Como consecuencia de la crisis, muchas de las viviendas que se compraron durante el boom inmobiliario se tuvieron que vender después. Pero, si vendo mi piso con pérdidas, ¿cómo me afecta en la declaración de Renta?

Hace algunos años, la posibilidad de comprarse una vivienda nueva estaba al alcance de la mano. Cuando llegó el desplome económico, muchos de esos propietarios no pudieron seguir pagando ni manteniendo sus casas, por lo que, antes de llegar al embargo, optaron por vender a un precio inferior que cuando la compraron.     Como es lógico, esta opción de vender el inmueble por menos dinero de lo que en un principio costó no entraba en los planes de los propietarios, ya que lo que todo el mundo esperaba era realizar una inversión segura y recuperarla en un futuro si se vendía, o incluso ganar algo de dinero con la venta.   Dada esta situación, es fundamental plantearse las consecuencias que puede tener asumir la pérdida o arriesgarse a perderlo todo. Esto significa que se puede vender la casa por menos dinero y se perderá esa diferencia, pero en el otro extremo nos encontramos con el embargo de la misma, una opción ésta última que puede dejar al propietario sin casa y sin dinero alguno. Por ello, la clave está en saber cuándo vender y por cuánto para no tener que vernos en una situación extrema.

Si no hay ganancia patrimonial en la venta de un inmueble no se paga

Así, si vendo mi piso con pérdidas, ¿cómo me afecta en la declaración de Renta? En este caso, la respuesta es que no habrá que pagar más impuestos, ya que se considera que ha existido una pérdida patrimonial y no se debe tributar. Este último hecho no exime de la responsabilidad de no declarar dicha pérdida. Hay que tenerlo en cuenta y se podrá compensar con las ganancias de los próximos 4 años.  Es importante saber que, dado que Hacienda no conoce dichas pérdidas, no estarán incluidas en el borrador de la declaración. Será necesario realizarla con el Programa Renta WEB, algo que puede resultar un poco complicado si no tenemos mucha experiencia en la materia. Para solventarlo y presentar la declaración de la Renta correctamente, será necesario pagar un asesor o pedir cita previa en Hacienda.   Una vez que hayas recibido el dinero de esta venta con pérdidas, ¿qué es lo más recomendable? Sin duda, y la opción más obvia, es utilizarlo para cancelar la deuda pendiente e invertir el resto para que nos genere beneficios.   Si llegas al punto de vender el piso con pérdidas y resolver la cuestión cómo me afecta en la declaración de Renta, quizás estés pasando por un momento bastante crítico. Esta solución supone renunciar a la vivienda y, al mismo tiempo, perder dinero, pero debemos ser conscientes con las alternativas que existen y elegir la más acertada en cada momento. En el caso contrario, es decir, si estás pensando en comprar una nueva casa, contrata un Seguro de Hogar Platino MAPFRE para hacer frente a muchos de los imprevistos que surgen en el día a día. Te informamos totalmente gratis de todas las coberturas que incluye esta póliza.  

LO QUE DEBES SABER...

  • Vender con pérdidas es traumático, pero es necesario para evitar males mayores: si no hay más remedio, se vende.
  • Con el dinero que obtengamos podemos cancelar la deuda (objetivo principal) y el resto lo podemos invertir para tratar de recuperar esa pérdida inicial.
  • Lo más probable es que debas declarar esa pérdida y que tengas que hacer la Declaración de forma obligatoria. Es conveniente contratar un buen asesor para minimizar las consecuencias.

  Foto | Julio César Cerletti García