///Pros y contras de la reunificación de deuda

Pros y contras de la reunificación de deuda

3 minutos | La reunificación de deudas permite agrupar todos los pasivos en un único crédito. Tiene algunas ventajas, ya que nos permitirá ganar liquidez a final de mes. No obstante, también puede generar problemas. Estos son los pros y los contras de la reunificación de tu deuda.

La reunificación de deudas es una operación financiera por la cual una persona jurídica puede unificar todos los pasivos que tiene en un único crédito. Este movimiento se suele realizar habitualmente con el objetivo de ganar liquidez a corto plazo, reduciendo las cuantías de las cuotas mensuales y las condiciones de los préstamos. Es uno de los recursos para aquellas familias que tienen dificultades para llegar a final de mes.

La modalidad más común para reunificar deudas es la consolidación de las mismas en un crédito con garantía hipotecaria, en el que el aval es una vivienda.

Esta operación se puede realizar a través de una entidad bancaria, un intermediario financiero privado o un establecimiento financiero de crédito. Además, también podemos agruparlas en un crédito personal, con el consiguiente aumento del coste en intereses.

Ventajas de la reunificación de deuda

Llaves y casa en miniatura

La reunificación de deudas nos permite ganar cierta liquidez en el corto plazo y una visión agrupada del conjunto de nuestro pasivo. Concretamente, estas son las principales ventajas de esta operación:

  • Trataremos las condiciones crediticias con una única entidad.
  • Tendremos una sola cuota mensual y un solo tipo de interés.
  • Podremos renegociar los términos y condiciones de los créditos, tanto en plazo como en cuota e intereses.
  • Veremos una imagen global de nuestra situación financiera.
  • Ganaremos cierta comodidad al no tener que estar pendientes de varias deudas al mismo tiempo.

Desventajas

La reunificación de deudas también tiene algunos inconvenientes relevantes. El primero de ellos es la necesidad de avalar el crédito consolidado con una vivienda, lo cual podría afectar a nuestro patrimonio en el caso de que tengamos problemas para abonar las cuotas.

Además, hay otros puntos muy importantes que deben ser analizados antes de afrontar esta operación.

  • Los intereses que pagaremos podrán ser superiores a los que pagaríamos en la situación de inicio, por la extensión de plazos y los cambios de condiciones.
  • La tramitación y formalización del nuevo crédito conlleva una serie de gastos, como son las comisiones por cancelación anticipada o apertura o los desembolsos de notaría, registro y/o fiscales.

Caso práctico

Pongamos un caso práctico que sirva de ejemplo. Alberto tiene un crédito pendiente de 8.000 € del automóvil, con un interés del 6,5 por ciento y vencimiento dentro de cinco años. Paga 157 euros mensuales, por lo que el coste de intereses y comisiones alcanzaría los 1.391 euros en 2025.

Además, cuenta con una deuda de tarjeta de crédito de 2.500 euros con un interés del 20 por ciento que vence en un año, por la que paga 250 euros mensuales. Dentro de 12 meses, habrá pagado 500 euros en intereses.

Por último, Alberto también tiene un préstamo personal de 4.000 euros a cuatro años con un interés del 8 por ciento, por el que paga 98 euros al mes, que derivará en intereses por valor en 704 euros en 2020.

En total, paga una cuota mensual conjunta de 505 euros por sus deudas. Y, cuando termine de amortizarlas todas, habrá abonado 2.595 euros en intereses por un capital de 14.500 euros. Es decir, un interés del 17,9 por ciento.

Decide reunificar los 14.500 euros en un crédito a 10 años al 12 por ciento de Tipo de Interés Nominal (TIN), por el que pagará 199,4 euros mensuales. La cuota se ha reducido en un 60,5 por ciento cada mes, pero el coste de intereses se ha disparado hasta 9.428 euros, los que supone más del triple (un 263 por ciento más) que lo que hubiera pagado en su situación inicial.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador MAPFRE

2020-07-09T10:33:15+02:006 julio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.