Tu tiempo: el factor más valioso de tu nómina

Publicado por

¿Cuánto vale lo que haces? Tu nómina tiene mucha más información de la que piensas y hoy nos centraremos en un elemento fundamental en ella: el “salario base” que suele determinar cuánto valen tus horas de trabajo.

 

Reloj despertador rodeado de montones de monedas

 

Cierra los ojos y visualiza tu nómina. ¿A que tiene mucho más que un simple número y a que no sueles fijarte detenidamente en cada elemento? Las nóminas recogen muchos factores que inciden en tu remuneración y en tus cotizaciones. En este artículo te contaremos qué es concretamente el llamado “salario base”, esa cantidad que suele aparecer como un importe fijo y mayoritario y que te permitirá calcular con cierta estabilidad cuánto dinero percibirás mes a mes.

 

Escalas similares según tu actividad

 

Lo primero que debes saber es que el Estatuto de los Trabajadores establece que el salario base es “la retribución fijada por unidad de tiempo o de obra” y que esta cantidad se suele fijar mediante contrataciones colectivas o individuales. Es decir, que en principio todos los que trabajen con funciones similares a las tuyas y en una jornada de duración similar, deberían percibir un salario base muy parecido.

 

A esta cantidad se suman los llamados “complementos”, es decir, las remuneraciones sujetas a objetivos, los bonos y otros tipos de beneficios variables ofrecidos por la empresa. Supongamos que, un día cualquiera, todas esas compensaciones dejan de existir. ¿Cuál sería tu sueldo? El que indica tu salario base, siempre que hayas dedicado a trabajar el tiempo acordado en tu contrato.

 

Horas Vs. Tareas completadas

 

Pero, ¿siempre se calcula exclusivamente en función del tiempo? No. En algunos tipos de contrato el salario base está sujeto a los resultados o frutos de una tarea específica, es lo que se conoce como remuneración “por unidad de tiempo”. En otros casos, como en los contratos por obras, la retribución se otorga en cuanto se concluye un proyecto en particular, con independencia del tiempo empleado en ello.

 

¿Hay una forma de calcular el “salario base” que sea mejor que otra?

 

No exactamente. Todo dependerá del tipo de trabajo que realices y de los procesos de la empresa que te contrata. Ya sea por tiempo o por obra, lo importante es que a la hora de negociar tu salario base estés al día del baremo existente para tu actividad y según el tipo de empresa en el que trabajas.

 

Recuerda que la actividad o las horas que emplearás en ejecutarla no son los únicos elementos a considerar cuando negocias tu salario. Tu experiencia, tus habilidades complementarias, la antigüedad en la empresa y tu potencial de crecimiento dentro de ella también juegan un papel muy importante a la hora de poner los números a tu favor. Igualmente, investigar cuánto se paga en empresas similares por un puesto como el tuyo, puede ser una buena manera de baremar tu negociación. Un truco de toda la vida que sigue dando resultado: no seas el primero en arriesgar una cifra pero, si te toca serlo, que sea ligeramente superior a lo que realmente esperas conseguir.

 

En el contexto económico actual, se prevé que durante 2017 el salario base se incremente debido a un descenso en la previsión de la inflación. Así que, si este año que acaba de empezar te sorprende con un aumento de sueldo, no pierdas la oportunidad de sentar las bases de tu futuro: consulta la gama de soluciones de ahorro e inversión de MAPFRE y empieza a construir hoy tus sueños de mañana.

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre