Empleo y discapacidad: vías de integración

///Empleo y discapacidad: vías de integración

Empleo y discapacidad: vías de integración

El empleo en situación de discapacidad es aún más complicado, pero para suavizar esa dificultad extra con la que cuenta el colectivo de personas discapacitadas para integrarse en el mercado laboral existen políticas concretas para incentivar este tipo de contrataciones.

El empleo público y privado son dos opciones válidas para las personas con discapacidad. Como colectivo protegido, las personas con discapacidad cuentan con programas de apoyo concreto para fomentar su integración social a través de la inserción laboral, además existe una regulación normativa específica que afecta también a las empresas privadas que tienen obligaciones con respecto a la contratación de trabajadores con discapacidad.

Políticas de empleo y discapacidad

Tanto la administración pública como las empresas privadas tienen un compromiso en el desarrollo de políticas de empleo y discapacidad para fomentar la integración social de este sector de la población que se enfrenta a dificultades extras debido a su discapacidad con respecto al resto de trabajadores.

La discapacidad se presenta en muy diferentes grados, estadios y causas lo que hace que el colectivo de personas con discapacidad sea amplio y heterogéneo en cuanto a edades o sexo, por ejemplo. Esta variedad supone una dificultad más a la hora de implementar políticas de empleo e integración laboral. No es suficiente con tener en cuenta a las personas más jóvenes con discapacidad.

Anualmente se celebra en Madrid la Feria del Empleo y la Discapacidad que en 2018 alcanza su edición número 11 donde se dan cita empresas y desempleados del sector. En este evento, las personas con una discapacidad conocen las oportunidades y las posibilidades de empleo que tienen a su alcance, donde destacan  tres vías principales.

  • Mercado ordinario: cuota de integración
  • Empleo con apoyo
  • Centro especial de empleo

Mercado ordinario: cuota de integración

Las empresas públicas y privadas con más de 50 empleados están obligados por la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad – Real Decreto Legislativo 1/2013- a reservar el 2 por ciento de empleos sobre el total de sus plantillas a personas con discapacidad. Es lo que se conoce como cuota de integración laboral de las personas discapacitadas.

A través de las cuotas de integración, las personas discapacitadas tienen mejores oportunidades para integrarse dentro del mercado laboral ordinario. Si las empresas no tienen cubierta su cuota de integración deben informar a la oficina del INEM correspondiente para facilitar un proceso de incorporación a estas vacantes de desempleados discapacitados inscritos en los servicios públicos de Empleo.

Existe la posibilidad de que las empresas soliciten no cumplir con esta cuota mínima de integración de personas con discapacidad, pero es una opción que hay que solicitar, cumplir unos requisitos y ser aprobada. Así mismo, la Ley prevé excepciones en este punto sobre la cuota.

Empleo con apoyo

Una segunda modalidad que busca favorecer que las personas con discapacidad encuentren un empleo es el empleo con apoyo. En este caso va dirigido especialmente a las personas con discapacidades más severas o limitantes cuya incorporación a un puesto de trabajo en condiciones ordinarias es altamente complicado.

El empleo con apoyo suele articularse a través de subvenciones de índole estatal o autonómica que buscan mejorar la empleabilidad del colectivo de discapacitados severos. La ayuda económica busca facilitar la entrada de estos empleados en las empresas ampliando sus posibilidades a través del apoyo con preparadores laborales en el puesto de trabajo.

El apoyo al discapacitado contratado se realiza directamente en la empresa y la subvención financia los costes laborales y de seguridad social derivados de la contratación de los preparadores laborales que realizan el apoyo a los trabajadores con discapacidad severa en las empresas ordinarias. La cantidad económica otorgada dependen del número de trabajadores y el grado de discapacidad, las convocatorias y los requisitos los deciden los diferentes gobiernos regionales.

Centro especiales de empleo

Los centros especiales de empleo proporcionan a las personas con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado de acuerdo con sus características personales. A efectos jurídicos son empresas y pueden ser de cualquier tipo en cuanto a su forma: sociedades mercantiles o comunidad de bienes, entre otras.

Como mínimo, el 70 por ciento de la plantilla tiene que estar formada por trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento. Estos centros se conciben como un medio de integración para el colectivo en el mercado laboral.

Existen subvenciones regionales para este tipo de centros especiales de empleo para ayudar y fomentar la creación de puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad en estas empresas. Aunque hay diferentes modalidades y convocatorias según la comunidad autónomo, por lo general, las ayudas económicas subvencionan parcialmente los costes salariales de los trabajadores con discapacidad con una cuantía equivalente al 50 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional la parte proporcional según la jornada trabajada.

2018-07-20T13:14:45+02:0011 abril, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.