La penetración de mercado de las empresas y servicios de tecnología financiera (FinTech) ha crecido de forma muy significativa en los últimos años. Estas firmas se han convertido en competidores sofisticados del sistema financiero, con un alcance cada vez más global, y han generado una fuerte disrupción en el sector.

En vista de su crecimiento, los bancos y las aseguradoras de corte “clásico” y tradicional ya ofrecen servicios como la concesión de créditos (“lending”) y otro tipo de propuestas del entorno FinTech en sus carteras.

El auge de las criptomonedas, basadas en tecnología “blockchain, también tiene una relación muy fuerte con este fenómeno.

La competencia entre las propias FinTech, los bancos, las aseguradoras y los actores de fuera de la industria financiera ha generado un ecosistema FinTech que atrae a los consumidores y clientes del sector.

Según se desprende del estudio FinTech Adoption Index, elaborado por la firma de servicios profesionales EY, la penetración de mercado de estos servicios ha pasado del 33 al 56 por ciento en España en apenas dos años, entre 2017 y 2019. Para 2020, las previsiones apuntan que el porcentaje podría superar el 70 por ciento.

No obstante, el peso de la industria Fintech en nuestro país sigue siendo pequeño, ya que, a nivel mundial, la penetración de mercado se sitúa en el 64 por ciento.

Según el estudio de EY, China e India son los países con mayor penetración de la tecnología financiera, ya que el 87 por ciento de los consumidores afirma haber adoptado servicios FinTech en su operativa diaria. Entre las economías europeas, Holanda (72 por ciento), Irlanda (71) y Reino Unido (71) destacan como los estados con más “fintechers” entre sus ciudadanos.

Principales tendencias entre los consumidores

El informe de EY detalla que el 27 por ciento de los clientes de servicios Fintech se fija en el precio antes de contratar un producto, mientras que el 20 por ciento prioriza la facilidad para abrir una cuenta.

Además, la firma de servicios profesionales identifica, en función de los resultados de su sondeo, que la falta de conocimiento, formación y comprensión de la industria de la tecnología financiera es la principal razón por la cual los clientes optan por una institución financiera tradicional en lugar de un competidor FinTech.

La confianza en los bancos y aseguradoras sigue siendo superior al que registran las entidades de tecnología financiera, con menos recorrido en el mercado.

El estudio también muestra que el nivel de conocimiento de la industria Fintech ha crecido sensiblemente. El 96 por ciento de la muestra seleccionada por EY -entre 27.000 clientes bancarios- afirma conocer al menos un servicio de transferencia de dinero dentro de las opciones de la tecnología financiera.

Tres de cada cuatro consumidores (el 75 por ciento) ya usa estas plataformas de pagos, mientras que el 48 por ciento afirma haber contratado ya algún tipo de seguro del entorno FinTech.

Acuerdos estratégicos e inversiones

Cuatro de cada cinco entidades del sector financiero (el 80%) ya ha firmado algún tipo de acuerdo estratégico con firmas del entorno Fintech, según se desprende del estudio “Sinergias y disrupción: diez tendencias para dar forma a las FinTech” de la consultora McKinsey & Company.

El estudio también detalla que la inversión de los fondos de Venture Capital en el sector Fintech alcanzó los 30.800 millones de dólares en 2018, frente a los 1.800 millones registrados en 2011.

En comparativa interanual, el sector captó más del doble de capital que en 2017, cuando la cifra se situó en los 14.900 millones. Asia es el continente que está registrado un mayor volumen de capital en la industria de la tecnología financiera, según asegura McKinsey.

La firma también identifica en su estudio cuatro tipos de perfiles corporativos en la industria FinTech:

  • Nuevos competidores y startups: Utilizan nuevos servicios y tecnologías para dirigirse a nichos o productos específicos dentro de la industria financiera.
  • Proveedores de servicios financieros: Instituciones financieras que invierten en innovación para adaptarse a la demanda y a la competencia, y captar inversión.
  • Ecosistemas FinTech de grandes tecnológicas: Empresas del sector tecnológico que desarrollan plataformas de pago (por ejemplo, AliPay en Alibaba) para sus e-commerce.
  • Proveedores de servicios FinTech: Venden sus infraestructuras y productos a los bancos para mejorar tanto su gestión de riesgos como la experiencia de cliente.

Blockchain en la industria de tecnología financiera

La tecnología blockchain, una de las más disruptivas de los últimos años, también tiene su influencia en el entorno FinTech. Más allá de que la vocación principal de las criptomonedas (como Bitcoin) es la de convertirse en nuevos estándares de pago, la denominada como “cadena de bloques”, por su seguridad y mejora de la eficiencia operativa, tiene otras aplicaciones en la industria financiera:

  • Sistemas de pagos transfronterizos
  • Servicios de banca privada
  • Productos financieros como los derivados
  • Contabilidad financiera
  • Concesión de créditos hipotecarios