///¿Qué efecto tienen las subvenciones en el IRPF?

¿Qué efecto tienen las subvenciones en el IRPF?

3 minutos | Cuando un beneficiario recibe una subvención o ayuda por parte del Estado, siempre es motivo de júbilo. Este tipo de subsidios tienen como objetivo ayudar a las clases más desfavorecidas o potenciar algunas actividades económicas, sociales, etc. Pero como ya […]

Cuando un beneficiario recibe una subvención o ayuda por parte del Estado, siempre es motivo de júbilo. Este tipo de subsidios tienen como objetivo ayudar a las clases más desfavorecidas o potenciar algunas actividades económicas, sociales, etc. Pero como ya sabemos que no es oro todo lo que reluce, ¿conoces el efecto que tienen las subvenciones en el IRPF?

A la hora de solicitar una subvención o ayuda es muy importante saber qué consecuencias tendrá a la hora de presentar la declaración de la Renta. En este sentido son múltiples las dudas que pueden surgir: ¿tengo que declarar la subvención que he recibido independientemente de la cuantía?, ¿qué tipo de ayudas están exentas de incluirse en el Impuesto sobre la Renta?, ¿en qué apartado de la declaración se deben incluir?

Antes de todo, es crucial informarse sobre si la subvención está exenta o no, ya que cada una tiene un régimen tributario diferente. Dicha información se incluye en el acuerdo de concesión de la misma, aunque si no se tiene acceso a este dato, también se puede consultar en el Servicio de Información RENTA.

A grandes rasgos, los diferentes tipos de ayudas se declaran en el IRPF en función del ingreso: rendimiento del trabajo, rendimiento de actividades económicas o ganancia patrimonial. Así, se entiende como ganancias patrimoniales todas aquellas ayudas que recibe una persona que no trabaja y por lo tanto, se deberán incluir en el Impuesto sobre la Renta. Sin embargo, si el beneficiario realiza alguna actividad económica y recibe una subvención, ésta se considerará como rendimiento del trabajo o ganancia patrimonial, en función de para qué se vaya a utilizar dicha cuantía económica.

Subvenciones que tributan

Algunos ejemplos de ayudas que tributan en la declaración de la renta son:

  • Subvenciones por adquisición o rehabilitación de una vivienda.
  • Plan PIVE (Programa de Incentivos para los Vehículos Eficientes).
  • Ayudas para instalar rampas y ascensores.
  • Ayudas para el pago del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles).
  • Subvenciones para sufragar los gastos escolares.
  • Ayudas para comedor escolar, transporte escolar, cheques guardería, material escolar, etc.
  • Prestaciones destinadas a mujeres víctimas de violencia de género.
  • Ayudas económicas del plan PREPARA.
  • Subvenciones para la compra de elementos patrimoniales relacionados con la actividad económica que se desarrolle.

Ayudas que están exentas

Si una renta está exenta significa que el contribuyente no está obligado a incluirla en la declaración de la Renta. Estos casos están establecidos por la Ley, por lo que es importante cuáles se incluyen dentro de este grupo o no. Algunas de las subvenciones que está exentas de tributar en el IRPF son:

  • Prestaciones públicas extraordinarias y pensiones por actos de terrorismo.
  • Ayudas a los afectados por el VIH.
  • Pensiones por lesiones o mutilaciones sufridas en la Guerra Civil.
  • Indemnizaciones por responsabilidad civil y seguros de accidente.
  • Indemnizaciones por despido o cese del trabajador.
  • Pensiones por incapacidad permanente de los funcionarios.
  • Becas públicas.
  • Anualidades por alimentos percibidas por los hijos.
  • Premios literarios, artísticos o científicos.
  • Ayudas económicas a deportistas de élite.
  • Prestaciones por desempleo en pago único.
  • Indemnizaciones por participar en misiones de paz.
  • Rentas obtenidas por trabajos en el extranjero.
  • Prestaciones por entierro o sepelio.
  • Ayudas a colectivos perjudicados en riesgo de exclusión social, en situación de emergencia social, sin escolarización, etc.

Como hemos comentado antes, es importante informarse sobre si la ayuda o subvención recibida hay que incluirla en la declaración o no. Si el beneficiario pasa por alto este aspecto puede enfrentarse a un error que le llevaría a pagar no sólo la cantidad correspondiente resultado de la declaración correcta, sino también una sanción administrativa junto con un plus de recargo.

Además de los subsidios percibidos, en el IRPF también hay que incluir otras partidas, como por ejemplo las aportaciones a los planes de pensiones. Si todavía no cuentas con un producto de ahorro privado de este tipo, no dudes en contratar un Plan de Pensiones MAPFRE que te permitirá beneficiarte de una serie de ventajas fiscales y al mismo tiempo planificar tu futuro de jubilación.

2019-06-11T12:41:21+02:0021 octubre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.