En los Presupuestos Generales del Estado 2018 está previsto un aumento de los impuestos que gravan a los carburantes en las nueve comunidades autónomas que tenían un tramo autonómico más bajo que el resto de comunidades.

El Impuesto Especial de Hidrocarburos grava el combustible a través de tres tramos:

  • El tramo general, con 43,1 céntimos por litro de gasolina y 30,7 en el caso del gasoil.
  • El tramo especial, 2,4 céntimos/litro.
  • El tramo autonómico, en el que cada comunidad puede elegir entre 0 y 4,8 céntimos por litro.

Pues bien, el Ministerio de Hacienda pretende ahora suprimir el tramo autonómico y dejar solamente el tramo general tal cual está y el especial, al que se le sumará  la cantidad máxima del suprimido tramo autonómico. Es decir, el tramo general quedará como está ahora en 43,1 céntimos por litro y el especial en 7,2 céntimos por litro tras la suma de los 4,8 céntimos/litro del suprimido tramo autonómico.

El resultado supone aplicar el impuesto máximo autonómico en todas las Comunidades Autónomas. Sin embargo, esta subida en el precio de los carburantes solo afectará a las nueve comunidades que no habían implantado el impuesto máximo. Las cantidades a subir en cada comunidad serían las siguientes:

  • Cantabria, Castilla-León, la Rioja, Navarra y País Vasco: 4,8 céntimos/litro.
  • Madrid: 3,1 céntimos /litro.
  • Aragón: 2,4 céntimos /litro.
  • Extremadura: 1,1 céntimos /litro.
  • Asturias: 0,8 céntimos /litro solamente para la gasolina porque el gasóleo ya estaba gravado al máximo.
  • Canarias queda al margen, ya que cuenta con un tipo impositivo propio.

Estos impuestos nuevos entrarían en vigor el 1 de enero de 2019.

Por qué esta subida en el precio de los carburantes

Mangueras de repostaje de carburante

Hacienda justifica este incremento en el precio de los carburantes por la exigencia de dar cumplimiento a la normativa europea que prohíbe la existencia de fronteras fiscales entre los distintos territorios de un país, así como a lo dispuesto en la Ley General de Unidad de Mercado, que busca abolir las barreras económicas entre autonomías.

Por otra parte, un grupo de expertos nombrado por el Ministerio de Energía con el fin de conseguir un proyecto de modelo energético menos contaminante, ha propuesto una subida de un 28 por ciento del precio del gasóleo para financiar la tarifa de la electricidad y el mantenimiento de las carreteras.

El precio de los carburantes en Europa

A pesar de todo, el precio de los carburantes en España tiene un nivel inferior a la media de la UE y de la Eurozona, debido a la menor presión fiscal con respecto a la media comunitaria.

Pero no solo la subida de impuestos va a afectar al precio de los carburantes en España. Por si todo lo dicho fuera poco, el precio del petróleo ha ido evolucionando al alza de día en día en las últimas semanas, alcanzado los valores más altos de los últimos cuatro años y ya se nota en muchas gasolineras y estaciones de servicios que cobran por encima de los 1,30 euros el litro de gasolina y de 1,20 euros el de gasóleo, a pesar de que el coste del carburante representa tan solo un tercio del precio final del producto, ya que lo demás se va en impuestos, distribución, comercialización, etc.

El origen o las causas principales de este incremento de los precios del petróleo son varias. Por una parte, las tensiones provocadas por la política exterior del presidente Trump como consecuencia de su ruptura del pacto nuclear con Irán, con Europa de fondo como gran afectada por su gran dependencia del petróleo iraní y del de Arabia Saudí. Por otra, los problemas en la producción de Venezuela constituyen también otra de las causas generadoras de esta situación. Asimismo, otro factor desencadenante de este incremento de precios es la preferencia actual de los consumidores por los coches de gasolina en detrimento de los diésel por temor a futuras restricciones para el uso de este tipo de vehículos en las ciudades.

¿Qué va a pasar los próximos meses? Nadie lo puede predecir, porque se trata de un tema político y existe mucha incertidumbre. La mayoría de los analistas pronostican que el año acabará en los mismos niveles con los que comenzó, es decir, entre los 61 y 63 dólares el barril de Brent, pasando en este tiempo por valores de 90 y hasta de 100 euros el barril, según los más pesimistas. Pero, en realidad, no son más que conjeturas. Por eso, el ahorro en el vehículo viene determinado por otros factores, como contar con el Seguro de Coches MAPFRE, el mejor respaldo económico ante posibles averías o incidentes provocados por accidentes de tráfico.