///Programas de comunicación interna, ¿son importantes?

Programas de comunicación interna, ¿son importantes?

4 minutos | Los programas de comunicación interna promueven el sentimiento de unidad a la empresa, generan un clima de confianza, aumentan la motivación en los empleados y, en consecuencia, mejoran los resultados de la entidad.

Los programas de comunicación interna de las empresas siempre han sido importantes, pero el mundo digital en el que viven millones de personas cada día ha hecho que esta pieza sea un elemento insustituible y crucial para el buen funcionamiento de cualquier corporación. Los nuevos conocimientos sobre las necesidades de la empresa han hecho que se dé un vuelco en la forma de comunicar y se acabe con la antigua práctica del discurso unidireccional en el que un jefe transmitía su mensaje a sus subordinados sin opción a réplica, con lo que se perdía uno de los beneficios más importantes del proceso: la respuesta y la interacción.

Para que la comunicación interna sea efectiva, debe ser un feedback constante y habitual, habilitando para ello todos los canales y medios que sean necesarios para gestionarla correctamente. Pero, ¿por qué es tan importante la comunicación en las empresas?

Beneficios de los programas de empresa en comunicación interna

A pesar de la invasión de las nuevas tecnologías, el talento y la creatividad humana no han encontrado aún un digno sustituto. El capital humano sigue siendo un valor en alza en todo tipo de empresas: es el que permite que éstas puedan diferenciarse y sean competitivas. Las personas son el alma de la empresa, y como tal deben sentirse parte de ella para comprometerse y motivarse. La comunicación interna entendida como un feedback habitual ayuda a conseguir este objetivo, mejora el ambiente laboral y, en consecuencia, la productividad y los buenos números de la empresa.

En definitiva, los programas de comunicación interna en las empresas ayudan a:

  • Reducir los conflictos y mejorar el ambiente laboral.
  • Motivar a los empleados y hacer que se sientan más involucrados.
  • Aumentar el grado de compromiso con la empresa.
  • Crear un clima de confianza entre los trabajadores, que pueden opinar, preguntar o exponer sus argumentos de forma abierta.
  • Mejorar la buena relación entre todos. Si los trabajadores se sienten inseguros se generan problemas de territorialidad: no compartirán información entre ellos para asegurar su puesto, lo que repercute negativamente en la empresa.
  • Retener el talento dentro de la empresa. Reconocer y valorar el trabajo bien hecho o escuchar y buscar soluciones de forma conjunta hace que los empleados se sientan necesarios y parte importante de un todo.
  • Resolver problemas rápidamente. Si toda la empresa aporta ideas y recursos en situaciones de conflicto, será más fácil llegar a una solución.
  • Generar un sentimiento de unidad, lo que ayuda a que todos trabajen juntos por una misma meta.
  • Satisfacer las necesidades dela empresa y alcanzar los objetivos.
  • Difundir los valores de la entidad.
  • Mejorar la efectividad de la empresa.

Pero, así como una buena comunicación interna puede ser una gran aliada para los buenos resultados de una empresa, una deficitaria puede conllevar muchos problemas, ya que para llegar al éxito hay que tener un equipo muy motivado.

Grupo de personas, algunas sentadas y otras de pie, con cuadernos y un ordenador

Programas de comunicación interna para lograr el éxito

Para conseguir la motivación de todos los empleados es necesario contar con un buen plan de comunicación interna que desempeñe, básicamente, las siguientes funciones:

  • Informar: al igual que en las relaciones de amistad que, cuanto más se conoce al otro más fuerte se hace esa unión; en las empresas ocurre algo parecido. Cuando los empleados conocen a fondo la misión de la entidad para la que trabajan, los valores, la filosofía, la estrategia, los resultados, etc., más unidos se sienten a ella. Además, la transparencia es la forma más efectiva de evitar rumores y situaciones de incertidumbre en la plantilla.
  • Feedback: se debe facilitar el diálogo de abajo hacia arriba para que tanto las dificultades, como las propuestas circulen y se puedan tener en cuenta.
  • Implicar para motivar: hay que conseguir que todos los trabajadores se sientan partícipes de un proyecto en común, que puedan aportar sus ideas y tomar decisiones. De esta manera, harán suyos los objetivos y darán lo mejor de sí mismos para conseguirlos.
  • Emplear todos los canales de comunicación posibles: newsletter, redes sociales internas, tablón de anuncios, encuentros, jornadas… en definitiva, facilitar el diálogo por todos los medios posibles. Además, hay que buscar espacios de comunicación formal sin olvidar los de comunicación informal, en los que la espontaneidad es un valor añadido.
  • Compartir los éxitos: los logros conseguidos por la empresa son fruto de todos los que trabajan en ella, por lo que se debe hacer partícipe de ellos a todos los empleados. Esto genera satisfacción y, en consecuencia, mayor implicación.

Mantener una comunicación libre y fluida ayuda a generar un buen clima entre sus integrantes, aumenta la eficiencia y hace que sea más fácil conseguir los objetivos. Pero, además, hay otros mecanismos que contribuyen a crear empleados motivados, como la retribución flexible. Algunas empresas ofrecen a sus empleados canjear parte de su sueldo por productos que pueden resultarles de interés, como planes de pensiones, seguros de salud, cheques de guardería, formación… Es de carácter voluntario y, además, muchos de ellos están exentos de tributación, lo que los hace aún más atractivos para los trabajadores.

La preocupación por proteger la pensión es una de las más habituales, por lo que los productos de ahorro suelen ser los más elegidos. Los Planes de Pensiones MAPFRE son una buena opción, pues cuentan con las mejores condiciones y se ajustan de forma precisa a las necesidades de cada persona.

2019-06-17T08:32:41+02:0011 mayo, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.