///Datos sobre la desigualdad laboral en España

Datos sobre la desigualdad laboral en España

4 minutos | La desigualdad laboral en España se recupera a un ritmo más lento que en recesiones anteriores. La mujer y los jóvenes, los más perjudicados.

A pesar de la mejora del empleo, la desigualdad laboral en España se está recuperando peor que en crisis anteriores. Si bien es cierto que las familias disponen de un ahorro mayor, la Gran Recesión, más prolongada y con un incremento del paro más cruento que en otros casos, ha hecho estragos. Tampoco ayuda el aumento de los trabajos temporales, la reforma laboral o la globalización, aspectos que están dificultando la mejora de las rentas más bajas.

Desigualdad laboral en España: el salario

Desde la crisis, los trabajadores hemos perdido 515 euros al año de poder adquisitivo y la desigualdad laboral en España ha crecido. El sueldo medio en España se sitúa en 23.156 euros brutos al año, pero el más habitual es de 16.497 euros, lo que quiere decir que figuran muchos más trabajadores en los valores bajos que en los sueldos más elevados. Son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que también hablan de la brecha de género, la territorial y la más grande: la de los directivos, que ganan 38.000 euros al año más que los empleados, con un sueldo medio de 50.530 euros anuales.

La desigualdad laboral también está presente en los sectores, siendo los de hostelería, actividades administrativas y servicios los que ni siquiera alcanzan el sueldo más frecuente. Sus trabajadores cobran de media entre 14.000 y 16.000 euros, o lo que es lo mismo, unas tres veces menos que el salario del sector que mejor paga, que es el de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (con una media de 50.992 euros al año).

El territorio también marca distancias. El salario medio de vascos (27.480 euros), madrileños (26.330 euros) y navarros (25.468 euros) supera la media con creces. Los que menos cobran: los castellano-manchegos (20.825 euros), los canarios (19.749 euros) y los extremeños (19.475 euros).

En cuanto a la edad, la peor parte la tienen los más jóvenes, que cobran unos 20.000 euros menos que los senior. Lo que es de esperar, dado que los trabajadores con más edad son, en general, los de mayor antigüedad y experiencia en el puesto de trabajo.

Desigualdad laboral en España entre hombres y mujeres

Mujer sentada leyendo el periódico en una oficina

Por sexos, la ganancia media anual femenina supone el 77,7 por ciento de la masculina. Mientras ellas cobran al año un sueldo medio de 20.131 euros, ellos lo superan en casi seis mil euros, llegando a los 25.924 anuales. Esta diferencia se reduce si se comparan puestos de trabajo similares (misma ocupación, tipo de contrato, tipo de jornada, etc.).

Según un informe publicado por la fundación de estudios económicos Fedea, la brecha salarial ajustada a empleos del mismo rango se situó en 2014 en el 12,7 por ciento. En esta desigualdad tienen que ver el tipo de jornada laboral, de contrato o los complementos salariales por nocturnidad o festivos. Además, las mujeres a menudo se ven obligadas a interrumpir sus carretas para ser madres o cuidar de familiares, lo que reduce sus retribuciones por hora y también sus futuras prestaciones. Para completar la pensión por jubilación, los Planes de Pensiones MAPFRE te ofrecen las formas de ahorro que mejor se ajustan a tus necesidades y objetivos personales.

Pero la brecha salarial de género es solo una mínima parte de la desigualdad laboral entre hombres y mujeres. Los techos de cristal y la precariedad de la contratación afectan negativamente a las mujeres y los datos, una vez más, lo corroboran. El último indicador de Eurostat al respecto, que no solo se centra en el sueldo, sino que además tiene en cuenta la tasa de ocupación y el tipo de jornada (a tiempo parcial o completo) revela que la verdadera desigualdad por sexos es mucho mayor al 12,7 por ciento de la brecha salarial y alcanza el 35 por ciento en España, es decir, casi el triple (según datos de 2014, el último año disponible).

Desigualdad laboral en España según el indicador Gini

Para medir la desigualdad en los ingresos dentro de un país, uno de los indicadores más utilizados es el coeficiente de Gini: un número entre 0 y 1, siendo 0 la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 1 la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno). El índice de Gini es igual al coeficiente de Gini multiplicado por 100. Una variación de dos centésimas del coeficiente de Gini equivale a una distribución de un 7 por ciento de riqueza entre el sector más pobre de la población y el más rico.

Pues bien, para comprobar cómo ha evolucionado la desigualdad en España, basta con igualar todos los periodos fijando el punto inicial en la base 100 (que es el año de mayor tasa de crecimiento en cada ciclo), y desde ese punto ver cómo trascurre el Gini según se ralentiza la actividad, cae en una recesión e inicia la recuperación.

Según esto, durante los años de Recesión, el Gini fue mejor que en los noventa, pero peor que en los ochenta. Sin embargo, con la salida de la crisis, el Gini no se está comportando con la misma intensidad que en épocas anteriores. Además, si comparamos el indicador con la evolución del empleo, encontramos un dato sorprendente, y es que a pesar del aumento de la tasa de ocupación, el Gini no ha tenido una corrección tan apreciable. Aunque la OCDE apunta que el 80 por ciento de la desigualdad en España tiene que ver con el desempleo, parece que en esta ocasión la correlación es menor.

2020-03-17T12:25:13+02:009 agosto, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.