Dar de alta una empresa en 5 pasos

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

En poco tiempo vas a ser tu propio jefe y te convertirás en empresario, si buscas información para dar de alto una empresa, este es un paso a paso básico y sencillo de seguir, pero recuerda que hay empresas que exigen extras.

 

Documento de papel sujeto por manos diferentes por ambos extremos

 

Para dar de alta una empresa en el registro correspondiente y hacerla existir, antes has tenido que tomar un montón de decisiones y hacer otros trámites por lo que ya has comprobado que el proceso de constitución y puesta en marcha de una empresa no es compleja, pero si exige dedicación y esfuerzo.

 

La tramitación para formalizar la constitución de tu nueva empresa es un paso más –ineludible- en tu propósito de convertirte en empresario.  Para resolver esta parte del proceso con eficacia y rapidez, tienes que tener ya cubiertos otros previos, de lo contrario el alta no será posible o supondrá un fracaso con mucha probabilidad.

 

Preliminares a la formalización de una empresa

 

  • Definición de la actividad a desarrollar.

Parece evidente, pero no lo es tanto, antes de dar de alta tu empresa tienes que definir su actividad y encuadrarla dentro de algunas de las recogidas legalmente en normativa. Consulta en profundidad y no te tomes a la ligera esta definición que tiene consecuencias en temas como la fiscalidad. El sector al que pertenezca tu nueva empresa puede acarrear procedimientos extras o exclusivos en el proceso del alta de la empresa.

 

  • Planificación global y a largo plazo

No es recomendable empezar la casa por el tejado o lo que es lo mismo, dar de alta una empresa sin tener una planificación global y lo más detallada posible sobre todos los aspectos empresariales y a largo plazo. Si tienes dudas, consulta un asesor profesional sobre este punto. Un estudio de mercado sobre el sector elegido también suele ser una buena idea. Detalles como si vas a contratar o no empleados es clave, ya que de ello depende que tengas que hacer unos u otros trámites para formalizar el alta.

 

  • Valoración de riesgos

Si vas poner en marca una empresa con todo lo que supone ya no solo de inversión económica sino también de tiempo y trabajo personal, no es inteligente saltarse la valoración de riesgos y evitar en la medida de lo posible dar de alta una empresa en la que el balance de riesgos es superior al de éxitos.

 

  • Forma jurídica

La elección de la forma jurídica es clave para poder afrontar el alta de la empresa, cada tipo de empresa está sujeta a un tipo de registros, altas y requisitos formales diferentes por lo que es necesario tener definido este punto para poder seguir con la tramitación. Entre las muchas posibilidades se encuentran la sociedad limitada, cooperativa o franquicia por ejemplo.

 

 

Trámites generales para dar de alta una empresa

 

  • Paso 1: Agencia tributaria

Tienes que darte de alta en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores y en el IAE, Impuestos sobre Actividades Económicas.

 

  • Paso 2: Tesorería General de la Seguridad Social

Alta en el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) que es el que regula la cotización a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos o empresarios individuales. En su caso, también debe procederse a dar de alta a los socios y administradores en los regímenes de la Seguridad Social que corresponda según el tipo de sociedad y/o a la participación en el capital social.

 

  • Paso 3: Inspección provincial de trabajo

Obtención y legalización del libro de visitas donde se recogerán y anotarán de manera oficial y legal las inspecciones a las que se someta la empresa.

 

  • Paso 4: Registro Mercantil Provincial

La legislación actual obliga a las empresas a contar con una serie de libros-registros. Entre ellos, libro de actas, libro registro de socios, libro-registro de acciones nominativas y libro registro de contratos entre el socio único y la sociedad. Respecto a la contabilidad es necesario legalizar: un libro diario y un libro de inventarios y cuentas anuales.

 

  • Paso 5: Autoridades de certificación

Para una administración y gestión empresarial actual es imprescindible obtener un certificado electrónico que posibilita firmar documentos electrónicos e identificar inequívocamente al propietario de la firma, consulta los diferentes organismos oficiales habilitados para hacer este trámite.

 

     

    No pierdas de vista que estos son los 5 pasos generales para todo tipo de empresa, pero que según el sector, la forma jurídica elegida para tu empresa u otros detalles, puede que tu organización precise de otros trámites específicos y extraordinarios que son también obligatorios. Si tienes dudas consulta a expertos y asesores profesionales, y dirígete siempre a los organismos oficiales dependientes del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

     

    La previsión es la clave durante la etapa de actividad laboral y en el momento del retiro. Tanto si has constituido tu propia empresa como si eres un trabajador por cuenta ajena protege tu jubilación con un Plan de Pensiones MAPFRE flexible y siempre adaptado a tus necesidades.

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Conectar con Facebook

    Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre