El Banco de alimentos son sus voluntarios

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

El Banco de Alimentos trabaja a diario por erradicar el hambre, son en su mayoría jubilados los que prestan su servicio de forma voluntaria y logran que esta organización solidaria sume éxitos y siga adelante en su misión de captar y redistribuir alimentos a los más necesitados.

 

Hombres y mujeres en torno a un contendor con alimentos

 

Se celebra el Día del Voluntariado cada 5 de diciembre y es fácil que a los voluntarios del Banco de Alimentos les pille trabajando a pleno rendimiento. Las semanas anteriores a la Navidad organizan sus grandes y ya populares recogidas de alimentos que se saldan cada nueva edición con cifras récord de participación.

 

Desde el Banco de Alimentos no se sonrojan al destacar que su cuerpo de voluntarios está formado en su mayoría por jubilados y prejubilados que trabajan en la gestión de cada uno de los bancos de alimentos distribuidos por toda la geografía española, un total de 56 en la actualidad, al menos uno en cada provincia.

 

¿Qué misión tiene el Banco de Alimentos?

 

Como meta última es fácil deducir que los bancos de alimentos asociados aspiran a colaborar en la erradicación del hambre, sin embargo, la misión de estas organizaciones reunidas y federadas es concreta y directa, explicada en dos claras funciones actuales en la sociedad.

 

  • Captación de alimentos
  • Distribución de alimentos.

 

Los bancos de alimentos nacieron en Estados Unidos en 1967 de la necesidad de resolver un doble problema que ya era patente por entonces: resolver el hambre y combatir el desperdicio de alimentos. Recuerda que el Seguro de Hogar MAPFRE protege también el contenido de tu nevera, por lo que la pérdida de alimentos en tu casa, si el frigorífico falla de manera accidental, nunca te supondrá un gasto económico extra.

 

¿Cómo se organiza esta entidad?

    Los criterios profesionales presiden la forma de trabajo de todos los bancos de alimentos y de su Federación.

     

    Constan de una organización interna empresarial con áreas de gestión comercial, logística, comunicación… y la mayor parte de su equipo de gestión está formado por voluntarios no remunerados, jubilados y prejubilados, que aportan su tiempo, su entusiasmo y su experiencia profesional anterior, según explica el propio Banco.

     

    • La plantilla de voluntarios supera las 3.000 personas.
    • Colaboran de forma desinteresada, pero estable.
    • Aportan su experiencia laboral, conocimientos y relaciones anteriores con profesionalidad.
    • El entusiasmo y el compromiso mueven los recursos humanos de cada organización.

     

    La rentabilidad es un fin en el Banco de alimentos: “nos esforzamos por ser rentables, administrando los recursos que se nos confían con criterios de máxima eficacia”.

     

    ¿De dónde captan alimentos?

     

    Las recogidas de alimentos y operaciones kilo realizadas de forma periódica por los bancos de alimentos son probablemente la cara más conocida de estas organizaciones, pero desde la Federación de Bancos de Alimentos recuerdan que la mayoría de las donaciones de alimentos se consiguen a través del resto de vías que se gestionan y captan a diario.

     

    • Acuerdos con organismos públicos
    • Convenios con entidades privadas
    • Donaciones de alimentos de todo tipo de empresas, no solo relacionadas con la alimentación.
    • Aportaciones materiales y económicas de todas las instituciones interesadas en colaborar.

     

    Las colaboraciones con el Banco de Alimentos son siempre solidarias, lo que no significa, como destacan desde la entidad, que no existan importantes ventajas de las que disfrutan todos sus colaboradores empresariales.

     

    • Solidaridad y ética: colaboran en la lucha contra una de las grandes lacras del mundo, el hambre, incrementando el valor social del producto y de la empresa.
    • Economía: elimina costes directos del stock y los costes de transporte.
    • Fiscalidad: el valor de la donación es un gasto fiscalmente deducible, un 35 por ciento.
    • Sostenibilidad: los alimentos que las empresas no pueden comercializar y donan al banco de alimentos pasan de ser residuos a ser un producto solidario.
    • Ecología: las entidades colaboradoras que donan alimentos minimizan el impacto medioambiental de sus industrias, ya que una tonelada de alimentos destruidos produce 4,5 toneladas de CO2.

     

    Los voluntarios del Banco de Alimentos son su mayor riqueza, como reconocen desde la propia organización, e insisten en señalar en el trabajo diario y comprometido que realizan, siendo en su mayor parte personas que han decidido vivir su jubilación de forma activa y ayudando a los demás.

    El Banco de alimentos son sus voluntarios was last modified: diciembre 3rd, 2017 by CanalJubilación

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Conectar con Facebook

    Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre