///¿Qué son las empresas zombis?

¿Qué son las empresas zombis?

4 minutos | Las empresas zombis llevan una década siendo una realidad y atrapando capital. Su existencia no se entiende, dado que hace años que no registran beneficios, pero la refinanciación de la deuda u otras fórmulas les permiten no desaparecer, aunque no tienen a penas actividad.

El fenómeno de las empresas zombis es de dimensiones mundiales, pero España destaca en un reciente informe como el tercero de los países de la OCDE con mayor capital industrial encerrado en este tipo de compañías que no permiten avanzar y que lastran los datos de productividad nacional.

Historia de las empresas zombis

Hay empresas zombis con años de historia, probablemente la japonesa Toshiba sea el ejemplo más popular y paradigmático de este fenómeno. En este contexto, las empresas zombis se definen como entidades deficitarias o insolventes que normalmente colapsarían, pero siguen operando debido a la condescendencia de los acreedores.

  • Las empresas zombis pudieron vivir buenos tiempos, pero con la llegada de las dificultades no supieron reaccionar de forma eficiente.
  • Para evitar el cierre en los momentos malos, las compañías zombis, cuando faltaron los beneficios –o decrecieron-, empezaron a refinanciar sus deudas para pagar sueldos y proveedores sin tomar otras medidas adecuadas para reconvertir la empresa.
  • Con el paso de los ejercicios, las empresas zombis van perdiendo capacidad de reacción y no son capaces de responder a sus acreedores que refinancian su deuda ante la falta de liquidez total.
  • En Japón se contabilizan miles de empresas zombis, pero también en Europa. Según reciente informe de la OCDE Grecia e Italia son los países donde más capital está cautivado en este tipo de empresas.

¿Por qué las empresas zombis secuestran capital?

Una de las consecuencias más graves de contar con un alto número de empresas zombis en un país es que atrapan el capital de los inversores. Según los expertos, es la consecuencia más nefasta para la economía y en concreto para la productividad de un país.

La carencia de atractivo en otro tipo de inversiones derivado de los bajos tipos de interés hace que en los últimos años los inversores hayan buscado otros lugares donde colocar su capital. Las empresas zombis en busca de financiación para afrontar su delicada situación se han convertido en un refugio para estos inversores. Sin embargo, las empresas con el paso del tiempo destapan su inoperatividad para devolver los préstamos y es cuando los inversores que apostaron su capital a la resurrección descubren que su inversión ha quedado atrapada.

La falta de liquidez impide a las empresas funcionar y por supuesto, devolver los préstamos, los beneficios son inexistentes. Los inversores se ven atrapados en esta situación que les obliga o a dar por perdida su inversión o a esperar un final milagroso que nunca llega, mientras otras empresas se quedan sin la financiación necesaria para nacer, puesto que está atrapada en estas compañías inoperantes que lastran la productividad de forma clara.

El caso español

Los analistas económicos no han recibido con sorpresa el estudio de la OCDE que alerta sobre la presencia demasiado alta de empresas zombis en Europa y especialmente en países como Grecia, Italia y España.

  • El 16 por ciento del capital industrial de España se encuentra atrapado en compañías que no pueden cerrar debido a su baja liquidez, conocidas como empresas zombis, según explica el trabajo de la OCDE.
  • El número de empresas con falta de liquidez y hundidas por el peso de las deudas se duplicó en España entre 2007 y 2013 a raíz de la recesión económica. Subrayan que en países como España sus efectos fueron mayores por la mala gestión de la insolvencia.
  • Solo Grecia con un 28 por ciento de capital secuestrado por zombis e Italia con un 19 por ciento se encuentran por delante de España dentro del territorio OCDE.
  • El Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico alerta de que las empresas zombi están lastrando la productividad de los países que la soportan. En el caso español, calculan que si el volumen se redujera a niveles previos a la crisis, la productividad aumentaría un 1,4 por ciento.
  • Los emprendedores españoles que fracasan, según la OCDE, tienen que asumir un altísimo coste que redunda en la aparición masiva de compañías obligadas a subsistir sin beneficios ni expectativas.
  • La OCDE calcula que con una mejor gestión del fracaso en el emprendimiento se podría reducir hasta un 10 por ciento la cantidad de capital que está atrapado en empresas zombis y que por lo tanto no es efectivo en la mejora de la productividad española.

Soluciones y mejoras al efecto zombi

Aunque el peso de las compañías zombis en España es elevado, el informe de la OCDE incluye buenas previsiones, pues señala a España como el segundo país con más margen de mejora en este sentido, aunque también recoge que una relajación en las barreras impuestas a la reestructuración empresarial llevaría a una reducción del 6 por ciento.

El organismo internacional reconoce el esfuerzo hecho por las autoridades españolas entre 2010 y 2016 precisamente para recortar el número de empresas insolventes que existen en el tejido empresarial español, pero lo califica de “insuficiente” y apunta que el impacto sobre el capital que estas empresas sin liquidez secuestran es muy superior a las estimaciones hechas.

El caso de los empleados de estas empresas se desataca en el trabajo de la OCDE. Las plantillas de las compañías zombis también padecen esta situación anómala de falta de liquidez y solvencia. Muchos trabajadores se encuentran atrapados en estas compañías, especialmente los perfiles más senior y con más antigüedad en la empresa que presenta graves dificultades para encontrar un nuevo empleo.

En países como Suiza o Dinamarca, el 70 por ciento de los asalariados de una empresa zombi son capaces de encontrar empleo en un año. Sin embargo, en países como Grecia o España solo la mitad de los empleados se reinserta en el mercado laboral en un año, lo que supone una merma en sus cotizaciones, por ejemplo, de cara a la jubilación. Los titulares de Planes de Pensiones MAPFRE protegen su jubilación y al margen de las situaciones de sus empresas o trabajos a lo largo de la vida, se aseguran un complemento económico a su pensión mediante el ahorro y la rentabilidad.

2020-06-01T17:27:12+02:0029 enero, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.