///¿Tengo que pagar impuestos por la indemnización si me despiden?

¿Tengo que pagar impuestos por la indemnización si me despiden?

3 minutos | Tras la reforma laboral, la indemnización por despido tributa en España siempre que el salario anual haya sido superior a los 20.000 euros. Hasta ahora tributaban aquéllos despidos que no llegaban a conciliación, pero tras la última reforma esto se ha […]

Tras la reforma laboral, la indemnización por despido tributa en España siempre que el salario anual haya sido superior a los 20.000 euros. Hasta ahora tributaban aquéllos despidos que no llegaban a conciliación, pero tras la última reforma esto se ha extendido a todos los despidos.

Las indemnizaciones por despido están, en media, en 27 euros por día, y dependiendo del salario y de la antigüedad podemos estar hablando de una media de 10.000 euros. Hasta hace pocos meses las indemnizaciones por desempleo estaban exentas, pero ahora existe un mínimo exento de 2.000 euros por año, y a partir de ahí se empiezan a pagar impuestos.

Es algo a tener en cuenta, también, si queremos aportar parte de esa indemnización, o toda, a nuestro plan de pensiones, pues debemos tener en cuenta los impuestos si se da el caso.
LO QUE DEBES SABER...

  • Las indemnizaciones por desempleo están exentas de impuestos si no alcanzan los 2.000 euros por año trabajado.
  • A mayor sueldo anual del trabajador antes del despido, menor porcentaje de exención sobre la indemnización tendrá.
  • En otros países se ve la indemnización por despido como un sueldo más, de ahí que se tribute y que en España se haya copiado el modelo para rentas altas.

A mayor sueldo anual, menos exención en la indemnización

Como comentamos, si el sueldo anual no pasa de 20.000 euros, la indemnización por despido está exenta del pago de impuestos, pero si subimos el sueldo anual, cada vez tenemos menos porcentaje de exención.

Esto significa que los trabajadores con rentas más altas contribuirán con más impuestos en el momento de cobrar esas indemnizaciones, por ejemplo:

  • Si cobramos 40.000 euros anuales y nuestra indemnización es de 3.666 euros por año trabajado, la exención de los 2.000 euros nos deja con 1.666 euros por año trabajado sobre los que vamos a pagar impuestos.
  • Si nuestro sueldo fue de 100.000 euros anuales, la indemnización correspondiente sería de 9.166 euros por año trabajado, así que quedarían exentos 2.000, y pagaríamos IRPF por los 7.166 euros restantes por año trabajado.

¿Por qué cobrar impuestos a la indemnización por despido?

La respuesta fácil sería que es la mejor forma de ingresar en las arcas del Estado por “cualquier cosa”. La respuesta concreta es más compleja. En otros países europeos los argumentos a favor de estas medidas son variopintos.

En Alemania se considera a la indemnización por despido como un salario. Es decir, se tiene en cuenta como “el último salario” del trabajador que es despedido, y por tanto, debe pagar impuestos y figurar en la Declaración de Renta.

En el Reino Unido las indemnizaciones están exentas, salvo que sean superiores a 30.000 libras, poco más de 37.000 euros, y por tanto en esos casos tributarán según el gravamen al que tributaba el sueldo del trabajador.

Como vemos, tiene cierto sentido el hecho de cobrar impuestos a las indemnizaciones por desempleo, siempre que estas tengan cierta entidad. Las indemnizaciones más bajas provienen de las rentas más bajas, y por tanto serían más sensibles al pago de IRPF por el coste por año trabajado. Hay que tener en cuenta que la indemnización por desempleo debería estar prevista como parte del coste de tener un empleado, y por tanto sí se podrían ver como el “último salario”.

2019-06-18T11:56:49+02:0019 agosto, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.