3 Min de lectura | El euro digital es una nueva moneda que está desarrollando el Banco Central Europeo con la finalidad de conseguir un mayor protagonismo en el sistema de pagos global. Sería exactamente igual que el dinero en efectivo, pero en formato electrónico. Descubre más sobre esta iniciativa.

Hoy en día, la digitalización está presente en todos los ámbitos de la vida y ha conseguido transformar la manera de realizar muchas de las tareas cotidianas, como por ejemplo las transacciones económicas. En este contexto, ha surgido el euro digital, que aún se encuentra en fase de desarrollo, como una alternativa de medio de pago fuera del sistema monetario tradicional.

¿Qué es el euro digital?

Básicamente, el euro digital es dinero en formato electrónico emitido por la Unión Europea. En ningún caso se trata de una criptomoneda ni tampoco se pretende poner fin al dinero en efectivo. En su lugar, hace referencia a un nuevo medio de pago al que los ciudadanos y las empresas podrán tener acceso sin ningún coste y de un modo 100 % fiable.

Con esta moneda, un euro va a seguir siendo un euro, pero en un contexto diferente para complementar al efectivo. De este modo se facilitarán las transacciones que realice cualquier persona o compañía, mientras se busca mantener la primacía del euro frente a las diferentes alternativas de pago digitales y las criptodivisas que operan fuera del sistema.

¿Por qué surge esta iniciativa?

Algunas soluciones de pago como Bizum o Paypal, así como el auge de las criptomonedas, que puede derivar en el control de la influencia monetaria por parte de entidades privadas, son dos factores que han propiciado el desarrollo del euro digital. Ante la posibilidad de una disminución en el uso de la moneda europea, el Banco Central Europeo ha decidido lanzar una versión electrónica para mantener su supremacía.

Además de suponer un avance en la digitalización de la economía europea, esta iniciativa también surge para ofrecer un instrumento seguro que permita realizar los pagos diarios de una forma rápida y sencilla. Junto a ello, debe tenerse en cuenta que el dinero en efectivo cada vez se utiliza menos, por lo que es necesaria una alternativa de pago digital segura y sin riesgos.

¿Qué ventajas ofrecerá?

La implantación del euro digital reportará algunas ventajas importantes:

  • Constituirá una opción segura avalada por el Banco Central Europeo cuando no se quiera pagar en efectivo, sin depender de las alternativas digitales que son controladas fuera de la zona euro.
  • Se logrará una política monetaria europea más sólida, adaptada a los nuevos tiempos donde impera la digitalización.
  • Aumentará la privacidad en los pagos electrónicos gracias al respaldo del Banco Central Europeo, el cual no busca recabar los datos de los consumidores para alcanzar ningún objetivo comercial.

¿Cuándo estará activo?

En julio de 2021 se inició el proyecto del euro digital y en agosto de este mismo año comenzaron las pruebas de experimentación. Se prevé que esta fase de investigación se alargue durante dos años aproximadamente, ya que es preciso analizar cómo se va a distribuir, el impacto que puede causar en el mercado y las modificaciones que se deben introducir en la legislación europea, entre otros aspectos.

Por lo tanto, aunque la iniciativa del euro digital ya está aprobada, es probable que este método de pago no esté vigente hasta el año 2026. Mientras llega este momento, es posible invertir nuestros ahorros en un Plan de Pensiones MAPFRE que destina el dinero en activos de la zona Euro, donde la rentabilidad y la estabilidad están aseguradas.

CALCULA TU PENSIÓN