3 Min de lectura | La situación crítica que vive el sector turismo se ha visto agravada con la suspensión de los viajes del IMSERSO. Para paliar la situación, los hosteleros piden rebajar la edad para acceder el programa o abrirlo a los colectivos que se han visto más castigados por la crisis de la COVID-19.

La cancelación de los viajes del IMSERSO como consecuencia de la pandemia del Coronavirus ha supuesto pérdidas importantes en el sector turismo, que se encuentra en una situación muy crítica. Los hosteleros proponen una serie de medidas para atajar este problema que podría alargarse en el tiempo.

Malos datos para el sector turismo

Muchos establecimientos se han visto obligados a cerrar o están a punto de hacerlo ante la tremenda caída experimentada en el sector en los ocho primeros meses de 2020.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en este periodo han visitado España 15,7 millones de turistas. El año pasado, en estas mismas fechas, lo habían hecho 58,1 millones. Es decir, se ha producido un descenso de 42,4 millones de turistas internacionales.

Aunque una tercera parte de los turistas que visitaron España en 2019 lo hicieron en el último cuatrimestre, y gastaron más de 28 mil millones de euros, las previsiones del sector en que esto se repita no son muy optimistas.

Esta desconfianza se debe a que aún subsisten los efectos de la pandemia, que no solo afectan al turismo internacional, sino a los viajes del IMSERSO.

Una alternativa que durante tantos años ha sido la tabla de salvación para pequeñas y grandes empresas de sector en los meses de temporada baja, y que este año, tras un aciago verano, hubiera supuesto un balón de oxígeno para su maltrecha economía.

Hay que recordar que el programa turístico del IMSERSO viene funcionando desde hace 35 años, y que en este tiempo ha ido incrementando progresivamente el número de plazas hasta alcanzar, en la campaña de 2019, las 900.000 plazas.

La COVID-19 ha provocado la suspensión del programa de la presente temporada. Más de 370.000 jubilados se vieron obligados a cancelar sus viajes de vacaciones, generando con ello importantes pérdidas en el sector. El Gobierno y el sector del turismo temen por el impacto económico que tendrá la interrupción de dichos viajes.

Por este motivo, tanto el sector hostelero como las agencias de viajes siguen buscando nuevas fórmulas, inspirándose en el modelo del IMSERSO, para tratar de salvar la campaña de otoño e invierno.

IMSERSO para jóvenes y para los colectivos más castigados por la pandemia

Desde la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) sugieren la conveniencia de abrir el programa del IMSERSO a familias o gente joven para compensar la caída del turismo de personas mayores.

Esta medida, a la vez que serviría para dinamizar la demanda turística, valdría también para mantener el empleo y, de paso, evitar generar más cargas para las arcas del Estado.

Por su parte, la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE) plantean hacer ofertas a sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Ejército, transportistas y cajeras, que son los colectivos más fatigados porque han trabajado sin descanso durante la pandemia.

El Gobierno baraja todas las opciones y se plantea adoptar una nueva fórmula para el programa de Turismo Social. Esta sería una manera de incentivar el consumo y apoyar al sector, haciéndolo accesible a personas más jóvenes, ante la imposibilidad de reactivar el programa con personas mayores que pertenecen a grupos de riesgo.

¿Cuándo se volverá a retomar el programa del IMSERSO?

Algunos empresarios confían en poder retomar el programa en febrero de 2021, si la situación de la epidemia lo permite. Otros, más pesimistas a raíz de la multiplicación de contagios, sitúan la vuelta de los viajes en la próxima primavera con la vista puesta en la Semana Santa.

En cualquier caso, todos condicionan el retorno a la posibilidad de que salga una vacuna eficaz o que, al menos, se atenúe la pandemia.

Por el momento, la inseguridad actual se puede eliminar contratando siempre el seguro de Viajes MAPFRE, que cubre gastos de cancelación, en caso de que la situación empeore. Además, incluye otras coberturas esenciales en este momento como la asistencia médica en el destino.

Actualmente, no existe alternativa a los viajes del IMSERSO, aunque se esperan novedades en el sentido apuntado anteriormente.

MAPFRE