///Beneficios de vivir con tus hijos y su familia

Beneficios de vivir con tus hijos y su familia

3 minutos | Compartir hogar con tus hijos y su familia tiene beneficios para todos, y algunos de los problemas más habituales pueden evitarse con empatía, comunicación y respeto. No obstante, antes de tomar una decisión merece la pena sopesar pros y contras.

Si puedes elegir vivir o no con tus hijos y sus familias, es importante descubrir todo lo bueno de esta opción para ser justo en tu decisión y no cerrarte puertas y oportunidades que pueden ser muy ventajosas para todos los integrantes del núcleo familiar.

Ventajas de la convivencia entre abuelos, hijos y nietos

  • Ahorro económico

Vivir más personas en una sola casa significa más gastos, por ejemplo en suministros como el agua, pero aunque colabores con esos gastos para que tus hijos no tengan que asumirlos, gastarás menos que si tienes tu propia vivienda. Por otra parte, si tu tenías casa, puedes alquilarla o venderla y ganar ingresos extra para ti y el resto de la familia.

  • Compañía

La soledad no deseada es de los grandes males que acechan a las personas mayores y  sin embargo, viviendo con tu familia no tendrás que asumirlo o al menos, no de forma tan radical y continua.

  • Rutina

Formar parte de un hogar obliga a entrar en la rutina de la familia: horas de comidas, cenas, compras… lo cotidiano es muy beneficioso, según los expertos, para evitar depresiones, afecciones mentales y psicológicas. Si vives con tus hijos y además, tienes nietos es muy poco probable que te sientas mal cuando por ejemplo, dejes la rutina laboral y te jubiles. Si además cuentas con un Plan de Pensiones MAPFRE tendrás asegurada una mejora en tu bienestar económico, completando con tus ahorros tu paga y borrando una preocupación.

  • Actividad

El envejecimiento activo también es mucho más sencillo si se vive en familia que solo. No será necesario que traces tus propios planes –aunque es recomendable- siempre existirá la posibilidad de unirte a los de tus hijos o compartir con ellos su día a día y el de tus nietos.

  • Sociabilidad

Si te gusta la gente y sentirte parte de la sociedad, es más sencillo hacerlo en el seno de una familia que desde la soledad de la tercera edad. El apoyo de tu familia te ayudará a vencer miedos y despejar dudas, es fácil en familia seguir siendo sociable o empezar a serlo si antes, el trabajo o las obligaciones no te lo permitían.

  • Sentirse necesario y valorado

Dentro del núcleo familiar y siempre de acuerdo con tus posibilidades, es fácil encontrar un papel activo e irremplazable. Cuidar de los niños y facilitar la conciliación familiar es el más habitual hoy, pero hay otras opciones como ayudar con la compra, la cocina o las tareas domésticas, por ejemplo.

  • Actualidad y evolución

Convivir con gente más joven que tú te da la oportunidad de mantenerte al día en todo lo que se refiere a avances tecnológicos e innovación, pero también permite conocer mejor los problemas, los gustos… de otros colectivos sociales. Compartir techo con tus hijos y sus familias te permite ser más abierto, flexible y empático con la vida de los demás. Si vives solo o únicamente te relacionas con gente de la tercera edad, tu visión de la vida será más limitada.

  • Detalles prácticos

Ir al médico, acordarse de las revisiones, controlar la dieta… son pequeños retos diarios que en la vejez suelen ser cada vez más y muchas veces más costosos aunque, por ejemplo, las aplicaciones pueden ayudarte mucho en este sentido, tus hijos son una gran apoyo. Si por ejemplo tienes problemas de movilidad puntuales o crónicos, contar con la familia en casa es una gran ayuda tanto para hacer tu vida diaria más fácil como para salir a la calle o ir al médico.

Un par de peros

Las dificultades en la convivencia son habituales, pero es cierto que dependen de muchos factores personales y diferentes en cada familia. No obstante, es evidente que compartir casa con tus hijos y sus familias te restará libertad e independencia, quizás las dos grandes desventajas de compartir vivienda, no solo cuando eres mayor.

Es importante que aunque decidas vivir con tus hijos mantengas tus aficiones, te permitas viajar o pasar estancias más o menos prolongadas con amigos o grupos de tu edad. Por otra parte, comparte con la familia tus gustos y aficiones para sentirte parte ella, es fácil organizar una jornada de cine en familia o sacar entradas para ir al teatro con tus nietos.

2020-05-04T10:54:21+02:0019 octubre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.