///Pasos para elegir un préstamo

Pasos para elegir un préstamo

3 minutos | Vivimos en una sociedad basada en el crédito y en la financiación de nuestro consumo, por lo que no será raro que más de una vez, a lo largo de nuestra vida, necesitemos de una mano externa que nos adelante […]

Vivimos en una sociedad basada en el crédito y en la financiación de nuestro consumo, por lo que no será raro que más de una vez, a lo largo de nuestra vida, necesitemos de una mano externa que nos adelante algo de líquido para hacer una compra importante, mayor que los ahorros que hayamos podido reunir. En caso de necesitar un préstamo, estos son los pasos que debemos seguir para elegir y solicitar uno con las mejores condiciones.

El primero de los pasos que tenemos que vigilar a la hora de elegir un préstamo es el de comprobar que cumplimos todos los requisitos:

  • Soy mayor de edad.
  • Dispongo de un documento de identidad (del tipo que sea).
  • Tengo capacidad de solvencia: esto suele comprobarse por parte de la entidad financiera midiendo que mi futura deuda no supere un porcentaje (normalmente el 40%) de mis ingresos; también pueden vigilar el uso que de mi dinero he realizado en el pasado.
  • Puedo presentar un justificante de ingresos, como, por ejemplo, las 3 últimas nóminas o nuestra última declaración del IVA en caso de que sea autónomo.
  • Puedo presentar mi declaración de Hacienda.
  • No tengo deudas actuales ni figuro en listas de morosos. En el último caso, cualquier banco nos denegará el préstamo, ya que no cumpliremos sus exigencias en cuanto a confianza, pero todavía encontraremos alternativa en prestamistas privados.
  • El motivo de mi préstamo cumple requisitos de idoneidad y necesidad, acorde a las prácticas del banco, que, a raíz de la crisis crediticia, probablemente será más estricto y conservador a la hora de prestar dinero. Algunas entidades de crédito del ámbito privado, como las que se anuncian en televisión, pueden considerar este requisito secundario e incluso omitirlo.

Una vez hayamos verificado que nos ajustamos a estas condiciones, tendremos que decidir, según el volumen de financiación que necesitemos, qué es realmente lo que nos hace falta: y es que, aunque mucha gente piensa lo contrario, existen diferencias entre lo que es un préstamo y lo que es un crédito.

Lo último se trata de una cantidad de dinero fija que una entidad financiera pone a nuestra disposición: si utilizamos parte o total, pagaremos la tasa de intereses proporcional a lo que hayamos gastado. Un préstamo se diferencia en que suele destinarse a financiar la adquisición de un bien o servicio, mientras que un crédito sería algo más puntual que cubriese un desfase económico, y en que está estipulado mediante contrato en términos de cuotas de devolución, duración en el tiempo, etc.

Una vez tenemos claro qué es un préstamo, por qué nos conviene más que un crédito, y los requisitos que necesitamos para solicitarlo, el siguiente paso a seguir es conocer qué tipo de entidades son las que lo prestan:

  • Bancos y cajas de ahorro.
  • Prestamistas privados a nivel empresa.
  • Prestamistas privados a nivel particular a través de alguna plataforma colaborativa.
  • Cooperativas de ahorro.

Podremos acudir a cualquiera de estas entidades para elegir nuestro préstamo perfecto, pero… ¿cómo podemos empezar a buscar? ¿Qué necesitamos medir y comparar en cada una de las ofertas de préstamos que nos hagan?

  • Delimitar el objeto de nuestro préstamo: muchas entidades tienen fórmulas de préstamo específicamente diseñadas para artículos o compras comunes, como puede ser un coche, reformas en la vivienda, etc. Este tipo de préstamos suelen tener condiciones propias mucho más beneficiosas.
  • Preguntar en nuestro banco: la mayoría de ellos buscan fidelización en el cliente, por lo que si tenemos nuestra nómina y recibos domiciliados, es altamente probable que nos ofrezcan los mejores criterios a la hora de concedernos el préstamo.
  • Ten cuidado con los periodos de carencia, ya que aunque pueden venir muy bien al comienzo, pueden aumentar en mucho los intereses.

Hoy en día, hay algunas páginas web que hacen las comparaciones por nosotros, pero conviene estudiar todas las posibilidades para saber que estamos eligiendo el préstamo que de verdad se adapta mejor a nuestra situación.

Estos son los pasos para elegir un préstamo que hay que considerar a la hora de lanzaros a una compra. Para no tener que preocuparnos por el dinero en el futuro, también podemos contar con los Planes de Pensiones MAPFRE, un complemento a nuestra pensión por jubilación que mantendrá nuestra calidad de vida con un cómodo funcionamiento.

2019-07-05T13:07:11+02:0014 octubre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.