///6 ejercicios de memoria para mayores de 60

6 ejercicios de memoria para mayores de 60

4 minutos | Existen diferentes tipos de ejercicios para mejorar la memoria de los mayores que mantendrán la plasticidad neuronal activa, reduciendo considerablemente las pérdidas cognitivas asociadas a la edad.

La falta de memoria es una de las quejas mayoritarias en el proceso de envejecimiento. Cerca del 40 por ciento de los mayores de sesenta años presenta problemas asociados con este tipo de procesos mentales.

Sin  embargo, hoy en día, la creencia de que el declive de la memoria forma parte de la edad es un gran error. A pesar de que los factores biológicos y hereditarios juegan un papel importante en cuanto a su aparición, las últimas investigaciones en neuropsicología han puesto de manifiesto que los casos de falta de memoria asociada al envejecimiento pueden reducirse considerablemente gracias al desarrollo y puesta en práctica de ciertos ejercicios que mejoran la capacidad cognitiva. Y es que si no se usan los recursos de nuestro cerebro, éstos se pierden poco a poco.

Como cualquier músculo del cuerpo, el cerebro necesita ejercitarse para estar en forma. Si no se hace, entra en un deterioro progresivo que reducirá su plasticidad y su funcionamiento irá en declive. Se trata de crear nuevas conexiones nerviosas y que éstas sean de calidad. Y es la actividad mental continuada la que favorece el desarrollo de esas conexiones.

La plasticidad neuronal es el modo en que nuestro sistema nervioso cambia a partir de su interacción con el entorno, lo que se traduce en que cada persona percibe el mundo y actúa de una forma diferente, dependiendo de su contexto y circunstancias vitales. Además, se mantiene constante a lo largo de la vida siempre que se ejercite.

Ejercicios de memoria para mayores

Para sacar el máximo partido a estos ejercicios mentales, es importante ser capaz de mantener una atención sostenida sobre una tarea determinada. Busca un momento al día en el que sepas que no vas a tener interrupciones y elimina las distracciones de tu entorno.

Además, para que surtan efecto, muchas de estas actividades deben realizarte todos los días incrementando poco a poco la dificultad, ya que la actividad mental es mejor cuando se le dedica tiempo y esfuerzo.

1.- Sopa de letras, sudokus y otros pasatiempos

Además de ser entretenidos, este tipo de pasatiempos previenen la desaparición de desarrollo cognitivo. Para completarlos, hay que emplear estrategias activas de memoria, razonamiento, atención y lógica, lo que contribuye al mantenimiento mental.

2.- Crea mapas mentalmente

Después de un paseo, una excursión o, simplemente, al volver de la compra, párate un momento y trata de diseñar en tu mente el mapa con los caminos que has tenido que seguir para llegar hasta casa. Repítelo siempre que visites un sitio nuevo. Con este ejercicio, no solo mejoras la memoria, también tu inteligencia espacial.

3.- Repasa tu día cada noche

Cada noche, antes de irte a dormir, enumera todas y cada una de las cosas que has hecho desde que te levantaste por la mañana hasta ese momento. Cuantos más detalles recuerdes, mejor. Cuando te resulte sencillo el ejercicio, dale la vuelta, y empieza citando todo lo que has hecho desde ese momento hasta la primera hora del día. Esta práctica tan fácil de llevar a cabo mejora tu memoria, tu concentración y tu poder de observación.

4.- Olor asociado a una acción

Las asociaciones mentales ayudan a crear conexiones neuronales de calidad. Por eso, relacionar un olor (o un color) con una determinada acción es un ejercicio muy interesante. Para ello, huele un aroma cada vez que realices una determinada tarea. Por ejemplo, cuando llames por teléfono, disfruta de una hierba aromática como la menta; cuando leas, enciende un incienso de sándalo; etc.

5.- Desarrollar el tacto

Aumentar la capacidad del sentido del tacto nos ayuda a activar ciertas áreas del cerebro y a mejorar la calidad de las conexiones sinápticas, algo muy beneficioso para mantener la juventud mental. Realiza ejercicios en los que solo entre el juego el tacto. Por ejemplo, llena un recipiente de monedas y, sin mirar, ve cogiendo una a una tratando de averiguar el valor de la misma con la única ayuda de tus dedos.

6.- Utiliza la otra mano

Si eres diestro, utiliza la izquierda para realizar algunas de tus tareas diarias (y viceversa si eres zurdo). De esta manera, estarás utilizando el lado opuesto del cerebro, lo que ayuda a expandir de forma rápida y sustancial ciertas partes de la corteza cerebral encargadas de procesar información, lo que se traduce en un incremento de la salud mental y la memoria.

Estos ejercicios te ayudarán a vivir tu etapa adulta con una mayor calidad de vida, como la tranquilidad que te brindan los Planes de Pensiones MAPFRE, que te permiten mantener el poder adquisitivo también en el momento de la jubilación, con modalidades que se adaptan a cada tipo de ahorrador.

2020-04-27T15:24:10+02:0029 marzo, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.