///¿Se puede pactar un despido laboral?

¿Se puede pactar un despido laboral?

3 minutos | Pactar un despido con tu empresa es una situación que ningún abogado laboral te recomendaría. Legalmente el conocido como despido pactado para cobrar el paro no está reconocido ni previsto: es una situación anómala que puede traer problemas.

Muchas son las razones o situaciones por las que un empleado, una empresa o ambos de mutuo acuerdo se plantean pactar un despido. Aunque es una circunstancia popular, en la práctica es poco recomendable y puede entrañar serios peligros legales y fiscales.

¿Existe el despido pactado?

Legalmente tienes que saber que no existe un despido pactado como escenario real para que un empleado pueda dejar un trabajo. Sin embargo, cualquier trabajador sí puede irse de su empresa y romper su relación laboral de forma unidireccional y sin motivos extraordinarios, solo tiene que informar de su intención de ejercer su derecho de baja voluntaria.

El problema es que cuando alguien deja su empleo de forma voluntaria – no por un despido- no genera derecho a paro ni a indemnización –que siempre depende del tipo de despido–  por lo que surge la figura totalmente ilícita del despido pactado como solución a determinados escenarios. No obstante, no es una salida legalmente prevista para dejar un trabajo, no existe.

Definición de despido pactado

Aunque el despido pactado no existe como tal, es de conocimiento popular que se articula este tipo de salida de una empresa para un empleado en determinadas circunstancias.

Un despido pactado se entiende que es aquel en el que cumplen 4 condiciones:

  • Acuerdo tácito y nunca expreso entre empresario y empleado. No queda reflejado de ninguna forma administrativa.
  • Legalmente los despidos pactados se enmascaran como algún tipo de despido de los previstos legalmente. Implican, por tanto, fraude.
  • El empleado es despedido con derecho a paro, pero no cobra indemnización real en ningún caso, si recibe algo es mucho menos de lo que le correspondería en caso de que fuera despedido por causas legales.
  • La agencia tributaria persigue este tipo de situaciones siempre por su irregularidad. Los documentos que justifican los despidos pactados suelen incluir pagos al empleado –falsas indemnizaciones- que nunca recibe en la práctica.

¿Un empleado puede irse de su empresa con paro e indemnización?

Manos abiertas delante de una mesa con ordenador portátil y teléfono móvil

https://bit.ly/36haVMB

Visto que el despido pactado, no es una opción legal para salir de una empresa con derecho a paro y/o indemnización, la pregunta que surge es si hay algún escenario legal que contemple esta situación, fuera de los despidos tipificados.

La actual normativa laboral sí contempla que un empleado pueda irse de su empresa con derecho a paro y/o indemnización, sin ser despedido. Puede hacerlo siempre que se encuentre y pueda demostrar alguna de las 3 situaciones tipificadas para este caso.

Traslado obligado de la empresa

El empleado puede rechazar un traslado y romper su relación laboral con una empresa que le obliga a un traslado del centro de trabajo de forma permanente que le obligue a cambiar de residencia. Esta salida de la empresa la solicita el empleado, pero sí le da derecho a indemnización y paro al no considerarse una pérdida voluntaria del empleo.

Nuevas condiciones de trabajo

Se entiende que cuando hay cambios sustanciales en las condiciones de trabajo: horario, salario, jornada… y estas afectan negativamente al empleado, este puede rescindir su contrato con derecho a paro e indemnización. Siempre deben cumplirse los dos requisitos:

  • Modificación sustancial de las condiciones.
  • Perjuicio para el trabajador a causa de la modificación.

Incumplimiento grave del empresario

En este capítulo se pueden incluir muchas y variadas situaciones que permitan al empleado argumentar un incumplimiento grave del empresario, pero suelen admitirse temas relacionados con:

  • Impago de salarios que pueden precisar de defensa jurídica para la que te vendrá bien informarte sobre las coberturas del Seguro de defensa Jurídica MAPFRE.
  • Acoso laboral.
  • La falta de trabajo efectivo.
  • Cualquier otro incumplimiento empresarial de carácter grave.

La excedencia es la última vía por la que un asalariado dejaría su empleo, pero debe solicitarse, pactarse y aprobarse según convenio y normativa legal, acogiéndose a unas causas. Además, en ese caso se trataría de un cese temporal, ya que las excedencias incluyen el derecho a regresar al empleo.

2020-04-22T08:57:34+02:0017 febrero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.