3 Min de lectura | El actual Estatuto de los Trabajadores establece que no te pueden despedir por baja médica. No obstante, sí existe la posibilidad de hacerlo durante el tiempo de la misma, siempre que el motivo no sea la incapacidad temporal. A continuación, explicamos los detalles.

En la actualidad y tras la derogación del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores en el año 2020, no te pueden despedir por estar de baja médica. Es decir, la incapacidad temporal por enfermedad o accidente no puede ser una causa de despido. Sin embargo, la empresa puede poner fin al contrato con un trabajador mientras se encuentra en la situación de baja laboral siempre que alegue otros motivos distintos justificados.

Ilegalidad de los despidos por baja médica

Antes de la supresión del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores, las faltas de asistencia al trabajo intermitentes, por causas justificadas o no, eran consideradas como un motivo suficiente para despedir a un empleado. Para ello, era necesario que las ausencias superaran entre el 20% y el 25% de las jornadas laborales.

Por lo tanto, a través de este precepto, las empresas podían utilizar el despido objetivo en los casos de baja por contingencias comunes. Hoy en día, con la derogación de esta norma, el cese de un trabajador que se encuentre recuperándose de una enfermedad o un accidente constituye una ilegalidad.

De este modo, se restituye el derecho de los empleados a no ser discriminados por razón de incapacidad y se evita el riesgo de exclusión social en el caso de los colectivos más vulnerables. Además, cuando las ausencias al puesto de trabajo son injustificadas, la vía para penalizar ese tipo de comportamiento siempre ha sido el despido disciplinario.

Despido durante la baja médica

Como hemos visto, la inasistencia al trabajo por encontrarse de baja no es una causa de despido desde la reforma laboral. No obstante, el cese se puede producir durante el tiempo de recuperación por otras causas establecidas en la ley o en el convenio colectivo que corresponda.

Mientras el trabajador se encuentra en la situación de baja laboral, la empresa puede poner fin a la relación alegando otro tipo de causas, como por ejemplo económicas, técnicas, organizativas, de producción, etc. Si existen motivos justificados, un empleado puede ser despedido encontrándose en situación de incapacidad temporal.

¿Qué hacer ante un despido por baja laboral?

Si el trabajador es cesado durante una baja laboral y los motivos no están debidamente justificados o la causa es la ausencia al puesto de trabajo, dicho despido es improcedente o nulo. En estos casos, es necesario iniciar un proceso judicial:

  • Una vez que la empresa ha enviado la carta de despido al empleado, este debe firmar la misma especificando “no conforme”.
  • A continuación, es necesario presentar una papeleta de conciliación en el servicio de mediación, arbitraje y conciliación que corresponda en el plazo de 20 días hábiles desde la notificación del cese.
  • El siguiente paso es acudir al acto de conciliación con la empresa en el día y la hora indicados por el organismo anterior para intentar alcanzar un acuerdo.
  • En caso de no ser posible, el trabajador puede interponer una demanda en el juzgado de lo social para que se determine por la vía judicial si el despido es procedente, improcedente o nulo.

En situaciones de este tipo es aconsejable contar con la asistencia de un abogado especializado en derecho laboral. A través del Seguro de Defensa Jurídica MAPFRE es posible acceder a una amplia red de despachos para contratar los servicios de los profesionales adecuados.

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACION

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.