///Mitos sobre la jubilación

Mitos sobre la jubilación

4 minutos | Muchos creen que, al terminar la vida laboral, se dan una serie de circunstancias en las vidas de las personas que van unidas intrínsecamente a esas edades. Sin embargo, en la mayoría de los casos no son más que estereotipos y mitos sobre la jubilación.

La etapa de la jubilación o del envejecimiento está llena de mitos y suposiciones que, en muchas ocasiones, no tiene nada que ver con la realidad. Existen multitud de estereotipos, prejuicios y conceptos erróneos que provocan sentimientos negativos hacia el envejecimiento. Vamos a ver algunos de estos mitos de la jubilación que tan extendidos están en la sociedad.

Mitos de la salud

Pérdida de memoria

Como otras situaciones que veremos más adelante, esta es una verdad a medias, porque si bien es cierto que se pierde memoria, no ocurre con carácter general. Cada persona tiene una cierta predisposición genética y las deficiencias o pérdidas de la memoria dependen de la naturaleza de cada persona, no tienen por qué ir ligadas, inexorablemente, a la edad.

La realidad es que muchos mayores tienen una excelente memoria que conservan hasta sus últimos días. Recuerdan sucesos, fechas, dichos, etc., con muchísima más facilidad que los más jóvenes.

Utilización excesiva de los servicios sanitarios

También se suele pensar que las personas jubiladas se exceden en la utilización de los servicios de atención primaria, las urgencias y los hospitales.

Si bien es cierto que ellas presentan en mayor porcentaje problemas médicos relacionados (sobre todo con el aparato locomotor, la hipertensión, los problemas de visión o de audición…), lo cierto es que -según las estadísticas- no por eso utilizan más los servicios sanitarios que el resto de los ciudadanos, lo que tal vez sea debido a que se encuentran mejor que en la etapa inmediatamente anterior.

Uso excesivo de medicamente

En cambio, sí es cierto que los ciudadanos de 65 a 75 años se medican más que las personas próximas a la jubilación (más de un 21 por ciento). Algo lógico, por otra parte, si se tiene en cuenta su mayor edad.

Sin embargo, esta tendencia al consumo de fármacos está más relacionada con su mayor conciencia preventiva, lo que lleva a consumir más medicamentos para evitar factores de riesgo como el colesterol, la hipertensión, los problemas prostáticos, etc.

La jubilación o el envejecimiento es sinónimo de depresión

La jubilación no aumenta la posibilidad de padecer depresión, sino que más bien parece procurar el efecto contrario.

La depresión y la ansiedad afectan a todas las edades. De hecho, el 18,5 por ciento de los españoles entre 55 y 75 años tiene síntomas depresivos. Ese porcentaje sube hasta el 27 entre los que están próximos a la jubilación (entre 55 y 65 años). Dejar de trabajar, pues, no sólo no favorece la depresión, sino que parece reducir sus síntomas.

Mitos del día a día

Pensamientos anticuados

Otro mito es creer que todas las personas mayores tienen pensamientos anticuados. Probablemente, lo que tienen es una mayor experiencia de la vida. Las situaciones que parecen nuevas, no lo son. Como decían los romanos nihil novum sub sole (no hay nada nuevo bajo el sol). Han vivido esas situaciones, las recuerdan y conocen las consecuencias de actuar de una manera u otra.

Por otra parte, cada persona mayor, lo mismo que otra de cualquier edad, tiene sus propias ideas ante la vida y no necesariamente todos piensan igual.

Falta de adaptación a la vida moderna

También se les achaca falta de adaptabilidad a los cambios, disminución de la creatividad, o conservadurismo. Sin embargo, estas son situaciones personales que, como en tantos otros aspectos, no están ligadas a una determinada edad.

Existen personas mayores que se adaptan perfectamente a los cambios, aunque a lo mejor lo tienen que hacer de una forma más pausada.

Respecto a la creatividad, muchos realizan pasatiempos o manualidades en los últimos años de su vida, y acuden con asiduidad a talleres para aprender diversas técnicas artesanas o artísticas, informática, o bailes, con lo cual ejercitan el cerebro y mantienen la destreza de cuando eran más jóvenes.

Son personas improductivas

También se les achaca que no hacen nada, excepto estar sentadas todo el día quejándose de sus problemas de salud. No obstante, no todo hay que medirlo en términos de trabajo. La ayuda que prestan muchas personas mayores (cuidado de niños, encargos, compras, etc.) es inestimable y saca del apuro a muchas familias.

Aparte de eso, muchas personas mayores se mantienen laboralmente activas más allá de los 65 años.

Mitos de ahorros

Economía pobre

Otro mito muy extendido es el de la imposibilidad de mantener económicamente un estilo de vida igual al de la etapa activa. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que no todas las etapas de la vida tienen las mismas exigencias. Ya no hay hipotecas, ni facturas de colegios, ni hay necesidad de renovar continuamente el vestuario.

Si además se ha sido previsor y se ha contratado un plan de ahorro para la jubilación, se contará con algunos ahorros con los que complementar la pensión de la seguridad social, lo cual proporcionará la posibilidad de afrontar una vejez más tranquila y feliz.

2020-05-18T01:06:28+02:009 mayo, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.