///Alerta: compañero de trabajo incompetente

Alerta: compañero de trabajo incompetente

Hay quienes opinan que los compañeros de trabajo son lo mejor de su puesto en equipo, pero también está la experiencia contraria. Descubre 4 pistas clave para detectar a un compañero de trabajo o jefe incompetente y del que debes […]

Hay quienes opinan que los compañeros de trabajo son lo mejor de su puesto en equipo, pero también está la experiencia contraria. Descubre 4 pistas clave para detectar a un compañero de trabajo o jefe incompetente y del que debes huir lo antes posible.

 

 

Un buen compañero de trabajo y un jefe motivador son dos tesoros del entorno laboral que no siempre se tiene la suerte de encontrar. Para detectar compañeros incompetentes y superiores de los que es mejor alejarse, atento a estos 4 signos de alarma.

 

  • Siempre te oye, pero nunca te escucha

El trabajo en equipo es hoy una clave para el éxito de empresas y departamentos, la aportación de cada uno de los profesionales que conforman un grupo de trabajo es el secreto de muchas empresas que hoy son top. El jefe o el compañero incompetente no suele ser un buen jugador de equipo, sus miedos e ineptitud le obligan a mirar con recelo la colaboración de subordinados o iguales.

 

Para guardar las formas, un jefe incompetente puede que oiga tus sugerencias, tus propuestas, tus críticas constructivas… pero nunca hará una escucha activa que revierta en acciones concretas. La falta de empatía y confianza hace que una persona poco válida no sea capaz de aceptar todo lo que otros pueden aportarle.

 

  • Ofrece consejos y exige formas de trabajo o compromiso laboral, pero no predica con el ejemplo.

Es habitual escuchar a empleados quejarse de superiores que exigen a sus trabajadores un esfuerzo o un compromiso que ellos no respetan ni practican. Hoy es necesario que un jefe sea capaz de mostrar al primero su capacidad de trabajo, no se trata de asumir competencias de los demás, pero es un signo de falta de profesionalidad pedir a los compañeros una actitud frente al trabajo que uno mismo no asume.

 

Los jefes menos valorados dan miles de consejos y recomendaciones a sus empleados para que mejoren, ofrecerles teorías sobre el sacrificio o la participación en un equipo; pero nunca actúan en ese sentido ni dan un ejemplo práctico de la teoría que tan bien se han aprendido. Es una actitud contradictoria muy poco positiva para motivar a un grupo de trabajo.

 

  • Celebra los logros como algo personal, pero comparte los fracasos siempre eludiendo su responsabilidad

El mal de apuntarse como personales los tantos de un equipo y compartir la culpa de los fracasos es tan fácil de practicar como desastroso para el buen funcionamiento de una plantilla. La gestión del fracaso es el punto fuerte de las empresas que se mantienen, se consolidan y crecen. Un jefe incompetente o un mal compañero solo aparece en los buenos momentos y se diluye en la culpa colectiva cuando llegan los momentos duros.

 

Los expertos en gestión de recursos humanos recuerdan la importancia de motivar y recompensar de forma equitativa y eficiente los buenos momentos, pero también alertan sobre la importancia de saber gestionar el fracaso para crecer en él y aprender de los errores. Un buen jefe tiene que ser un experto en ello.

 

  • Aprecia la monotonía y odia los cambios

La flexibilidad es hoy una de las características más buscadas y celebradas por los cazadores de talentos y seleccionadores de Recursos Humanos, precisamente es esta cualidad la que no suelen ni conocer los incompetentes. La falta de capacidad para adaptarse a cambios internos y externos denota hoy y desvela a un superior o compañero poco deseable.

 

Hoy los puestos de trabajo ya no son como antes, las nuevas tecnologías, pero también el desarrollo económico y social hace que el cambio sea continuo y parte del día a día en muchos empleos. La falta de flexibilidad para el cambio hace que el más profesional y experimentado de los empleados o jefes sea poco eficiente en un entorno donde la monotonía y la rutina no suelen tener cabida por mucho tiempo.

 

Los compañeros y los jefes pocas veces pueden elegirse por lo que, aunque seas capaz de detectar pronto la incompetencia de algunos, quizás no puedas evitar convivir con ella. En cualquier caso, recuerda que el Seguro de Hogar MAPFRE incluye Defensa Jurídica para reclamaciones laborales de diferente índole, consulta si estas en una situación delicada en tu empleo.

2020-03-12T12:03:45+02:0019 marzo, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.