Negocios de verano ¿Te interesan?

///Negocios de verano ¿Te interesan?

Negocios de verano ¿Te interesan?

Una heladería o una tienda de complementos para piscina o playa, los negocios de verano son habituales en los lugares donde el clima cambia de forma notable y/o la población aumenta como efecto de las vacaciones estivales. Son muchas las […]

Una heladería o una tienda de complementos para piscina o playa, los negocios de verano son habituales en los lugares donde el clima cambia de forma notable y/o la población aumenta como efecto de las vacaciones estivales.

Son muchas las personas que emprenden cuando llega el calor y se retiran con las primeras hojas caídas del otoño con los beneficios y la satisfacción de un trabajo bien hecho. Los negocios de verano son una buena oportunidad ya que presenta características particulares para responder a necesidades concretas.

Pros de la estacionalidad

Antes de poner en marcha tu heladería o el negocio estacional que tengas en mente asegúrate de que las ventajas de este tipo de trabajos están hechas para ti:

  • Tiempo libre durante el año

La actividad principal de un negocio estacional se concentra en unos meses determinados del año, el resto del tiempo queda libre para que puedas dedicarlo a lo que quieras o necesites. Es una ventaja, por ejemplo, si eres un viajero apasionado que administras tu economía para descubrir mundo en tu tiempo libre. Si es tu caso con el Seguro de Viajes MAPFRE, podrás disfrutar de tus escapadas con todas las garantías.

  • Variedad y cambios

Los negocios de temporada te permiten emprender cada verano en algo diferente o introducir novedades según la estación del año. El aburrimiento o la monotonía no tienen cabida en este tipo de empleos que no se prolongan más de cuatro o cinco meses en el tiempo. Si eres de los trabajadores que pierde interés en su actividad con el tiempo, un negocio estacional te alejará de la monotonía.

  • Riesgo limitado

El largo plazo puede ser un problema muy grave para una empresa, pero los negocios estacionales son caducos, por lo que no es necesario que hagas grandes previsiones sobre gastos, mantenimiento… tanto el riesgo como el beneficio se circunscriben a un máximo de tres o cuatros meses de actividad.

Contras de la estacionalidad

Asume que un negocio de verano te dejará sin vacaciones estivales y tendrás que trabajar de manera intensa y concentrada con altos niveles de estrés en muchos casos, pero por tiempo siempre limitado. Hay alguna desventaja más que no deberías ignorar si estás dispuesto a alquilar sombrillas y hamacas durante este verano.

  • Ingresos puntuales

Durante el tiempo que tu negocio de temporada esté abierto disfrutarás de beneficios, pero es importante ser consciente de que, si este tipo de trabajo es tu única fuente de ingresos, éstos estarán concentrados y puntuales en una sola etapa del año. Es posible que puedan ser ingresos más elevados, pero su concentración puede ser un problema si no lo administras correctamente.

    • Ahorrar y rentabilizar

    Los negocios estacionales se benefician de demandas o necesidades puntuales de los consumidores o de concentraciones extras de población en zonas vacacionales. Es frecuente que los beneficios sean mayores en un negocio estacional que en uno tradicional, pero su concentración en el tiempo te obliga a contar con un plan de ahorro y rentabilización del capital realmente efectivo.

    • Cotización

    Cuando un negocio temporal es tu única actividad laboral en todo el año, tu cotización a la Seguridad Social se limita y esto puede ser un problema en tu vida laboral si tienes en cuenta que coberturas como la jubilación están ligadas a periodos de cotización efectiva. Si cotizas tres meses al año, necesitarás prolongar tu vida laboral en el tiempo para completar los periodos de cotización mínima exigida.

    Las desventajas que presentan los negocios estacionales pueden suplirse con previsión y flexibilidad para adaptar tu negocio y actividad y sacar el máximo partido al capital obtenido durante los meses estivales de bonanza. Aunque no siempre es posible piensa, por ejemplo, que tu heladería puede convertirse en invierno en una chocolatería, ¿No? Los expertos aconsejan ser creativos en este tipo de negocios y aprovechar las necesidades puntuales que detectes en tu entorno.

    Si la idea de la heladería no se ajusta a tus preferencias, piensa que una tienda de ropa de segunda mano se puede convertir en un negocio estacional si lo ubicas en una zona de veraneo popular donde la población se duplique durante el verano.

    2019-06-20T09:04:41+02:0025 julio, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar