///Guía básica para negociar un empleo

Guía básica para negociar un empleo

Saber negociar un puesto de trabajo es clave para disfrutar de un empleo no solo adecuado a tu perfil profesional, sino perfecto en todos los sentidos que sea posible, que te haga sentir valorado y a gusto con tu labor […]

Saber negociar un puesto de trabajo es clave para disfrutar de un empleo no solo adecuado a tu perfil profesional, sino perfecto en todos los sentidos que sea posible, que te haga sentir valorado y a gusto con tu labor en la empresa.

 

 

¿Qué tengo que pedir? ¿Qué van a ofrecerme? Si ya pasaste la entrevista de trabajo y lo has conseguido, ahora llega el momento de negociar el puesto de trabajo. Las dudas son frecuentes, especialmente si nunca has pasado por este tipo de experiencia o no sabes muy bien qué se espera o cómo se afrontan este tipo de situaciones. Atento y con calma, la mejor defensa como en todos los casos es un buen ataque y saber qué preguntar y qué responder.

 

Preguntas frecuentes

 

Lo más común es que la empresa ofrezca un puesto de trabajo con condiciones concretas como sueldo, horario… pero hay una serie de temas que suelen ser negociables y que pueden interesarte debido a tu situación personal y que puedes consultar en una negociación laboral:

 

  • Formación y aprendizaje.

Si la entidad tiene programas de formación para sus empleados, la persona con la que negocies tu puesto te los ofrecerá y querrá saber tu opinión  a este respecto. Lo más recomendado por los profesionales de recursos humanos es que nunca digas que no a propuestas de formación y por el contrario, en caso de que no te informen sobre esta materia, no está de más mostrar tu interés por este tipo de iniciativas.

 

  • Flexibilidad horaria.

La jornada de trabajo no suele ser un tema negociable, salvo en casos de reducciones según legalidad y normativa. Sin embargo, si es posible que salga el tema de la flexibilidad horaria. Muchas empresas trabajan con un horario flexible que el trabajador puede ajustar según sus necesidades o tú mismo puedes plantear esta flexibilidad dentro de tus condiciones requeridas o deseadas para aceptar el empleo.

 

  • Vacaciones, días libres y calendario laboral

Hay una gran variedad de políticas empresariales respecto a los días libres y calendarios laborales de los empleados. Es interesante conocer de antemano cuál es la que se maneja en la empresa de la que vas a formar parte. Puedes preguntar si es un calendario anual cerrado, si se admiten cambios o flexibilidad, si depende del resto de trabajadores o compañeros de tu departamento… Son puntos importantes a valorar y negociar cuando es posible.

 

  • Complementos salariales

Apoyo al transporte, cheques comida o guardería… son complementos que se negocian a menudo al acceder a un puesto de trabajo y que las empresas suelen aceptar con moderada facilidad e incluir en nómina. No obstante, si no se incluyen productos de tu interés como el Plan de Pensiones MAPFRE, que lo puedes contratar con total comodidad, ajustado a tus necesidades y sin que la empresa tenga que imponerte sus preferencias.

 

Temas prohibidos

 

No hay dos negociaciones iguales, pero en los temas laborales hay pautas que interesa conocer para aplicar y especialmente es importante evitar errores graves que echarían por tierra tu negociación.

 

  • No impongas cambios que afecten a otros compañeros.
  • Evita referencias a otros empleos, compañeros, jefes o circunstancias.
  • Argumenta con tu formación y experiencia, no con situaciones personales para forzar cambios de horarios por ejemplo.
  • No insistas en temas que la otra parte ya ha cerrado y te ha negado con razones contundentes, mejor busca otras metas.
  • Sé empático y sincero con respecto a las argumentaciones del otro lado.
  • No cedas en temas con la esperanza de volver a negociarlos en poco tiempo.
  • Confía en las promesas empresariales, pero exige acuerdos reales y por escrito.

 

Una negociación por un puesto de trabajo no tiene por qué ser una batalla. Cuenta siempre que en este tipo de reuniones las dos partes tenéis objetivos por cumplir y lograr, pero también puntos de inflexión e irrenunciables tanto desde el punto de vista del trabajador como del representante de la empresa. Prepara tu estrategia, pero no dejes de lado la improvisación, pueden surgir temas inesperados: reacciona con calma y sosiego.

2020-03-12T14:06:14+02:001 noviembre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.