Para abreviar en el título, el dircom en las empresas nace como tal en la década de los 90. Un profesional que ostenta el cargo de director de comunicación y que ha visto crecer sus responsabilidades y competencias junto con su importancia en toda la estructura empresarial. El asesoramiento no es su único papel hoy.

Dircom: director de comunicación

Empresas, instituciones y consultoras tienen directores de comunicación en sus plantillas. Son profesionales de la comunicación y directivos de sus propios departamentos. La función de la comunicación y del director de comunicación ha cambiado en la última década sus competencias y responsabilidades.

  • El área de comunicación adquiere relevancia e independencia. Generalmente hoy se separa del departamento de marketing al que ha estado ligada tradicionalmente.
  • Los directores de comunicación se han convertido en puestos estratégicos, dejando de un lado cargos meramente figurativos o auxiliares.
  • Los profesionales del dircom reconocen que su misión se lleva a cabo a través de 4 ejes principales: reconocimiento, desarrollo profesional, networking y gestión responsable.

4 funciones dircom esenciales en la empresa

  • El director de comunicación tiene como tarea principal definir, concretar y ejecutar la política comunicación corporativa de la entidad para la que trabaja. La base debe ser siempre: objetivos, visión,  misión  y  valores  de su empresa; alineado por tanto con su plan de negocio.
  • La notoriedad, la imagen, la fama, la popularidad y la reputación de una compañía –y su marca- son su capital de activos intangibles y precisamente este es el que maneja el dircom, velando por su incremento y mejora siempre.
  • El plan estratégico de comunicación es la herramienta clave que va a manejar un director de comunicación en cualquier entidad –pública o privada-. Le corresponde su diseño, gestión y ejecución. Debe formar parte de la estrategia principal de objetivos de la empresa y trabajar en el mismo sentido.
  • La comunicación interna de la empresa también es tarea del dircom.

5 cualidades del perfecto dircom

Grupo de personas con portátiles trabajando

  • Integridad

Sobre la base de la veracidad que marca desde siempre el trabajo en los medios de comunicación, el dircom no puede estar exento de cualidades para la integridad. Su compromiso es con la empresa, pero también con la sociedad. La transparencia debe presidir todas sus decisiones.

    • Capacidad de análisis y gestión.

    Los directores de comunicación deben tener capacidad para la estrategia. Es necesario poder anticiparse a los éxitos y a los fracasos, prever la crisis y ser capaces de gestionarla igual que en los tiempos mejores. Se necesita de grandes dosis de proactividad y prevención. No se entiende un dircom 10 hoy que no cuente con conocimientos y experiencia en gestión empresarial, administración, además de contabilidad y principios financieros que le capacitan para entender las metas de la compañía.

    • Competencias 2.0

    No vale quedarse con la comunicación tradicional en un siglo donde las nuevas tecnologías permiten vivir en la era de la comunicación virtual o digital. El dircom debe incorporar  competencia  y  conocimiento  en  los  ámbitos  de  la  comunicación 2.0: redes sociales, webs, blogs… y todos aquellos canales en los que se expresen, trabajen y operen clientes, proveedores y los propios trabajadores de la compañía.

    • Flexibilidad

    La dirección de comunicación no es ajena a ninguno de los otros departamentos de una compañía, lo que significa que su labor debe ser transversal a todos. No cabe la rigidez en el trabajo de la comunicación, es necesario saber analizar el dato objetivo, pero también el valor social de todas y cada una de las decisiones empresariales. Los problemas de comunicación siempre exigen de nuevas y creativas soluciones, fuera de lo previsto en muchos casos para conseguir el máximo y mejor resultado.

    El perfil profesional dircom exige una combinación efectiva de cualidades y capacidades. Si estás pensando en dirigir tu carrera hacia esta salida profesional, necesitarás habilidades empresariales, de liderazgo y por supuesto, de comunicación.