Las profesiones marítimas dependen en gran medida de los recursos que ofrecen las grandes masas de agua. Existen puestos de trabajo que solamente pueden realizarse cerca del mar. Este tipo de empleados realizan tareas muy dispares pero que tienen en común la importancia de los océanos en su día a día.

Las profesiones marítimas

Entre todas las profesiones que realizan su labor al lado del mar destacan:

  • Ingenieros navales. Se encargan de diseñar los barcos, yates o artefactos flotantes. Además de idear medios de transporte también participan en la creación de otros elementos como plataformas petrolíferas.
  • Pescadores. Posiblemente la profesión marítima por excelencia. La tecnología ha permitido que se haya pasado de la rudimentaria caña a la posibilidad de conocer por medio de sensores dónde se encuentran los bancos de peces y que al lanzar las redes el éxito esté casi garantizado. En las zonas más desarrolladas las pequeñas barcas han dado paso a grandes embarcaciones que en ocasiones incluyen la posibilidad de congelar el alimento de manera inmediata.
  • Oceanógrafos. Su misión consiste en estudiar las grandes masas acuáticas y la forma en que interactúan con la flora, la fauna, la tierra y la atmósfera. Ayudan a realizar un uso responsable de los recursos marinos y controlan el estado del medio ambiente. Su desempeño se lleva a cabo en alta mar, pero también en el laboratorio.
  • Socorristas. Una de las profesiones más demandadas los meses de verano, debido a que muchas playas precisan de un especialista que vele por la seguridad de los bañistas. Aunque tienen que intervenir en pocas ocasiones, su labor de vigilancia es crucial para evitar ahogamientos.

Pescador montando en una pequeña barca

  • Instructores acuáticos. Existen un gran número de deportes como el surf o el windsurf que se practican en el agua. Disponer de un monitor que enseñe el funcionamiento del equipo y enseñe las nociones básicas es muy necesario para las personas que quieren aprender este tipo de disciplinas.
  • Buceadores. Aunque este tipo de trabajadores suele realizar la gran mayoría de sus labores en el mar o el océano, también puede realizar su desempeño en pantanos, lagos o pozos. Es considerada una de las profesiones más peligrosas del mundo, debido a que se requiere tener unos amplios conocimientos acuáticos y una notable resistencia física.
  • Marinos mercantes. Un amplio grupo que incluye las profesiones de capitán, jefe de máquinas, piloto y oficial. Son los encargados de conducir los barcos que realizan las labores comerciales entre diversos puntos del planeta. Para aspirar a estos puestos de trabajo es conveniente tener los títulos de Navegación Marítima o de Transporte Marítimo.
  • Biólogos marinos.  Existen una gran variedad de animales que habitan en los océanos. El fondo del mar es uno de los ecosistemas menos conocidos de todo el mundo. Por esa razón cada vez hay mayor demanda de expertos que estudien este tipo de lugares y las criaturas que viven en ellos. Otra de sus funciones es velar porque las actividades humanas no tengan impacto en los seres vivos que habitan las aguas.
  • Ingenieros informáticos. Aunque pueda parecer extraño, es una de las profesiones más demandadas por las empresas que se dedican al mundo marino, pues ayudan a incorporar las últimas innovaciones a las embarcaciones. De esta manera, los radares, las antenas o el desarrollo de geolocalizadores son aparatos de uso diario que necesitan ser elaborados o supervisados por este grupo de especialistas.

Las profesiones que viven en torno al mar permiten estar en contacto directo con el agua. Independientemente de la actividad laboral, es interesante pensar en el futuro y disponer de los Planes de Pensiones MAPFRE para contar con una mayor tranquilidad en el futuro.