Qué es el fondo de maniobra

El fondo de maniobra serán los recursos financieros necesarios en un periodo de tiempo prolongado para que la empresa pueda realizar su actividad económica a corto plazo.

Dicho de otro modo, un fondo de maniobra son el conjunto de recursos de carácter financiero con los que cuenta la empresa y con los que contará en el futuro, es decir, en un plazo de tiempo largo. Estos deben servir para que esta pueda realizar su actividad de forma casi inmediata en el tiempo. Es, por lo tanto, una referencia para la empresa en la que se compara la evolución que tienen sus financias en un corto plazo.

Este fondo de maniobra tiene en cuenta los cobros y pagos que deberá efectuar la empresa en un periodo corto de tiempo y debe mantenerse en todo momento en positivo. Esto será signo de que la compañía marcha por buen camino.

Mujer mostrando una gráfica ascendente

http://bit.ly/2S5ucuv

Como ya hemos adelantado, en el fondo de maniobra se tienen en cuenta los cobros y pagos a los que deberá hacer frente la empresa, así que en él deberán estar presentes el pasivo corriente y el activo corriente:

  • Pasivo corriente: aquí se engloban las obligaciones y deudas de la empresa y que deberán abonarse a corto plazo, este siempre debe ser inferior a los 12 meses.
  • Activo corriente: este estará formado por las existencias con las que cuenta la empresa y con las que cuenta vender. También pueden ser aquellas que se consumirán o que tienen que ver con la producción de la misma, las inversiones financieras o el dinero en el banco. El periodo que se tiene en cuenta para calcular el activo corriente no debe superar los 12 meses.

Así pues, podemos señalar que el fondo de maniobra estará compuesto por el activo corriente al que se le resta el pasivo corriente. El resultado obtenido de realizar dicha operación informará de la evolución de la compañía.

Qué resultados se pueden obtener en el fondo de maniobra

Una vez realizado el cálculo puede haber tres posibles resultados que pasaremos a analizar a continuación:

Cuando el fondo de maniobra es igual a cero

El activo corriente es igual que el pasivo corriente. Aunque este fondo de maniobra no pone en peligro la empresa, deberás tener cuidado ya que esto indica que el activo corriente se está financiando con préstamos a largo plazo. Esto puede desembocar en impagos en el futuro y deudas que no podrán asumirse.

Cuando el fondo de maniobra es positivo

En este caso, la empresa se encuentra en equilibrio financiero y por tanto en una situación idónea y segura.  Esta información es de gran utilidad para cualquier empresario ya que es una de la de indica el estado de salud de la empresa.

Cuando el fondo de maniobra es negativo

Las cuentas indican que el activo corriente es inferior al pasivo y, por tanto, la empresa tiene más deudas de las que debería, generando así una situación problemática. Dicho de otro modo, la empresa no puede hacer frente a los pagos a corto plazo y que no cuenta con liquidez.

En este último caso, deberás poner soluciones para poder solventarlo como pueden ser anticipar algunos cobros realizando descuentos por pronto pago o pedir un aplazamiento de tus obligaciones a la Agencia Tributaria.

Como ves, el fondo de maniobra es tremendamente importante para conocer la liquidez con la que contará la empresa y que le servirá para hacer frente a los pagos que se encuentre a corto plazo. Lo ideal, será que este siempre sea positivo y si no lo es, establecer medidas que te ayuden a mejorar la situación financiera de tu compañía.