///Factura emitida o recibida: ¿son lo mismo?

Factura emitida o recibida: ¿son lo mismo?

3 minutos | En la contabilidad del autónomo, es importante saber qué son y en qué se diferencian las facturas emitidas y las recibidas con el fin de evitar errores que supongan una sanción. Te contamos lo que debes saber.

Una factura es un documento de carácter mercantil en el cual se registra toda la información de la compraventa de un bien o de la prestación de un servicio.

Es una prueba física que demuestra que se ha realizado correctamente una operación comercial entre dos partes, por la cual se ha cobrado una cantidad determinada. Sirve como garantía ante cualquier problema que pueda surgir entre ambas partes y es, al mismo tiempo, un justificante fiscal para Hacienda del ingreso recibido o del gasto soportado.

Dentro de las facturas, podemos distinguir las facturas emitidas y las facturas recibidas.

Factura emitida y recibida, ¿qué son?

Una factura emitida es aquella que expide el productor de un bien o servicio para un tercero. Lleva IVA repercutido.

La factura recibida, por su parte, es la emitida por un tercero para el receptor de un bien o servicio. Lleva IVA soportado.

Obligaciones relativas a la facturación

La legislación española establece que todos los empresarios o profesionales están obligados a emitir y entregar facturas por las ventas de bienes y por las prestaciones de servicios que se realicen en el desarrollo de su actividad. Omitir esta obligación, es decir, no emitir factura, puede constituir un delito tributario.

También obliga a conservar las facturas expedidas y recibidas durante un plazo de prescripción de cuatro años a partir de la presentación de los impuestos.

Asimismo, establece la obligación de llevar un libro de registro de las facturas emitidas y otro de las facturas recibidas. Estos libros de facturas constituyen un documento en el que, de manera correlativa y consecutiva, se anotan todas las facturas y justificantes contables de los bienes y servicios que un empresario o profesional haya vendido o adquirido durante un año natural.

Tipos de libros de factura

Ilustración de unas manos con un papel y una calculadora

https://bit.ly/2CyOSaL

Existen dos tipos de libro de facturas:

Libro de facturas emitidas

En él deben registrarse cronológicamente todas las facturas y los documentos sustitutivos que se hayan emitido.

Se anotará:

  • El número de la factura.
  • La fecha de emisión.
  • El destinatario.
  • La base imponible.
  • El tipo
  • La cuota

Hay tres tipos de facturas emitidas: las emitidas por una venta (mercaderías, productos terminados o semiterminados, envases y embalajes…); por la prestación de un servicio; por otros ingresos (alquileres, fianzas…).

Libro de facturas recibidas

En él deberán anotarse las facturas recibidas de otros proveedores cumpliendo los mismos requisitos que los exigidos para las facturas emitidas.

Para contabilizar una factura recibida se le deberá asignar un determinado tipo de concepto, entre los que podemos citar: servicios (alquiler, renting, reparación y conservación, servicios profesionales, transportes, suministros, primas de seguros…); bienes (mercaderías, materias primas…); bienes de inversión material (maquinaria, herramientas…); bienes de inversión inmaterial (concesiones administrativas, aplicaciones informáticas y páginas web, propiedad industrial o intelectual…); inversiones inmobiliarias (terrenos, construcciones…); etc.

Las facturas pueden tener distintos formatos y diseños, siempre y cuando recojan todos los requisitos mínimos que exige la legislación vigente. La omisión de alguno de ellos, puede invalidar la factura.

Estos requisitos mínimos son:

  • Número y, en su caso, serie.
  • Fecha de expedición de la factura.
  • Datos completos de identificación del expedidor y del destinatario de la factura.
  • Descripción de la operación y su contraprestación total.

Aparte de estos requisitos mínimos, se suelen añadir otros como la firma, el sello, la forma de pago, etc.

Se pueden realizar asientos o anotaciones sobre hojas separadas, que una vez numeradas y encuadernadas correlativamente, integrarán el libro de facturas emitidas o recibidas.

Los libros de facturas pueden llevarse también por medios digitales, procedimiento admitido desde hace tiempo por la Agencia Tributaria, con la presentación de ficheros de datos en lugar de en papel.

Este método tiene la ventaja de poder enmendar o minimizar con mayor facilidad los errores humanos, agilizar la actualización y mejorar la seguridad.

En internet se pueden encontrar múltiples programas de facturación digital. Y si tienes dudas también puedes consultar con el Asesor Fiscal de teCuidamos en cualquier momento.

2020-09-17T15:54:17+02:0013 septiembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.