///Cómo pedir un ascenso o subida de sueldo

Cómo pedir un ascenso o subida de sueldo

Para un trabajador hay pocas cosas más estresantes que solicitar una mejora salarial o un ascenso dentro del organigrama de la empresa. Hay momentos más estresantes y no son precisamente positivos, como un ajuste de plantilla que nos afecte, un […]

Para un trabajador hay pocas cosas más estresantes que solicitar una mejora salarial o un ascenso dentro del organigrama de la empresa. Hay momentos más estresantes y no son precisamente positivos, como un ajuste de plantilla que nos afecte, un despido, o un cambio de destino no solicitado (y poco deseado). Sin embargo, en ocasiones podemos pensar que nos merecemos algo más, y para conseguirlo debemos tener en cuenta una serie de consejos.

Pedir un aumento de sueldo es una negociación, y como tal «hay que saber cuanto se quiere pedir, por qué se quiere pedir esa cantidad, qué hacer en caso de que la empresa sea reacia a llegar a la cifra o cómo actuar en caso de una negativa a las aspiraciones que tenga el trabajador«, según afirma Noelia de Lucas, directora general en España de la empresa de empleo y selección de personal Hays.

LO QUE DEBES SABER...

 

  • ¿Cuánto quieres pedir de aumento ¿Es en dinero o en especie?
  • Valora si mereces ese aumento y agrupa argumentos a favor relacionados con tu rendimiento dentro de la empresa.
  • La clave es sugerir un aumento de sueldo, más que pedirlo, y negociar hasta encontrar la situación más beneficiosa

 

Sugerir un aumento de sueldo, más que pedirlo

La petición de aumento deberíamos camuflarla en una sugerencia de mejora a partir de nuestros resultados, antigüedad, lealtad a la empresa, o cualquiera de los valores positivos que logremos recopilar y que usaremos en la negociación. Cualquier posición exigente al respecto solo nos cerrará puertas. Veamos las claves para afrontar esta situación.

    1. Pide una reunión con tu supervisor

La forma de empezar la negociación, o al menos de intentarlo, es solicitar una reunión con tu superior. El motivo: hablar de tu rendimiento. En muchas empresas se llevan a cabo procesos periódicos de evaluación, así que también puedes aprovecharlos para llevar a cabo tu iniciativa de negociación. Sobre todo, si los resultados son positivos, claro.

    1. Debes hacer bien tus deberes

Preparar bien tu discurso con los argumentos por los cuales estás convencido de que te mereces una mejora salarial, o de otro tipo, es fundamental: tus logros recientes, si has ampliado responsabilidades o si generas beneficios directos o indirectos a tu empresa. Además, investigar el mercado te vendrá bien para saber cuánto puedes aspirar a mejorar.

    1. ¿Es el momento adecuado?

Igual eliges un mal momento para pedir un aumento, pero no te das cuenta de ello. Hay que afinar el tiro y procurar elegir el momento más dulce en la empresa (después de un período de gran rendimiento, por ejemplo). Si no has destacado entre tus compañeros recientemente, si no has rendido lo suficiente o no has cumplido los objetivos marcados,… mejor es esperar.

    1. Vende tu perfil

Has de potenciar y presentar correctamente tus fortalezas: debes dar a entender perfectamente por qué deben mejorar tus condiciones (pero como dijimos antes, con mano izquierda). La demostración de tus logros o resultados de los últimos meses es fundamental para abrir las puertas al aumento.

    1. Si el dinero es problema, hay otros beneficios que puedes solicitar

No todas las empresas, ni en cualquier momento, pueden afrontar un aumento de salario. Puede ser circunstancial, o bien porque no sea posible encajarlo de alguna manera. En ese caso es posible variar el tiro y buscar mejoras de otro tipo, por ejemplo en más ayudas para la comida, en un seguro médico, un plan de pensiones de empresa, en un mejor horario o algún día libre extra. Todo ello son mejoras, lo que ocurre es que no son mejoras en «efectivo»: sigue siendo dinero, no lo olvides.

Qué no hacer jamás

No se debe poner en una balanza el aumento de sueldo o la salida de la empresa. Este tipo de órdago a la grande no se digiere bien en una negociación (de hecho, si era una negociación, habrá dejado de serlo tras ese pulso). Una situación de ese estilo implica que se genere desconfianza en el entorno de trabajo y no sirve para cerrar la negociación con éxito: al contrario. Y puede que la empresa elija que abandones tu puesto, ¿no les diste la opción?

Si quieres estar informado sobre todo lo relativo a la RENTA 2013, regístrate en nuestro boletín y recibe por email los mejores consejos.

2020-02-07T13:21:16+02:0021 mayo, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.