2 Min de lectura | El importe de la prestación contributiva se calcula a partir de las bases de cotización de los seis meses previos a la pérdida del empleo. De esta base reguladora, el desempleado cobrará el 70 por ciento los primeros seis meses de prestación y el 50 el tiempo restante.

Para realizar el cálculo del paro, primero deberemos saber qué tipo de desempleo nos afecta. No es igual una prestación contributiva común por despido, una situación de ERTE, un subsidio tras haber agotado la pensión o una ayuda extraordinaria.

Además, deberemos analizar el modelo de contrato que teníamos en el empleo anterior, entre otras cosas. A continuación, explicamos la forma de saber cuánto se cobra de paro y la modalidad de cálculo de la prestación de desempleo.

Prestación contributiva

Para calcular el importe de la prestación contributiva por desempleo, primero deberemos saber si tenemos derecho a la misma. Estos son los requisitos:

  • Contar con un mínimo de 360 días cotizados en los seis años anteriores a la pérdida del empleo.
  • Estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • Estar dado de alta como demandante de empleo.
  • No cobrar una pensión pública incompatible con el desempleo.
  • Tener menos de 66 años (edad actual de jubilación).
  • No estar dado de alta como trabajador por cuenta propia (autónomo).

Hombre con barba recogiendo en una caja sus pertenencias en una oficina

A continuación, deberemos tener a mano las seis últimas nóminas de trabajo y veremos la base de cotización. La prestación contributiva se fija en función de lo que haya cotizado el trabajador en los últimos 180 días previos a la pérdida del empleo. La base reguladora de la pensión por desempleo se fija haciendo una media de la base de cotización de esos seis meses.

El desempleado cobrará el 70 por ciento de la base reguladora durante los primeros 180 días, mientras que, a partir de entonces, cobrará el 50 por ciento. No obstante, el Estado fija algunos máximos y mínimos legales a percibir por los desempleados. Para 2021, los máximos son los siguientes:

  • Parado sin hijos: 1.098,09 euros mensuales.
  • Parados con un hijo: 1.254,86 euros mensuales.
  • Parados con dos o más hijos: 1.411,83 euros mensuales.

Los mínimos, por su parte:

  • Parado sin hijos: 501,98 euros.
  • Parado con uno o más hijos: 671,40 euros.

Ejemplo práctico

Imaginemos un trabajador que lleva seis años y medio en la empresa y pierde su empleo como consecuencia de una crisis de ingresos en la empresa que trabaja. No tiene hijos y siempre ha estado contratado de forma indefinida a tiempo completo. Su base de cotización son 1.500 euros, por lo que la prestación que le corresponde durante los seis primeros meses de desempleo será de 1.050 euros, cifra que se reducirá hasta los 750 euros durante los 18 meses restantes hasta agotar la prestación.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE