Diferencias entre emprender en el campo o en la ciudad

///Diferencias entre emprender en el campo o en la ciudad

Diferencias entre emprender en el campo o en la ciudad

No es lo mismo emprender en el campo que en la ciudad. Cada opción cuenta con particularidades muy específicas que merece la pena tener en cuenta antes de tomar cualquier decisión.

¿Emprender en el campo o emprender en la ciudad? He ahí el dilema. Tanto en un sitio como en el otro, las dificultades existen, aunque sea con matices, porque –evidentemente- los condicionantes no son los mismos. Para autónomos o pequeñas empresas, los problemas que se pueden presentar son los mismos: cuesta encontrar a alguien que crea en el proyecto, aunque sea bueno y se demuestre que es rentable, y que además esté dispuesto a poner el capital necesario para desarrollarlo, si no se dispone de él.

En cualquier caso, todo depende de la clase de negocio que se quiera emprender, de los objetivos que se pretenden conseguir, del público a quien va dirigido, y, desde luego, del tipo de vida que quiera llevar el emprendedor que está al frente del negocio.

Emprender en el campo

Hombre con sombrero y gesto sonriente tocando las hojas de una parra

http://www.actitud24.com/wp-content/uploads/2015/09/Agricultura1-1024×682.jpg

En los últimos años, muchas personas –tal vez impulsadas por la necesidad, por las consecuencias de la crisis económica, por la dificultad de encontrar un puesto de trabajo en las ciudades, o, simplemente, para llevar un estilo de vida más saludable en el campo- se han decidido a emprender negocios en entornos rurales. Dar ese paso no es fácil y seguro que a muchas personas les asaltaron las dudas antes de hacerlo. Después, si les ha ido bien, estarán contentos de haberlo hecho, y si no les fue tan bien, posiblemente lo lamenten.

Actualmente, el emprendimiento en los entornos rurales es superior (con un 29,8 por ciento) al urbano (con un 26,1 por ciento), según pone de manifiesto el informe GEM de 2013, que mide la actividad emprendedora.

Vaya por delante que emprender en un medio rural requiere de unas pautas diferentes a las que se necesitan para hacerlo en uno urbano.

En el ámbito de actuación y gracias a las nuevas tecnologías, la actividad empresarial rural, aparte de la clásica agropecuaria, tiende hacia los sectores del turismo, el extractivo y el transformador.

Ventajas

Las ventajas que puedes encontrar montando un negocio en un pueblo, aparte de las propiamente personales, mejor calidad de vida, etc., son:

  • La inversión en locales es más barata.
  • La industria puede ahorrar costes, principalmente, en lo que respecta al del suelo y a las tasas e impuestos.
  • Existen más posibilidades de ser conocido y de conseguir una clientela fiel.
  • Las empresas que se dedican exclusivamente a la venta por Internet tienen más ventajas en un pueblo porque los costes son menores.

Desventajas

En cambio, al emprender en el campo, podemos encontrarnos con una serie de dificultades:

  • Se cuenta con una infraestructura
  • Es más difícil encontrar una oferta formativa especializada.
  • Resulta más difícil encontrar financiación.
  • Al tratarse de núcleos de población pequeños, el número de clientes es menor.
  • Los trámites burocráticos resultan más dificultosos.
  • No existe un entorno de apoyo como el que existe en una ciudad.
  • El mundo rural es de una mentalidad bastante cerrada.
  • La competencia es mayor que en las ciudades y, en ocasiones, deriva en una rivalidad personal que provoca desavenencias y enemistades.

Emprender en la ciudad

Dos personas de espaldas paseando por una calle de una ciudad

Las ciudades se inclinan mayoritariamente por el sector servicios, la innovación tecnológica y la competitividad, sin olvidar el turismo (principalmente en ciudades históricas y con mucho arte).

No todos los modelos de negocios son aptos para todas las ciudades. En este aspecto, el tamaño de la ciudad sí importa. Las ciudades grandes ofrecen más posibilidades para productos muy específicos y poco demandados, en especial los destinados a un público cosmopolita. Asimismo, los costes de mantenimiento y de funcionamiento del negocio varían considerablemente según el tamaño y la importancia de la ciudad.

Por otra parte, las grandes urbes, donde las nuevas tecnologías desempeñan un papel primordial, ofrecen multitud de oportunidades de negocio para los emprendedores. En España, muchas ciudades forman ya parte de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), a través de la cual se moverán en un futuro próximo ingentes cantidades de dinero y se crearán grandes oportunidades de negocio.

Ventajas

En general, una ciudad tiene algunas ventajas respecto a los pueblos:

  • Es más fácil para un empresa encontrar personal cualificado, tanto nacional como extranjero, por el poder de atracción que ejerce una gran ciudad para captar y retener a los mejores profesionales.
  • Existen más posibilidades para expandir el negocio. Los barrios nuevos ofrecen muchas oportunidades de negocio, porque los residentes exigen servicios básicos y nuevos negocios para mejorar su calidad de vida.
  • Las ciudades ofrecen un incesante paso de gente no solo de los propios residentes, sino también de turistas y de gente de los pueblos cercanos.
  • La zona comercial de una ciudad es considerablemente mayor que la de un pueblo y no sólo está en el centro histórico, sino que se expande por determinados lugares de la ciudad.
  • El abanico de posibilidades de negocio es considerablemente mayor.

Desventajas

Sin embargo, vivir y trabajar, y, consecuentemente, emprender en una ciudad tiene también algunas desventajas con respecto a los pueblos.

Podemos enumerar todas las opuestas a las ventajas de los pueblos antes citadas y además añadir el estilo de vida ajetreado y estresante, frente a la vida apacible y tranquila de un pueblo; tener que utilizar continuamente el coche para trasladarse a cualquier punto, frente a poder hacer todos los recorridos a pie; la polución, el ruido, el tráfico, las aglomeraciones, etc., inherentes a la vida de cualquier ciudad medianamente grande…

En fin, nada es perfecto.

2019-10-14T16:45:28+02:007 enero, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.