3 Min de lectura | La tasa de paro y el nivel de estudios son dos factores que están estrechamente relacionados. Así lo reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A continuación, repasamos la información más relevante.

Los datos revelados cada trimestre por la Encuesta de Población Activa ponen de manifiesto la relación entre la tasa de paro y el nivel de estudios. Según este análisis estadístico, las personas que cuentan con una formación superior tienen un porcentaje de desempleo inferior que quienes no la poseen.

Esto demuestra que, a la hora de encontrar un trabajo, el nivel de preparación es sumamente importante. Dado que con un mayor aprendizaje se consiguen reducir las cifras de desempleo en España, es necesario potenciar la cualificación para desempeñar los puestos de trabajo que ofrecen las empresas. En la actualidad, se debe tener en cuenta el hecho de que la mayoría de los empleos que se están creando requieren un perfil técnico especializado.

Tasa de desempleo por nivel de estudios

Según la Encuesta de Población Activa, durante el cuarto trimestre de 2020, el empleo de los jóvenes de 16 a 24 años descendió en todos los niveles de estudios como consecuencia de la crisis del COVID-19. Esta bajada fue más acusada en las cotas baja y media, pero más leve entre quienes tienen una formación superior.

Pese a que en el primer trimestre de 2021 la situación ha mejorado relativamente, los datos se mantienen más o menos invariables. Esto demuestra que la preparación es determinante en la situación del mercado de trabajo, es decir, a mayor nivel de estudios, la tasa de paro es más reducida. Sin embargo, esta correspondencia es más acentuada en el caso de los jóvenes que en los adultos.

  • Los trabajadores que tienen entre 16 y 24 años con un nivel de estudios bajo, alcanzan aproximadamente el 13% de la tasa de empleo. Si la formación es media, el porcentaje oscila en torno al 18% y si cuentan con una preparación alta, el nivel se posiciona en casi el 50%.
  • En el caso de los jóvenes que tienen entre 16 y 29 años, los datos son más reveladores incluso. Si el nivel de estudios es bajo, la tasa de empleo se sitúa sobre el 23%; si es medio, casi en el 30%; y si es alto, en torno al 64%.

Los niveles de cualificación más altos no solo se traducen en una tasa de empleo más alta también, sino que los jóvenes que no tienen ninguna cualificación suelen tener mayores probabilidades de estar en una situación de desempleo de larga duración.

Tasa de paro y nivel de estudios por territorios

Aunque un mayor nivel de formación se corresponde con una menor tasa de desempleo es una conclusión que se repite en todos los países de la Unión Europea, según un estudio de EAE Business School, es posible analizar las diferencias entre comunidades autónomas. Según este organismo, durante la pandemia en 2020, todas las regiones experimentaron un incremento de población cualificada en situación de desempleo.

En este contexto, los territorios que registran un mayor nivel de población con estudios superiores son País Vasco (40%), Comunidad de Madrid (39,7%) y Navarra (36,2%). En el lado contrario se encuentran Extremadura (20,5%) y Castilla – La Mancha (23,5%).

Asimismo, la tasa de desempleo más alta de personas con una cualificación superior se encuentra paradójicamente en Navarra (36,3%), seguido de Comunidad de Madrid (36,1%) y País Vasco (33%). Aunque pueda parecer un sinsentido, el menor nivel de paro se localiza en Extremadura (15,6%).

Teniendo en cuenta que la formación es esencial a la hora de obtener un puesto de trabajo, es importante invertir siempre en el futuro. Del mismo modo, si ya se cuenta con un empleo estable, es recomendable reservar una parte del dinero para ahorrar a través de un Plan de Pensiones MAPFRE para disfrutar de una mayor tranquilidad cuando llegue el momento de la jubilación.

CALCULA TU PRECIO