El desempleo es uno de los problemas endémicos que arrastra la economía española desde los años setenta, con tasas que superan sustancialmente las observadas en los países de nuestro entorno.

En 2019, el número de parados ascendía a 3.163.605, de los cuales, el colectivo de parados de larga duración abarcaba un elevado porcentaje (40 por ciento de mujeres y 35 de hombres), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aunque en las últimas décadas se han experimentado ligeras mejorías, lo cierto es que este colectivo nunca ha llegado a reducirse del todo, de ahí que uno de los objetivos prioritarios a la hora de establecer programas y ayudas sea disminuir este grupo.

¿Qué se considera parado de larga duración?

Parado de larga duración es, básicamente, aquel que lleva en situación de desempleo durante 12 meses o más.

La definición del término se hace más compleja cuando de lo que se trata es de recibir ayudas. En tal caso, se entiende por parado de larga duración, además de la definición anterior, aquel desempleado que:

  • Ha estado inscrito de forma ininterrumpida como demandante de empleo durante al menos 12 meses.
  • Carece de rentas.
  • Ha agotado todas las ayudas y prestaciones ordinarias a lo largo de su vida laboral.

¿A qué ayudas pueden acceder los parados de larga duración?

Ilustración de una mano entregando un salvavidas a otra mano

https://bit.ly/35mgcDo

Las ayudas que pueden cobrar los parados de larga duración son la Renta Activa de Inserción (RAI) y el Subsidio Extraordinario por Desempleo (SED).

Subsidio Extraordinario por desempleo (SED)

El SED es una ayuda extraordinaria que sustituye al antiguo Programa de Activación para el Empleo (PAE) y al Plan Prepara. Ofrece una prestación económica igual al 80 por ciento del IPREM, es decir, de 430,27 euros mensuales, durante un máximo de 180 días (seis meses). Una vez recibida esta ayuda no se puede volver a percibir.

Para optar a ella, es necesario cumplir una serie de requisitos:

  • Estar en situación de desempleo por haber perdido el empleo anterior de forma involuntaria.
  • Haber permanecido inscrito como demandante de empleo durante al menos 360 días en los 18 meses inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.
  • Haber agotado el paro, el subsidio por desempleo y la Renta Activa de Inserción.
  • Carecer de rentas superiores al 75 por ciento del SMI, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. Es decir, no superar los 712,50 euros mensuales.
  • Acreditar responsabilidades familiares.
  • No tener la edad legal para acceder a la pensión de jubilación.

La ayuda se puede solicitar en la oficina de prestaciones del SEPE (pidiendo cita previa), en cualquier oficina de registro público o por correo administrativo. Hay que presentar la siguiente documentación:

  • Modelo oficial de solicitud.
  • Acreditación de que se han realizado las acciones de Búsqueda Activa de Empleo (BAE) ante el Servicio Autonómico de Empleo.
  • Documentos de identificación del solicitante y de los hijos que están a su cargo y que figuran en la solicitud.
  • Documento bancario en el que figure el número de cuenta de la que el solicitante sea titular y donde desee percibir la prestación.
  • Libro de Familia.
  • Justificante de rentas.

Renta Activa de Inserción (RAI)

La RAI es una ayuda económica que reciben las personas en paro que no tienen derecho a la prestación contributiva ni al subsidio por desempleo. La cuantía es del 80 por ciento del IPREM (430,27 euros al mes) y se recibe hasta un máximo de once meses. Esta ayuda solo se puede solicitar en tres ocasiones.

Es importante señalar que mientras se recibe esta ayuda no se cotiza para la jubilación. Por ello, siempre es aconsejable contar con un plan de ahorro privado que garantice unos ingresos estables para cuando llegue el momento del retiro laboral, como los Planes de Pensiones MAPFRE, que se adaptan al perfil de ahorrador de cada persona.

Para poder beneficiarse de esta ayuda hay que cumplir una serie de condiciones:

  • Tener entre 45 y 65 años de edad.
  • No haber recibido esta ayuda en los 12 meses inmediatamente anteriores a la prestación de la solicitud. Las víctimas de violencia de género, las que padecen una minusvalía o los pensionistas por incapacidad quedan exentos de esta exigencia.
  • Estar inscrito como demandante de empleo de forma ininterrumpida durante los 12 meses inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.
  • Haber agotado la prestación contributiva o subsidio por desempleo. Si estas ayudas se acabaron por sanción, se pierde en derecho a recibir la RAI.
  • No tener derecho a las prestaciones o subsidios de desempleo o a la renta agraria.
  • No tener ingresos propios mensuales superiores al 75 por ciento del SMI (no más de 712,50 euros al mes).

Para acceder a la ayuda hay que pedir cita previa en el SEPE y presentar la siguiente documentación:

  • Modelo oficial de solicitud.
  • DNI o pasaporte del solicitante.
  • Cualquier documento bancario en el que figure el número de cuenta de la que sea titular y donde desee percibir la prestación.
  • Libro de Familia.
  • Justificante de rentas.

En este enlace tienes una guía de cómo solicitar la RAI.

Plan para fomentar la contratación de parados de larga duración

Además de estas ayudas, existe el Plan Reincorpora-T, cuyo objetivo es reducir las elevadas tasas de paro mediante la incorporación de medidas que fomenten la contratación de desempleados de larga duración.

El plan tiene una vigencia de tres años (2019-2021) y un presupuesto total de 1.313 millones de euros. Se articula en torno a seis ejes de actuación que van desde la orientación o la formación profesional, hasta las oportunidades de empleo y emprendimiento.

Entre otras medidas, ofrece bonificaciones a la contratación de parados de larga duración o la modificación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años.

No obstante, las medidas recogidas en este plan no son de obligado cumplimiento para las comunidades autónomas, por lo que estas pueden decidir si llevarlas a cabo o no.

En la web del SEPE puedes consultar toda la información al respecto.

Periodista especializado
MAPFRE