Muchas aerolíneas españolas están reforzando sus frecuencias en el país y necesitan ampliar sus plantillas. Pero hay un problema: no es tan fácil encontrar comandantes en paro que acumulen horas en vuelo suficientes, como sí lo era en los años de la crisis. Este hecho, unido al boom de órdenes de compra de aviones para expandir flotas y negocio ha llevado a las aerolíneas a “robarse” pilotos con experiencia.

La industria se encuentra en un momento de pujanza. Tras llevar a cabo medidas de ajuste y reestructuración para sobrevivir en el mundo del low cost, las aerolíneas han cosechado grandes beneficios, y ahora no quieren frenar ese crecimiento. En 2017, se registró el mayor incremento en el flujo de pasajeros de los últimos siete años, llegando a un 7,5 por ciento interanual. Y las previsiones auguran un futuro con datos mejores. Según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), para 2036 la cifra ascendería a 7.800 millones de pasajeros en el mundo.

Por su parte, durante el primer trimestre de 2018, el tráfico de pasajeros en la red de Aena en España ascendió a 49,9 millones, un 9,7 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, con una previsión de crecimiento de tráfico para 2018 del 5,5 por ciento, según estimaciones del gestor aeroportuario español.

Las aerolíneas españolas buscan pilotos

Las compañías quieren seguir ampliando la frecuencia de los destinos e incrementando el número de pasajeros, y para ello necesitan contar con tripulaciones que les permitan llevar a cabo sus objetivos. Por ello, varias aerolíneas españolas están abriendo sus plantillas de par en par a pilotos y comandantes ante la necesidad creciente de este tipo de profesionales, una de las más demandadas del momento, y creciendo.

Avión de Iberia

Es el caso de Iberia, que a principios de mayo de 2018 abrió una convocatoria –sin fecha de cierre- para buscar tripulantes técnicos pilotos de nuevo ingreso. Las pruebas para la selección de su nuevo personal ya están en marcha. Para acceder a uno de estos puestos es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Nivel mínimo de estudios (prueba de acceso a la Universidad aprobada o estudios finalizados que permitan el acceso).
  • Cualificación mínima ATPL (A) frozen EASA parte FCL y MCC.
  • Certificado médico clase 1 en vigor.
  • Certificado de competencia lingüística en inglés -mínimo nivel 4 y castellano nivel 5-.
  • Certificado de antecedentes penales.
  • Derecho a trabajar en la UE.
  • Pasaporte sin restricciones.

Para solicitar o renovar el certificado médico con éxito, se recomienda que lleven a cabo ciertos cuidados. En términos generales, deben seguir una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico de forma periódica, dormir lo necesario, no ingerir alcohol, tabaco y otros productos tóxicos, y mantener un equilibrio psicosocial adecuado. El Seguro de MAPFRE Salud dispone de los profesionales más cualificados para hacer un seguimiento exhaustivo de ritmo y la calidad de vida de los interesados.

La incorporación de los nuevos pilotos es una necesidad urgente, ya que la compañía espera la llegada de nuevos aviones (dieciséis A350-900, diecisiete A320neo y tres A321neo) que irá recibiendo de forma progresiva hasta 2021. Este año incorporará dos A350-900 para su flota de largo radio, y dos A320neo para la de corto y medio radio.

Por su parte, la aerolínea española de low cost Vueling busca entre 150 y 200 pilotos. Ella, al igual que Ryanair, ha sufrido la estampida de más de mil pilotos de sus plantillas que en 2017 se fueron rumbo Norwegian –la aerolínea escandinava que más profesionales del sector atrae- en busca de mejores salarios y porque la expansión en el extranjero de la compañía no goza del beneplácito de muchos de sus pilotos. Según el sindicato Sepla, no se garantiza un porcentaje mínimo de expansión en España, con el consiguiente posible cambio de base al extranjero para algunos de sus pilotos.