///El reto de emprender. Guía de conceptos básicos

El reto de emprender. Guía de conceptos básicos

Ser pionero y lanzarse a emprender puede implicar ciertos riesgos. Seguro que has escuchado muchas veces eso de “montar tu propia empresa solo para ganar dinero es un error” o aquello de que es muy importante analizar el momento de […]

Ser pionero y lanzarse a emprender puede implicar ciertos riesgos. Seguro que has escuchado muchas veces eso de “montar tu propia empresa solo para ganar dinero es un error” o aquello de que es muy importante analizar el momento de emprender. Sin embargo, la iniciativa emprendedora es un tema apasionante y necesario para la sociedad. Conoce algunos detalles del reto de emprender con esta breve guía de conceptos básicos.
 
Aunque las expectativas a la hora de emprender no son muy alentadoras, lo cierto es que la falta de iniciativa en nuestro país está muy vinculada a la percepción negativa que de ellos se tiene en la sociedad, según constata el Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora. Así que, para empezar a emprender es básico tener actitud, motivación y confianza.
 
Además de un tema de talante, existen conceptos, recogidos en el Libro Blanco del Emprendimiento, que conviene conocer antes de lanzarnos al reto de emprender.
 

  • Iniciativa emprendedora

No basta con tener ganas, conviene saber que la iniciativa emprendedora es un término que abarca mucho más: se utiliza para definir comportamientos que incluyen la percepción de oportunidades, la toma de riesgos, la creatividad y la independencia entre otros y que pueden conllevar, o no, la puesta en marcha de una nueva empresa; aunque, ciertamente, la creación de empresas es una de las principales manifestaciones de la iniciativa emprendedora.
 

  • Tipo de emprendimiento

En realidad, no es otra cosa que definir adecuadamente el tipo de emprendimiento que vamos a hacer: un emprendimiento social que no busca beneficio para sus accionistas, sino un beneficio social; emprendimiento cultural y deportivo, agentes visionarios que generan ingresos a través de una actividad cultural; iniciativa emprendedora en el campo científico; proyectos innovadores en organizaciones…
 

 

  • Cultura emprendedora

Las personas emprendedoras no son ajenas a la cultura de la sociedad en la que conviven, por lo que se espera que la motivación para emprender sea mayor si la actividad emprendedora está aceptada socialmente y la función emprendedora es valorada y admirada. Por el contrario, actitudes como el miedo al fracaso empresarial y la aversión al riesgo inhiben a potenciales emprendedores que desean crear su negocio.
 
Resulta muy interesante conocer algunas de las principales características de los emprendedores, en la que se han centrado muchos autores estudiosos de la cultura del emprendimiento:
 

  • Necesidad de logro, es decir, el deseo de alcanzar metas significativas.
  • Muchos emprendedores manifiestan desagrado ante la idea de trabajar para otros.
  • Control interno. Confiar en las habilidades para controlar las consecuencias de nuestras acciones.
  • Propensión al riesgo, diferenciándolo de la incertidumbre.
  • Autoconfianza, una cualidad relacionada con al autoeficacia.

 

  • Formación en emprendimiento

Autores como Gorman señalan que la formación en emprendimiento debe centrarse en analizar y desarrollar atributos emprendedores, más que a la realización de tareas: proporcionar experiencias concretas de aprendizaje, proveer contenidos dirigidos al estado de desarrollo de la empresa, integración funcional, motivación…
 

  • Financiación del emprendimiento

Uno de los principales límites que encuentran muchos emprendedores son los relativos a la financiación para poner en marcha un proyecto. En este caso, hay que prestar y ser muy cuidadosos a la hora de solicitar financiación externa a un banco, inversores u otras fuentes alternativas.
 
Estos son algunos aspectos que conviene conocer y estudiar antes de lanzarse a la aventura de emprender una actividad. Además de los riesgos, hay una serie de precauciones que podemos contemplar para garantizar que, por ejemplo, una época de inactividad, afecte a nuestro negocio. En este sentido, en MAPFRE Salud disponemos de una amplia gama de productos diseñados a las necesidades de cada usuario, como es el caso de Seguro de Indemnización. Un seguro que compensa los ingresos que se dejarían de ingresar por incapacidad temporal total durante el tiempo en el que no pudieras ejercer tu trabajo.

2018-07-02T22:12:56+02:0014 junio, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.