///Contratar un nuevo empleado

Contratar un nuevo empleado

Conoce qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar un nuevo empleado. Un buen proceso de selección es la clave para que los trabajadores seleccionados aporten valor a la compañía.

Contratar un nuevo empleado es un asunto muy importante para una empresa, especialmente si su tamaño es pequeño. La incorporación de un nuevo trabajador puede repercutir enormemente en la eficiencia de la organización. Además de analizar factores como su educación y su experiencia laboral es aconsejable tener en cuenta otros parámetros más personales que certifiquen que sus intereses son similares a los de la institución y que su llegada será positiva.

Problemas a la hora de contratar un nuevo empleado

Contratar un nuevo empleado no es una tarea sencilla, pues hay que hacer frente a los siguientes contratiempos:

  • Excesivas solicitudes. Aunque la Tasa de Paro en España haya disminuido durante los últimos años, aún sigue siendo superior a la que presentan otros países europeos. Por esta razón, una vez que se abre un proceso de selección es normal recibir cientos de currículos que hacen que la elección del candidato ideal sea más larga y complicada.
  • Falta de profesionalidad. En las organizaciones de poco tamaño no suele existir un departamento de recursos humanos y la decisión recae sobre el jefe o el propietario, el cual no suele tener formación en este ámbito. Su falta de conocimiento puede implicar que no tenga en cuenta parámetros muy importantes que sí que considerarían los profesionales.

Proceso de selección para contratar un nuevo empleado

Incorporar una nueva persona a la empresa debe de considerarse como un acto muy importante, pues sus acciones repercutirán directamente en la producción y en el ambiente. Por esa razón, es conveniente realizar un cuidadoso proceso de selección para contratar al empleado ideal:

  • Analizar las necesidades de la empresa. El primer paso para contratar un nuevo empleado es delimitar cuáles son las necesidades de la organización. Se debe de valorar los recursos que actualmente se tienen y qué área se necesita impulsar.
  • Crear el perfil del nuevo empleado. Consiste en delimitar aquellas características que debe de tener el trabajador que se incorpore al equipo. Se debe de valorar su currículo, pero también detallar qué aspectos personales resultan interesantes para el rol que desempeñará en la organización.
  • Planear el mejor proceso de selección para contratar un nuevo empleado.  Según el tipo de plaza que se quiera cubrir existe un método más adecuado. Por ejemplo, si es una necesidad puntual en un puesto de poca cualificación, se puede dejar el proceso en manos de una empresa de trabajo temporal, mientras que si se busca un empleado de dirección es posible contactar con un headhunter profesional para que preste ayuda. Los portales de empleo online o los anuncios en prensa son un modo de asegurarse repercusión y llegar a varias personas, mientras que también se puede optar por comentar la oferta en los círculos cercanos o en las empresas de la competencia si lo que se busca es un perfil muy concreto.
  • Modos de poner a prueba a los candidatos. Una entrevista es la manera más usada para valorar a los posibles aspirantes. Sin embargo, existen otros métodos para contratar un nuevo empleado. Uno de ellos, seria la creación de un grupo de discusión, el cual permite ver mejor la personalidad de cada integrante, o la realización de test psicotécnicos. Realizar una pequeña prueba similar al trabajo que tendrá que desempeñar el empleado es otra manera de comprobar si realmente tiene lo necesario para el puesto.
  • Criterios para descartar candidatos. Se debe de considerar qué aspectos se tendrán en cuenta para seleccionar las personas más interesantes. El primer paso será delimitar una serie de parámetros que permitan desechar los currículum vítae recibidos que no encajen con lo que se busca. Posteriormente se debe de anotar qué variables se considerarán en la entrevista o el proceso para elegir al empleado perfecto.

Grupo de trabajadores dando la enhorabuena a un nuevo empleado

Los aspectos para tener en cuenta al contratar un nuevo empleado

Para que el proceso de contratar un nuevo empleado sea exitoso de debe de valorar una serie de parámetros:

  • Sustitución o nuevo puesto de trabajo. No es lo mismo contratar un nuevo empleado para cubrir un vacío producido por una salida o que se trate de una incorporación en un departamento nuevo. El perfil es completamente diferente, pues dependiendo de la situación contará con un equipo de trabajo diferente. Por ejemplo, en el caso de que se trate de una sustitución, es más sencillo que cuente con compañeros de trabajo que conocen el entorno y que pueden ayudar a la integración, mientras que si se trata de un puesto nuevo será preciso que tenga conocimientos y liderazgo suficiente como para abrir nuevas vías.
  • Perfil del puesto de trabajo. Cada empleado desempaña un cargo concreto y tiene un rol en la empresa. Existen personas cuyo cometido es centrarse en la producción inmediata, otros con carácter técnico y también está el profesional administrativo y de gerencia. Cada labor necesitará un tipo de persona distinto.
  • Costes de aprendizaje. Cuando se decide contratar un nuevo empleado se debe de tener en cuenta que necesitará un periodo de adaptación para conocer la manera en la que se trabaja en la compañía y para que se familiarice con su labor. Este tiempo de rodaje hasta que la persona se acople a su labor diaria dependerá de sus conocimientos y de su actitud.
  • Análisis de ingresos y costes. Contratar un nuevo empleado conlleva incrementar los gastos, pues hay que pagar un nuevo salario, abonar las cuotas a la Seguridad Social y dedicar tiempo a la formación. Sin embargo la incorporación puede conllevar una mayor eficiencia, un punto de vista estratégico diferente y un mayor éxito empresarial. Comparar ambas variables es imperativo para asegurarse de que merece la pena ampliar la plantilla
  • Formación, experiencia y personalidad. Estos tres factores son los más relevantes para conocer cómo es el nuevo trabajador. Analizar sus trabajos anteriores y sus valores son dos maneras que permitirán acertar a la hora de realizar la elección final.

Contratar un nuevo empleado es un asunto muy importante para una empresa, pues conlleva un complejo proceso de selección para buscar al candidato ideal. Una vez encontrada la persona deseada es necesario retenerla, pues el talento es muy importante. La conciliación familiar o la posibilidad de tener un Plan de Pensiones MAPFRE son factores que suman valor al salario.

2020-03-12T14:49:56+02:0017 septiembre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.