2 Min de lectura | Si te estás preparando para una entrevista de trabajo, conviene que sepas que si lo que expresas con tu cuerpo contradice con tus palabras, puedes estar trasmitiendo un mensaje confuso al destinatario, alejándote de tu objetivo: conseguir el puesto. Conoce […]

Si te estás preparando para una entrevista de trabajo, conviene que sepas que si lo que expresas con tu cuerpo contradice con tus palabras, puedes estar trasmitiendo un mensaje confuso al destinatario, alejándote de tu objetivo: conseguir el puesto. Conoce la importancia del lenguaje corporal en una entrevista de trabajo.

Además de saber comunicar verbalmente tus habilidades profesionales, es muy importante que aprendas a controlar tu comunicación corporal para ser consciente del mensaje que estás transmitiendo en todo momento al entrevistador.  No hay que olvidar que el lenguaje corporal, nos guste o no, puede tener más impacto todavía que las palabras. Recuerda que una imagen transmite mucha información, así que no pases por alto esta premisa antes de acudir a una entrevista de trabajo.

Pero el lenguaje corporal no se limita a un look cuidado y aseado, que también, sino que debes tener muy presente que, en la entrevista, el seleccionador puede obtener mucha información sólo con lo que transmites con el cuerpo. El lenguaje corporal no miente y, por lo tanto, es tan importante lo que dices sobre ti mismo como el cómo lo dices.

Así, una conocida consultora líder en selección de personal nos indica algunos aspectos de nuestro lenguaje en los que deberíamos fijarnos en una entrevista de trabajo:

  • Reforzar la primera impresión es clave para marcar la dirección y el tono de la entrevista. Parece obvio pero los reclutadores de personal remarcan mucho la importancia de saber dar la mano de forma adecuada al entrevistador, mirando a los ojos y dibujando una sonrisa de empatía.
  • La mirada, ese espejo del alma que nunca miente. Debes intentar mirar al entrevistador directamente a los ojos, pero sin incomodarlo: puedes transmitir mucha confianza con tu mirada, pero recuerda que también agresión o nervios, así que no la descuides.
  • La sonrisa es esencial en nuestro lenguaje corporal para mostrar empatía, siempre sin excederse y sin que sea forzada. Todo en su justa medida, se trata de sonreír, no de reírse todo el tiempo.
  • Proyecta confianza con la postura de tu cuerpo. No debes apoyarte sobre la mesa y mucho menos recostarte hacia atrás en la silla, procura que tu cabeza esté erguida y derecha y trata de sentarte un poco al borde de la silla para demostrar interés.

La importancia del lenguaje corporal en la entrevista de trabajo es más que evidente. Porque es muy importante estar bien, tanto por dentro como por fuera, recuerda que con un Seguro MAPFRE Salud contarás con las protecciones más completas para que te sientas bien en todo momento.

MAPFRE