aportar más de la mitad del total del PIB (Producto Interior Bruto).

A la hora de hablar de empresas familiares en España no es fácil establecer una definición homogénea, ya que existen diferentes formas de constitución. A grandes rasgos, se puede decir que se trata de compañías que son creadas y gestionadas por una sola familia, de tal modo que continúan de generación en generación.

Aunque en muchas ocasiones se tiende a equiparar las pymes con las sociedades familiares, lo cierto es que no siempre es así. En cualquier caso, para identificar este tipo de compañías es preciso fijarse en que la mayoría de los votos sean emitidos por una misma familia y que alguno de sus miembros participe en el Consejo de Administración.

Características de las empresas familiares en España

En el supuesto de las empresas cotizadas, para que tengan la consideración de familiares es necesario que los miembros posean el 25% de los derechos políticos. Tanto en estos casos como a nivel general, estas sociedades se caracterizan por presentar una serie de aspectos comunes:

  • La familia participa en el Consejo de Administración o de Gobierno, lo que significa que la gestión de la empresa recae sobre los componentes.
  • Del mismo modo, la propiedad de la compañía también pertenece a la unidad familiar. No obstante, con el paso del tiempo se suele dividir en un mayor número de parientes.
  • Lo más habitual es que las empresas familiares se vayan transmitiendo de una generación a otra, aunque la realidad demuestra que, como máximo, solo un 15% de este tipo de sociedades consigue mantener la sucesión.

¿Qué peso tienen las empresas familiares en la economía española?

El modelo de empresa familiar en España cuenta con un importante arraigo dentro del tejido industrial. Algunos de los datos que reflejan esta trascendencia son los siguientes:

  • Las empresas familiares representan casi el 90% del total de sociedades en España.
  • Este tipo de entidades generan el 67% del empleo privado en nuestro país.
  • Tienen un peso fundamental en el PIB (Producto Interior Bruto) nacional que alcanza casi el 60%. Esto se traduce en 262.000 millones de euros que se destinan de forma directa a la economía.

Las empresas familiares más importantes de España

La mayoría de las empresas familiares en España son pymes, es decir, cuentan con un número reducido de trabajadores y tienen una facturación contenida. No obstante, también existen otros grupos familiares que han conseguido destacar a nivel mundial, como por ejemplo:

  • Mercadona: en 2020 cerró con un beneficio económico récord de 727 millones, casi un 17% más que en 2019.
  • Inditex: el grupo de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe cuenta con un beneficio de 1.300 millones aproximadamente.
  • El Corte Inglés: durante el periodo 2019-2020, esta empresa consiguió un beneficio de 310 millones, lo que supone un 20,1% más que en el ejercicio anterior.
  • Ferrovial: como consecuencia de la pandemia del COVID-19, este grupo perdió 410 millones durante 2020. Sin embargo, continúa posicionándose como una de las empresas familiares de España de referencia.
  • FCC: esta constructora logró un beneficio de 262 millones en 2020, lo que significa un 1,7% menos que en 2019.

Si se tiene la suerte de formar parte de una empresa familiar consolidada, es importante adoptar las medidas necesarias para continuar generación tras generación. Antes de que llegue el relevo es recomendable pensar en el futuro y asegurar la jubilación con un Plan de Pensiones MAPFRE. Solo hay que elegir la modalidad que mejor ayude a planificar el ahorro según las circunstancias.

CALCULA TU PRECIO