///Pros y contras del autónomo dependiente

Pros y contras del autónomo dependiente

4 minutos | Dentro de los trabajadores autónomos existe un grupo que tiene unas condiciones especiales por su actividad, y son los trabajadores autónomos económicamente dependientes. Como su propio nombre indica, estos autónomos dependen económicamente de un cliente con las ventajas y desventajas […]

Dentro de los trabajadores autónomos existe un grupo que tiene unas condiciones especiales por su actividad, y son los trabajadores autónomos económicamente dependientes. Como su propio nombre indica, estos autónomos dependen económicamente de un cliente con las ventajas y desventajas que ello supone. A grandes rasgos, y a largo plazo, es «peor» ser autónomo dependiente que autónomo a secas.

Un autónomo es dependiente cuando al menos el 75% de sus ingresos provienen de un único cliente. Esto es muy matizable, obviamente, porque dependerá de cada situación y acuerdo entre autónomo y cliente. La realidad del trabajador autónomo económicamente dependiente es que para el cliente es más barato de contratar que un trabajador. Por otro lado el autónomo dependiente tiene ventajas que no disfruta un autónomo estándar.

Ventajas de ser autónomo dependiente

Las ventajas de ser autónomo dependiente son, en cierta manera, una de las razones positivas por las que muchos aceptan estas condiciones. Es decir, a veces se da la situación en la que la empresa afirma no poder contratar un trabajador, pero sí un autónomo (dependiente, aunque no lo diga), y a pesar de ser objetivamente menos interesante que el empleo por cuenta ajena, para el aspirante es una oportunidad de salir del paro e iniciar actividad sin tanto riesgo como la de un autónomo «estándar».

  • Podrá tener derecho a un seguro de desempleo si terminase la actividad.
  • Tendrá derecho a la indemnización por rescisión de la actividad en la cantidad que se estipule en el contrato.
  • Tendrá derecho a días de vacaciones, un mínimo de 18 al año.
  • Tendrá derecho al permiso de maternidad sin período mínimo de cotización (180 días).
  • Tendrá un contrato de colaboración con el cliente en el que se podrán (y deberán) establecer las partes, donde se explique el objeto y la causa, se establezca el «sueldo», cuánto durará el servicio y todo lo relacionado con las vacaciones (cuándo, cuánto y cómo), y en su caso la indemnización por rescisión, la confidencialidad que exija el cliente, etc.

 

Desventajas de ser autónomo dependiente

En realidad, desventajas no sería la palabra: hablamos de obligaciones que asumiría el autónomo dependiente, y por tanto, según el caso serán asumibles, pero con el tiempo pueden convertirse en desventajas.

  • No puede tener trabajadores a su cargo, delegar las responsabilidades ni subcontratar parte de su trabajo a terceros.
  • Ha de tener infraestructura propia para poder desempeñar su actividad. Esto es discutible porque hay empresas que quieren al trabajador en sus oficinas, así que dependerá de cada caso. Lo cierto es que esta puede ser una condición perfectamente «legal» por parte de la empresa, así que hay que tenerlo en cuenta.
  • Lo normal es que el cliente le exija exclusividad, bien sea total, o bien sea parcial. Pero lo habitual es que un autónomo dependiente trabaje en exclusiva para un cliente, al menos si nos ceñimos a los 5-10 últimos años.
  • Normalmente se espera que el trabajador desarrolle su trabajo de forma autónoma, aunque el cliente imponga sus condiciones y sus requisitos.

La figura del trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE) es frecuente en los últimos tiempos porque es más barato que contratar un trabajador (puesto que el autónomo se hace cargo de sus cuotas y demás gastos asociados) y es más fácil de «despedir». Por otro lado, a muchos desempleados les parece interesante, aun siendo (en ocasiones, no por propia naturaleza) una forma de contrato muy precaria, porque salen del desempleo y pueden iniciar una actividad remunerada en una situación que no permite la contratación de personal en las empresas.

Esta figura de trabajador, y su situación, no tiene por qué ser perjudicial para el mismo, aunque es cierto que existe el riesgo de un mal uso de esta figura por parte del cliente que contrata. Es muy recomendable pensarlo muy bien, elaborar un contrato completo que nos cubra en el caso peor, y negociar al máximo con el cliente, por ejemplo pidiendo un extra sobre el sueldo estipulado para cubrir la cuota de autónomos.   Si quieres mantenerte informado sobre la figura del trabajador autónomo y sus ventajas y desventajas, suscríbete a nuestro boletín y recíbelo por email.

¿Cualquier autónomo puede convertirse en autónomo dependiente (Trade)?

No: existen excepciones, como la de los autónomos societarios. Tampoco pueden serlo los titulares o empleados de establecimientos comerciales o de oficinas que trabajen de cara al público. Y en el caso de los transportistas, deben cumplir ciertas condiciones.

LO QUE DEBES SABER...

  • Un autónomo es económicamente dependiente cuando percibe al menos el 75% de sus ingresos de un solo cliente.
  • Tiene ventajas, como las coberturas o la indemnización por rescisión, y un contrato; tiene desventajas como la exclusividad y la peor situación comparado con un trabajador por cuenta ajena.
  • Es una figura habitual en los últimos años porque resulta más barato que contratar un empleado, y lo más recomendable es negociar muy bien las condiciones para evitar sorpresas.

2019-06-11T14:18:06+02:0020 junio, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.