4 Min de lectura | En España hay pueblos que necesitan trabajadores, a cambio ofrecen vivienda y las ventajas de vivir en contacto directo con tus vecinos y con la naturaleza. No solo son espacios recónditos de la geografía española, la sierra norte de Madrid es un caso.

La sobrepoblación de las grandes ciudades en contraste con la despoblación de muchas zonas rurales de España hace que mientras la tasa de empleo y la vivienda es un problema grave en los núcleos urbanos, en los pueblos se necesita gente para trabajar.

Tanto las províncias de la llamada España vacía como zonas rurales remotas de comunidades con muchos habitantes en su conjunto deben hacer frente al reto que supone una demografía en caída, pues eso acaba provocando el cierre de servicios básicos como escuelas y dispensarios médicos y la desaparición de comercios muy importantes para comunidades sin apenas alternativas.
Por eso, algunas de ellas se han puesto manos a la obra con proyectos para establecer a nuevos habitantes con distintos tipos de incentivos, desde ofertas de trabajo a vivienda en condiciones favorables. Estos son algunos de ellos:

Sierra norte de Madrid: pueblos que necesitan trabajadores

    Hay un buen puñado de pueblos con menos de 100 habitantes en la zona de la serranía norte madrileña. Son pequeños pueblos que han ido perdiendo población,  mientras veían como los jóvenes emigraban y no volvían. La falta de mano de obra y de niños que representan el futuro para toda población es un grave problema en estos lugares.

    Sin embargo, Proyecto Arraigo trabaja para atraer a nuevas familias que quieran hacer el viaje inverso. Esta asociación agrupa a la gran mayoría de pueblos de la zona norte de Madrid que buscan impulsar su repoblación y que ofrecen alquileres más que asequibles, además de puestos de trabajo en diferentes situaciones y condiciones. Hay unanimidad en destacar que la tranquilidad, la cercanía en el trato humano y la simplicidad de la vida en una zona rural son los grandes atractivos. Y su trabajo de mediación consiste en atender la demanda de particulares que quieren buscar un nuevo hogar, trata de localizar un pueblo de acorde a sus necesidades y requieren apoyo e información para que puedan dar el paso con todas las garantías.

    En Madrid colaboran con el Proyecto Arraigo  las localidades de El Atazar, Puebla de la Sierra, La Hiruela, Robregordo, Madarcos, La Serna del Monte, Paredes de Buitrago, Serrada de la Fuente, Horcajuelo y Somosierra. Además, también abarcan pueblos de Soria y de Burgos. Para más información, lo ideal es visitar su página web.

    Pueblos de España en busca de trabajadores y habitantes

    Casas en calle de pueblo rural con una niña

    El centro de España no es el único que sufre despoblación. Desde hace unos años, han ido surgiendo por toda la Península diferentes propuestas de ayuntamientos que hacen una apuesta para que sus pueblos no desaparezcan o sus colegios no dejen de existir. El reclamo por lo general es el mismo: trabajo asegurado y vivienda a precios muy por debajo de la media española en alquileres y compras.

    Brihuega en Guadalajara

    En este bonito pueblo de la vega del Tajuña, conocido por sus campos de Lavanda y su castillo de la Peña Bermeja,  el ayuntamiento cuenta con con algunos edificios propiedad del ayuntamiento que está en disposición de ceder temporalmente para nuevos ciudadanos que cumplan una serie de requisitos (familias con hijos, emprendedores…).  También ofrece acceso a alquiler y compra de viviendas asequibles, tanto en la misma Brihuega como en pedanías cercanas.
    Es solo un ejemplo de los pueblos que se anuncian en el portal yorepueblo.com y que manifiestan su interés y la existencia de programas de desarrollo para conseguir que los jóvenes no se marchen y nuevos habitantes tengan estímulos para quedarse.

    Santiago del Campo en Cáceres

    En este pueblo se busca a alguien que quiera ocuparse de llevar el bar del pensionista, una oportunidad para instalarse en un el campo como las muchas que se recogen en el portal Volver al pueblo y que pone en contacto a gente que ofrece posibilidades ventajosas de comprar vivienda, negocios en funcionamiento o tierras a aquellos que busquen un proyecto para establecerse lejos de la ciudad.

    Portell de Morella en Castellón

    La iniciativa de ofrecer trabajo y vivienda ya lleva tiempo funcionando en Portell y no va mal, pues según sus datos, han logrado que más de 20 familias se interesen por su propuesta. Ha sido el propio Ayuntamiento el encargado de poner en marcha el programa que fijaba en 50 euros el precio por mes en el alquiler para las familias que se mudaran al pueblo.

    Miravete de la Sierra, en Teruel

    “El pueblo donde nunca pasa nada”, un emblema de la provincia de Teruel, pues en su día llegó a tener 2.500 habitantes y contar con una gran actividad que se refleja en su rico patrimonio, también hizo un llamamiento a los estresados ciudadanos de las grandes poblaciones para que fueran a disfrutar de la calma y sosiego de su pueblo. En este caso la iniciativa también se calificó de todo un éxito, recibiendo la atención de unas 700 personas.

    Emigrar de la ciudad al campo o volver a los pueblos es una cambio importante y profundo, pero el hecho es que, si la falta de trabajo y vivienda es acuciante, la propuesta gana enteros y atractivo. En España hay opciones para que puedas elegir pueblo en el caso de que quieras intentarlo.