3 Min de lectura | La vivienda debería absorber, en un escenario ideal, un máximo del 30% del salario, aunque antes de la pandemia, llegó a alcanzar el 40%. La crisis de la Covid-19 ha reducido en un 3,6% el coste de alquilar un hogar en España. Te lo contamos.

El porcentaje del sueldo dedicado al alquiler varía en función de la comunidad autónoma en la que lo midamos. La norma general respecto a cuánto gastar en la vivienda fija el 30% del salario como tope máximo. A continuación, detallamos la proporción de la nómina que absorbe el alquiler en España en función de los precios.

La regla del 30%

En términos generales, una de las recomendaciones que se realizan para poder mantener un equilibrio de ingresos y gastos es que el precio del alquiler no supere la tercera parte de los ingresos brutos mensuales. Esta regla del 30% se rompe en nuestro país, ya que el estudio “Relación de salarios y vivienda en alquiler en 2019”, de Fotocasa e Infojobs, señala que el español medio destina aproximadamente el 40% de su capital bruto mensual a una vivienda de 80 m2.

Este porcentaje del 40% es 12 puntos superior al 28% registrado en 2014, y se produce como consecuencia del incremento del precio de la vivienda, en mayor medida que la evolución de los salarios. Según Infojobs, el salario medio bruto en España fue de 24.483 euros anuales (2.040 euros mensuales) en 2019, mientras que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la nómina más frecuente es de 18.468,93 euros brutos (1.539 euros mensuales).

Con estas cifras, si aplicamos la regla del 30%, el salario medio de Infojobs permitiría destinar 612 euros mensuales al alquiler. Esta cifra es baja para ciudades como Madrid o Barcelona, aunque suficiente para ciudades de tamaño medio. Si cogemos la nómina más frecuente que estima el INE, la cifra alcanza los 462 euros mensuales, y en las dos grandes urbes sólo permitiría vivir en una vivienda compartida.

Evolución del precio del alquiler

Cartel con “se alquila” en inglés

https://bit.ly/3tUIxMl

La subida del precio de los alquileres hasta que llegó la pandemia, especialmente en comunidades autónomas y ciudades con elevada demanda de vivienda, provocó que el porcentaje medio que los españoles destinan a pagar el alquiler ascendiera hasta el 40% en 2019.

La crisis de la Covid-19 redujo el coste por metro cuadrado, pero no en la misma línea que los salarios. Según el Índice Inmobiliario Fotocasa, el precio de la vivienda en alquiler se redujo un 3,6% en tasa interanual al cierre del primer trimestre de 2021. Concretamente, este indicador sitúa en 10,45 euros el coste mensual del metro cuadrado (836 euros para un piso de 80 m2). En marzo de 2020, se situó en 10,84 euros.

Por comunidades

La comunidad en la que más descendió el precio del alquiler, según Fotocasa, fue Cataluña, con un recorte interanual del 8,7%. Le siguió Madrid, con una caída del 8,6%, y, a cierta distancia, se situaron Canarias (-5,9%) y Comunidad Valenciana (descenso del 4,1%). La región con los precios más altos, a pesar de los descensos, sigue siendo la Comunidad de Madrid (13,9 euros por metro cuadrado al mes), mientras que Cataluña alcanza los 13,79 euros. La comunidad con el precio más bajo, según Fotocasa, es Extremadura (5,34 euros el metro cuadrado al mes).

Con el Seguro de Protección de Alquileres de MAPFRE, tendrás garantizado el percibo de tus mensualidades de alquiler en caso de impago, entre otras muchas ventajas que te darán la tranquilidad que te mereces. Asegura tu alquiler y olvídate de todo.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE