El peligro de subir fotos a tus redes sociales es solo una posibilidad si no eres consciente de quién puede verlas y para qué pueden usarse. Es mejor ser conocedor de la realidad para no cometer errores que pueden salirte muy caros, por ejemplo, en tu entorno laboral o si buscas trabajo. Ser cauteloso es lo mejor, así como usar las redes para tus propósitos.

¿Quién ve las fotos que subes?

La primera recomendación para evitar peligros con las fotos, vídeos o cualquier comentario que hagas en redes sociales es ser consciente de la visibilidad de esta acción. Hay que diferenciar entre dos circunstancias: perfil propio y otros perfiles.

Fotos que subes a perfiles o lugares públicos

Los comentarios que haces, un simple me gusta o las fotos o vídeos con los que participas en los perfiles de otros también es importante que los controles y que seas consciente de que quedan sujetos a la política de privacidad elegida por el gestor de ese perfil que no eres tú.

Participar en un concurso de una marca, opinar sobre el vídeo de otro, subir una imagen para mostrar una opinión… todas estas acciones quedan reflejadas como tuyas y expuestas a que cualquier pueda verlas. Lo que incluye a tus compañeros de trabajo, a tus jefes o a tus futuros empleadores. Asegúrate de que esa foto que hoy públicas, no será un peligro mañana en la oficina o el obstáculo para el ascenso que tanto estás peleando.

Acciones en tu propio perfil

Las publicaciones de tu perfil en cualquier red social es lo que más puedes controlar, ya que tu defines en la mayoría de los casos buena parte de la política de privacidad aunque no toda. Lo más recomendable es proteger, cuando es posible, tus publicaciones contra miradas ajenas, pero es difícil hacerlo al 100 por 100.

Las fotos y vídeos de tus perfiles es cierto que son personales y privadas, pero tampoco es menos cierto que están expuestas. Por lo que se recomienda ser especialmente prudentes si por ejemplo, contienen demasiados detalles personales o te muestran en actitudes o entornos de tu esfera más íntima.

¿Ven los departamentos de Recursos Humanos perfiles en redes sociales?

Pantalla de móvil con diferentes fotos de un perfil social

No es una acción muy ética, pero cada día es más frecuente que los reclutadores usen los perfiles sociales como fuente de información. Echar un vistazo a las publicaciones de futuros trabajadores antes de contratarlos o incluso, antes de seleccionarlos para una entrevista, no es siempre necesario, pero es una tendencia y un hecho hoy en día.

Lo correcto es que los cazadores de talento consulten los perfiles profesionales de los candidatos, por ejemplo, el espacio creado en Linkedin a tal efecto. Sin embargo, la realidad es que no es tan raro que también se visiten perfiles privados como el de Facebook, Twitter o Instagram.

Si estás buscando trabajo no pierdas de vista que las fotos que compartas y las opiniones que viertas en tus perfiles sociales, pueden ser vistos por reclutadores y desde este punto de vista, asegúrate que sean un punto a tu favor y no todo lo contrario.

Aunque no estés en búsqueda activa de empleo, preocúpate siempre por cuidar y proteger tu personalidad digital, el Seguro de Hogar MAPFRE incluye entre sus servicios protección también en el ámbito digital, ya que cuenta con una cobertura de “Todo riesgo tecnológico” para que no tengas que  preocuparte por este tema.