Un instrumento dirigido a pequeños inversores, para fomentar el ahorro a largo plazo que surgió con la nueva reforma fiscal; este es el cometido de los Planes de Ahorro 5. Pero hay más, ya que los beneficios que generan los Planes de Ahorro 5 están exentos en la declaración, siempre que la inversión se mantenga al menos cinco años.

Los Planes de Ahorro a Largo Plazo, o Planes de Ahorro 5, se asemejan en algunos puntos a los PIAS, aunque con claras diferencias en las cantidades máximas a invertir, la forma de rescate o las garantías. Estos planes se configuran como contratos celebrados entre el contribuyente y una entidad aseguradora o de crédito, cuyos recursos aportados se instrumentan a través de uno o sucesivos Seguros Individuales de Vida a Largo Plazo (SIALP), o bien a través de contratos denominados.

Ventajas fiscales de los Planes de Ahorro 5
La gran ventaja de estos productos es que cuando se contrata un Plan de Ahorro 5 a través de un seguro, y una vez pasado un plazo de 60 meses, el inversor tiene la posibilidad de mantener el ahorro acumulado en otro seguro sin obligación de tributar, alargando de esta manera la vida del ahorro, sin tener que pasar por Hacienda. Algunas informaciones publicadas sobre las ventajas fiscales de estos instrumentos de ahorro señalan que a partir de una rentabilidad real del 1,75%, el producto ya es eficiente desde el punto de vista fiscal. De esta manera, en el mes de junio del pasado año, los Planes de Ahorro 5 ya habían captado en su formato de seguro más de 245 millones. Sin embargo, estos planes aún son poco conocidos entre los ahorradores más conservadores, que buscan alternativas a la remuneración de otros activos sin riesgo, como los depósitos bancarios.

Los beneficios fiscales de estos Planes están limitados, ya que el máximo a aportar es cinco mil euros anuales en un único producto que puede contratar cada contribuyente. El punto ideal es maximizar siempre los beneficios fiscales, apuntan algunos expertos, aportando siempre lo máximo y durante 5 años en vigencia del producto.

Ahora que ya conoces un poco más sobre los Planes de Ahorro 5 y sus exenciones fiscales, te conviene saber que los seguros de ahorro de MAPFRE ofrecen diferentes soluciones para que obtengas el mayor rendimiento y la mejor rentabilidad de tus ahorros. Además, si te interesa ahorrar de cara al día de tu jubilación, los Planes de Pensiones MAPFRE te permiten proteger tu jubilación de una forma totalmente flexible y ajustada a tus necesidades.