2 minutos | Sanciones y otras consecuencias a las que puedes enfrentarte si no haces la declaración de la renta

Lo primero que debes saber es que presentar la declaración de la renta fuera de plazo es posible, aunque prepárate a pagar sanciones y posibles recargos: por no hacerlo en el tiempo estipulado, como mínimo, tendremos que pagar una multa por incumplimiento de los plazos, que puede variar entre 100 y 400 euros dependiendo de si presentamos nuestras excusas por nosotros mismos o si es Hacienda quien nos pide explicaciones.

Esta sanción es inevitable, así que te aconsejamos que estés muy pendiente de la fecha límite para presentar tu declaración.

Si la declaración sale a devolver…

Si te has olvidado de presentar la declaración y ésta te salía a devolver, lo mejor será presentar la documentación y pagar la sanción por hacerlo fuera de plazo antes de que Hacienda nos lo reclame. Así, te beneficiarás de una reducción del 50% en los 200 euros de multa, más un 30% adicional por no reclamar la sanción. Por lo tanto, se quedará en unos 70 euros.

¡Pero atención! Si es la Administración la que nos llama la atención sobre esta infracción, habrá que pagar la cuantía completa.

Si la declaración sale a pagar…

Si presentamos la declaración de forma voluntaria deberemos asumir un recargo que funciona por tramos:

  1. Si han pasado 3, 6 ó 12 meses, el recargo será del 5%, 10% y 15% respectivamente de la cantidad ingresada. Y una cosa a tener en cuenta: no habrá ni interés de demora ni sanción
  2. Si pasa más de un año, el recargo será del 20% más los intereses de demora que se van acumulando a partir de esos 12 meses de plazo de presentación voluntaria.
  3. Si pagamos el importe de nuestra declaración en los plazos estipulados nos aplicarán un 25% de descuento.

El peor de los casos sin duda se produce cuando la declaración sale a pagar y es Hacienda quien nos notifica la demora. Aquí tendremos que pagar varios conceptos: recargo de apremio ordinario (20%) o recargo de apremio reducido (10%), sanción por declaración extemporánea e intereses de demora. Estos recargos son compatibles con los intereses de demora, que es el interés legal del dinero aumentado en un 25%.

Plazos

Y, para que el tema de los plazos no te vuelva a pasar, te comentamos que para el pago de la deuda tributaria, todo depende de la notificación de la liquidación: si se recibe entre el día 1 y 15 del mes tendrás hasta el día 20 y si se recibe entre el 15 y el último día de mes, el plazo será hasta el día 5 del mes siguiente.

Recuerda que, sólo por tener contratado un Seguro de MAPFRE, te beneficias totalmente gratis del servicio Asesor Fiscal de teCuidamos.

Mapfre