La atleta Merlene Ottey Los Juegos Olímpicos de Londres reúnen a los mejores deportistas del mundo. Y junto a Usain Bolt, Kenenisa Bekele y Michael Phelps participa el jinete japonés Hiroshi Hoketsu que, con 71 años, es el segundo deportista más mayor en la Historia de esta competición. Un ejemplo extremo de cómo la edad no supone un impedimento para luchar por subir al podio. Y no es la persona más longeva que participa en unas Olimpiadas.

El sueco Oscar Swahn es la persona de más edad que ha sido campeón olímpico: con 72 años, en 1920, ganó una medalla de plata en Amberes en tiro al ciervo móvil, que hoy no es un deporte olímpico. Oscar Swahn ganó tres medallas de oro, dos de ellas en los Juegos Olímpicos de Londres en 1908 con 60 años. Se clasificó para los Juegos de París en 1924, a la edad de 76 años, pero enfermó y renunció a participar.

El jinete austriaco Arthur von Pongracz también participó con 72 años en los Juegos de Berlín en 1936 en la modalidad de doma clásica. Y Louis Jules Henri, conde de Douet de Graville, compitió en 1900, en París, con 69 años. También en el deporte de la equitación, Lorna Johnstone es la mujer de más edad que ha ido a unos Juegos Olímpicos.
Fue en 1972 con 70 años. Está claro que la hípica se encuentra en la lista de deportes más apropiados para las personas mayores, a tenor de los numerosos jinetes longevos que han participado (y siguen haciéndolo hoy) en las Olimpiadas.

Atletas más longevos

Otros medallistas longevos son Galeno Carter Spencer, ganó el oro en tiro con arco en 1904 con 64 años y Jerry Miller en 1908, con 61 años, en la modalidad de rifle libre en 1.000 metros. La mujer medallista más longeva hasta ahora es Sibila «Queenie» Newall. Se alzó con el oro en 1908 a la edad de 53 años en tiro con arco.

El jinete Hiroshi Hoketsu centrará, sin duda, la atención de los medios. Es una realidad que los deportistas cada vez permanecen más años en activo. Pasar de los 30 en los deportes ya no significa retirarse. La nadadora estadounidense Janet Evans, de 40 años y madre de dos hijos, no se ha clasificado finalmente para Londres 2012 pero ha intentado regresar con duros entrenamientos, ambición y tesón.

A la nadadora Darra Torres tampoco la veremos en Londres pero sí estuvo en los de Pekín, con 41 años, y ganó una medalla de plata. Es la nadadora más longeva en la Historia de los Juegos. Tampoco irá a Londres la “Abuela del ciclismo”, la corredora francesa Jeannie Longo, ganadora de cuatro medallas olímpicas. La ciclista participó en 2008 en Pekín cumplidos los 49 años, y casi consigue el bronce en la prueba de contrarreloj. El pertiguista estadounidense Jeff Hartwig también se clasificó para Pekín con 40 años.

El caso más reciente de competir al máximo nivel a pesar de la edad lo tenemos en la atleta nacionalizada eslovena Merlene Ottey (nació en Jamaica): con 52 años, acaba de disputar sus terceros Campeonatos de Europa de atletismo, y se ha convertido en la atleta más longeva en esta competición.

El californiano John Whittemore está considerado como el atleta más longevo del mundo por participar con 104 años en las pruebas de jabalina y disco. El indio Fauja Singh se convirtió el año pasado, cuando tenía 100 años, en el corredor de maratón más viejo del mundo, aunque no figura en el Libro Guinness de los Récords porque no ha podido aportar su certificado de nacimiento a esta organización.

En la prueba, disputada en Toronto el 16 de octubre de 2011, quedó el último pero llegó a la meta en ocho horas. La mujer de más edad en terminar una maratón fue Gladys Burrill (EE.UU.) a la edad de 92 años en el maratón de Honolulu (Hawaii), el 12 de diciembre de 2010. Burrill completó la carrera en 9 horas y 53 minutos, según el registro del Libro Guinness de los Récords.

El deporte añade años a la vida. Es más, según algunos estudios, los deportistas viven más tiempo que la población en general, sobre todo los que han desarrollado una actividad aeróbica o una mixta aeróbica-anaeróbica.

El secreto para la longevidad de los deportistas se encuentra, según los expertos, en una mejor alimentación, preparación física y los avances en traumatología. El doctor asturiano Nicolás Terrados, especializado en Medicina Deportiva, resalta la importancia de las vitaminas C y E, los betacarotenos y la creatina.

Pero no sólo hay que tener en cuenta estas pautas para saber envejecer. Disponer de ciertas seguridades financieras y de tranquilidad económica permite disfrutar al máximo de la jubilación, sin estrecheces económicas y con todas las comodidades que se goaban antes.  Por eso la contratación de un Plan de Pensiones MAPFRE durante la etapa de actividad laboral puede marcar diferencias apreciables.

Revisado por MAPFRE