///¿Existe una burbuja del oro?

¿Existe una burbuja del oro?

3 minutos | Los expertos vaticinan que en un mundo como el actual, en el que sólo el primero que detecte el pinchazo de la madre de todas las burbujas se va a salvar, sólo el oro puede sobrevivir, de lo que se […]

Los expertos vaticinan que en un mundo como el actual, en el que sólo el primero que detecte el pinchazo de la madre de todas las burbujas se va a salvar, sólo el oro puede sobrevivir, de lo que se deduce que no sufrirá ninguna burbuja.

Vamos primero a aclarar qué se entiende por burbuja en términos financieros. Es una subida anormal y prolongada del precio de un activo o producto, de forma que dicho precio se aleja cada vez más del valor real o intrínseco del producto. Este alza en el precio se debe, normalmente, a la especulación. Más conciso: una burbuja es algo que se hincha muy por encima de su valor real. Las burbujas tienes dos leyes: 1) se inflan más tiempo del que nadie espera y 2) finalmente, estallan.

¿Burbuja del oro? Hay disparidad de opiniones

Y ahora, la pregunta del millón: ¿puede el oro, que no es un activo que genere rentas, ni tiene un valor de uso y disfrute, sufrir una burbuja del oro? Si nos atenemos a las características que hemos descrito, puede parecer que no. Pero los expertos no lo tienen tan claro: unos dicen que sí, otros dicen que no. Y las dudas están ahí.

Este es un tema recurrente según los vaivenes de la economía, que genera respuestas de todo tipo. Según a quien leas, el oro es inmortal, nunca perderá su valor como refugio ante las adversidades; o bien, el oro está en declive y desaparecerá a corto, medio o largo plazo, como desaparecieron infinidad de empresas, inversiones, etc. ¿A quién hacemos caso?

Los que están por el sí consideran el oro lo mismo que el petróleo, la vivienda, etc. Si estos han caído ¿por qué no el oro? Hace años, el experto financiero James Rickards vaticinaba: «Antes del 2015, explotará la burbuja del oro, causando la muerte del dinero». Pues bien, lo único que demostró Rickards es que, como profeta, tiene poco futuro. La tal burbuja no explotó y se sigue hablando del tema.

No puede haber burbuja del oro

Pero ¿puede haber una burbuja del oro? Para algunos, como Nicolás del Moral Garnier, no, porque lo consideran un medio de intercambio que no caduca, que no perece. No se compra para utilizarlo, sino para almacenar riqueza frente a lo que pueda pasar. No hay forma de calcular su valor intrínseco, su valor real. Depende simplemente de la oferta y de la demanda, de lo que estemos dispuestos a pagar por él. No se puede, por tanto, decir que el oro está sobrevalorado porque es difícil decir su valor. En consecuencia, no puede haber burbuja.

    Lo propio de las burbujas es que cuando explota el globo, ya no hay globo. El aire desaparece y queda lo poco que realmente vale algo. Pero el oro no se esfuma de ninguna manera, vale lo que queramos que valga. Es el único bien cuyo valor ha trascendido a lo largo de la historia.

    Y es normal que tenga fluctuaciones. Puede caer si ha subido mucho durante los años anteriores y se dispara cuando hay inflación alta o cuando hay riesgo de una depresión. En estos casos, los inversores acuden a él como protección y refugio. Pero no significa que haya una burbuja del oro.

    El oro: el único activo que sobrevive

    Los expertos vaticinan que en un mundo como el actual, en el que sólo el primero que detecte el inminente pinchazo de la madre de todas las burbujas se va a salvar, sólo el oro puede sobrevivir. De lo que se puede deducir que el oro no sufrirá ninguna burbuja.

    Muchas naciones están repatriando o incrementando sus reservas de oro en previsión de que la divisa norteamericana sufra una importante devaluación en los próximos años, porque consideran que el oro es el único activo que ayudaría a compensar las posibles pérdidas.

    Para los apocalípticos tampoco está claro porqué deberían los inversionistas acumular oro si la economía global vuelve a caer en recesión y las preocupaciones sobre la depresión y la inflación descontrolada se disparan. Y aconsejan que, si realmente se teme un colapso económico global, lo mejor sería acumular armas, alimentos enlatados y otros productos que se puedan utilizar en una cabaña aislada. Realmente espeluznante.

    Pero para no llegar a ese punto, merece la pena asegurar el futuro con los Planes de Pensiones MAPFRE, con los que podrás conseguir altas rentabilidades a largo plazo.

    2019-06-13T14:03:24+02:0031 julio, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.