///¿Qué es la desaceleración económica?

¿Qué es la desaceleración económica?

4 minutos | Saber qué es la desaceleración económica es clave para entender el devenir financiero. Este término se emplea en informaciones para hablar de la marcha de la economía. En pocas palabras, significa que el crecimiento económico – PIB – ha reducido su velocidad.

España muestra signos de deceleración económica. ¿Hay que alarmarse? Los expertos en economía recomiendan entender que significa este término para poder valorar y saber interpretar sus posibles consecuencias en la marcha económica de un país e incluso en tus previsiones de ahorro para el futuro o crecimiento financiero personal.

Definición de desaceleración económica

    Desacelerar en todos los contextos significa aminorar la marcha. Ejemplo práctico: el conductor ha desacelerado su coche al entrar en un núcleo urbano. Significa que el conductor ha bajado su velocidad de aceleración, pasando de 70 a 50 kilómetros horas en este supuesto.

    En el caso de la economía el término desaceleración no cambia de significado y viene a anunciar que la economía que crecía a un ritmo concreto – acelerado – ha bajado este porcentaje. Ejemplo: la economía crecía a un 3 por ciento y ahora crece a un 2,6 por ciento; lo que se entiende como una deceleración en la velocidad de crecimiento.

    El concepto de deceleración junto con los de recesión, depresión y crisis se expresan con referencia al PIB de un país y en función del mismo, el producto interior bruto que marca velocidad y estado de la salud económica.

    ¿Cómo se mide la velocidad económica y se detecta una deceleración?

    La clave para entender el término desaceleración de la economía es el PIB, puesto que es un concepto que se relaciona con el producto interior bruto de un estado. El crecimiento en términos económicos se expresa a través de un porcentaje, el PIB.

    • PIB positivo. Siempre que este concepto se expresa en forma de un tanto por ciento positivo significa que la economía crece: en un 1, un 2 o un 2,6 por ciento.
    • PIB negativo. La economía no presenta crecimiento alguno, si el PIB se expresa en números negativos.

    La desaceleración respecto al PIB se detecta al comparar este dato con respecto a periodos anteriores, si el porcentaje no crece al mismo ritmo al que lo hacía hasta el momento, se empieza a hablar de desaceleración de la economía: ha dejado de crecer a la misma velocidad siguiendo con el símil del mundo del motor. Por ejemplo, antes el vehículo iba a 90 y ahora va a 80. No se trata de parar ni de dejar de crecer – conceptos distintos – sino de seguir creciendo, pero a un ritmo más lento.

    ¿Qué puede provocar la desaceleración económica?

    Diferentes factores hacen que la economía pierda velocidad y se desacelere, entrando en una época de crecimiento, pero más lenta. Los economistas atienden a estos indicadores para predecir la aceleración o desaceleración de una economía.

    Paro

    La tasa de desempleo es clave en la aceleración económica. Si pierde volumen de recuperación, su peor situación o mayor tasa de mejora – si hay más paro – afecta directamente en el PIB.

    Afiliación a la Seguridad Social

    Relacionado directamente con el número de trabajadores en situación de desempleo, la buena marcha de la afiliación a la Seguridad Social es una buena señal sobre la marcha de la economía. En el extremo contrario, si el número de afiliados deja de crecer, cae o lo hace a menor ritmo es fácil que el PIB muestre desaceleración.

    Consumo e inflación

    El consumo es el gran motor de la economía, si este se frena y crece la inflación, es más fácil pensar que el PIB va a registrar esta situación negativa mostrando, como mínimo, una situación de desaceleración.

    Exportaciones

    Otro factor esencial en el que fijarse para prever una bajada en la velocidad de crecimiento, es el número de exportaciones. Cuando un país registra caídas sensibles o acusadas en sus exportaciones, irremediablemente el crecimiento se ve ralentizado.

    Desaceleración económica en España

    Pantalla de dispositivo electrónico mostrando datos económicos

    Los indicadores internacionales, nacionales y también los europeos señalan una leve desaceleración en la economía española desde principio de 2018, prevista. Si bien, hay que tener en cuenta que en el contexto europeo también era la que mayor velocidad había alcanzado.

    OCDE

    En septiembre los indicadores de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) detectan signos de inflexión en el crecimiento económico de todo el territorio de la Unión Europea. El organismo refiere que frente al resto de países, el caso de España es el que eleva al máximo esta tendencia.

    Datos OCDE sobre desaceleración económica: los indicadores compuestos avanzados de la UE de julio descendieron 14 centésimas de media, 20 centésimas para España y de 10 para Alemania.

    Previsiones generales para España

    La bajada en la velocidad de crecimiento de la economía española no llega de sorpresa y era un escenario previsto. Después de haber subido más del 3 por ciento en los últimos años, para 2018 se avanzaba un crecimiento económico del 2,8  para 2020 del 2,6 por ciento.

    Datos del paro

    La tasa de desempleo del verano 2018 con una caída de afiliados a la Seguridad Social de 202.996 personas ha sido destacada por muchos observadores económicos como una dato muestra de la previsible y marcada desaceleración económica en España.

    Inflación en ascenso

    Los datos de gasto entre los consumidores españoles también marcan un camino de desaceleración con un aumento de la inflación del 2,25 por ciento a causa de la subida del precio del petróleo.

    Caída del turismo

    Otro indicador negativo y que explica el cambio en la velocidad de crecimiento español es el descenso registrado en el turismo por la competencia directa con  otros destinos del Mediterráneo.

    Economías emergentes

    Los intereses económicos nacionales están en gran medida en países latinoamericanos y economías emergentes como las de Turquía o Argentina que no han registrado su mejores resultados en el segundo semestre de 2018.

    2019-06-04T17:13:40+02:0019 noviembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.